Sunday, October 25, 2015

¿SOMOS + o SOMOS -?

Hay una pretensión más peligrosa que la arrogancia en el poder y es la de creernos, con auténtica pasión, las mentiras que nosotros mismos nos inventamos, recreamos y decimos. Y así, por pura convergencia de segunda ocasión, nos transformamos en tragicomedia, pequeñísima figura de barro a escala milimétrica de la otra, que imita y secunda, a propósito o sin tenerlo, pero sin poder contener el impacto de la original, ya suficientemente desgraciada para todos, demasiado amplificada en una historia de mesianismo, personalización y culto en los medios, y en la sicología social del cubano.
No sé si ha sido eso, precisamente, la consecuencia de no la «enseñanza» pero sí el adoctrinamiento del maestro de todos los mesianismos, Fidel Castro. De repente, nos hemos reconvertidos todos en EL mismo.
¡Y entonces llegó el YouTube, y las redes, el internet WIFI y los videítos!
Y comenzó el «chanchullo». He visto el video de «nuestro hombre en... Cuba», Eliecer Ávila. Ya me he leído en otra parte esta novela, escrita por Graham Greene, excelente escritor, gran saboreador de nuestras realidades naturales para la fantasía política del extremismo latino.
"En esos países [de América Latina] la política rara vez significa una mera alternativa de partidos políticos rivales, sino que siempre ha sido una cuestión de vida o muerte"
Nos conocía muy bien el gran escritor, pero nunca avizoró que nuestras fantasías políticas de extremismo nos llegara a llevar a la alucinación, pero era una tierra fértil y tuvimos que esperar a que llegara Fidel Castro para enseñárnosla. Después, solo bastó esperar por sus discípulos de cátedra moderna, Eliecer entre ellos.
Vale aclarar que solo «sobreviví» unos minutos viendo, oyendo y sufriendo el discursito neo castrista de Ávila. Unos minutos interminables, estoicamente oyendo esa retórica demasiado conocida, esas palabras demasiado abusadas, esos gestos que me hacen saltar años al pasado, en la historia de algún otro que hoy desaparece, se desvanece en la edad de Cuba, se olvida para bien de la república, o también para su mal. Lo más importante en historia es nunca olvidar, jamás. Pero se hace difícil interpretar las tragedias de la historia de frente a las tragicomedias de sus discípulos, en segundas partes.
Y este discípulo recorre tierras ya devastadas por su mentor. Descalifica a todo el que puede hacerle sombra, no participa en los eventos pero pretende insertarse en el devenir cotidiano del país, se inserta en las circunstancias y hace esta disensión de manera virtual, de pantallita cibernética. No, hablo de Eliecer Ávila, y no de Fidel Castro.
No SOMOS +, de hecho SOMOS -.
No se puede comenzar una trayectoria restando pretendiendo sumar. Los movimientos políticos contra cualquier dictadura se han construido consensuando posiciones, sumando agrupaciones, acercando los proyectos y las opiniones de cada uno de los sectores de la sociedad a lo que todos tienen de común: derrocar la dictadura.
Pero en Cuba tenemos la práctica del petimetre político que nos enseñó el maestro de todas las divisiones, si no me eres útil pues te construyo un expediente de peligrosidad, o te aparto por alguna debilidad o te descalifico por cualquier sectarismo, corrupción o invención de las circunstancias.
Y lo han aprendido todos... de EL.
¿No es verdaderamente algo patético y doloroso?
Leo y releo las pretendidas «bases» de la «Convención Anual del Movimiento Político SOMOS +» y no me dejo de preguntar, ¿es esto una broma?
"Cientos de personas que nunca se habían vinculado a temas políticos han brindado voluntariamente su apoyo a nuestro proyecto que cada vez más se perfila como una opción seria y competitiva de cara a las posibles elecciones del 2018."
¿Dónde están estos «Cientos»? ¿Qué hacen? ¿Por cuáles ciudades marchan y crean sus agrupaciones opositoras? ¿Quiénes son? ¿Por qué nunca tenemos noticias del muy conocido accionar de la policía política con cuanto «movimiento político» con estos «Cientos»? ¿Se manifiestan en sus casas, frente a sus laptops, computadoras e iPads modernos? ¿Son invisibles para el gobierno, ERGO, también para Cuba?
"Si bien es cierto, que desde su fundación el movimiento ha mantenido una estricta línea ética, apegado a la verdad y la transparencia, también estamos convencidos de que los nuevos tiempos impondrán retos más difíciles, que exigirán de nosotros la máxima consagración y preparación."
¿A quién estoy oyendo? ¿No se les parece a la lectura del informe de cualquier congreso gris de ese partido comunista que todos conocemos? ¿Y a cuál de sus convocatorias? ¿A la poscastrista sin Castro con EL?
«Transparencia», ¿cuál? ¿Dónde está que no la vemos? ¿También transparente? ¿O son las descalificaciones su «transparencia»?
«Convencidos de que los nuevos tiempos impondrán retos mas difíciles», ¿es que por fin saldrán a las calles a manifestarse como las «Damas de Blanco». ¿A qué Iglesia, parque, en qué ciudad o ciudades?
"Somos+ anuncia la celebración de su primera Convención Anual que tendrá lugar en dos partes: una exterior y una nacional."
Ah, «el exterior», ¿por qué siempre estaremos en presencia, y con la duda, de este sustantivo tan sospechoso?
Anuncia «chinchín», viajecito esotérico, palabritas amables, un poquito más de autobombo y medios, regreso a casita con algunos kilos de más y una frescura enlechugada que muchos conocemos.
"La clausura estará a cargo del Presidente del Movimiento Ing. Eliécer Ávila Cicilia. Como novedad la jornada será transmitida vía Streaming en tiempo real y podrá ser vista y descargada desde la Isla a través de las redes Wifi instaladas recientemente en todas las provincias."
Ah, Mrs. Wifi. Ya me lo imaginaba. Ya sueño ver esos parques de nuestras provincias llenos y el estudio de Kcho, ¡nada menos!, inundados de cubanos, todos doblados sobre sus iPhones, iPads, y teléfonos inteligentes de todo tipo, "streaming" a nuestro próximo líder «in the making», Eliecer Ávila.
Puede que nos de risa estas cuchufletas avilianas, a mi me da verdadera lástima a lo que hemos sucumbido, a las profundidades de nuestro escarnio. Una de las sociedades más refinadas en el continente, la meca de la televisión, quien enseñó a crear en los medios audiovisuales a media América, la tierra de escritores ilustres, grandes poetas, intelectuales de proyección mundial como hasta Cortázar tuvo que reclamar para enemigos de su credo político, ¿convertidos en esto?
¡No «SOMOS +», SOMOS –!
No «SOMOS +» si, lejos de participar y compartir, conjuramos con las descalificaciones y los chanchullos. SOMOS –
No «SOMOS +» si, en vez de apoyar a los que salen a las calles, los calificamos de corruptos por cualquier motivo, incluido el prurito propio. SOMOS –
No «SOMOS +» si, a semejanza de la política de desconfianza conque los órganos de seguridad de la dictadura tratan de dividir y pulverizar cualquier convergencia de grupos y opositores, condenamos a los otros para intentar ganar alguna mediatizada publicidad mediocre, ¡y en el extranjero nada menos!, protagonismo de opereta. Es el típico Marketing del Desprestigio, técnica privilegiada por 56 años en los medios oficiales de la dictadura. SOMOS –
No «SOMOS +» si, a semejanza de guiones pasados, se pretende erigir nuevas figuras sobre aquellos mismos guiones. Líderes de barro sobre cimientos engañosos. SOMOS –
Y eso es lo que logra «SOMOS +», una operación matemática de resta sobre las variables sociales que pretenden destruir una dictadura que ha estado igualando la sociedad al valor infinitesimal de su división.
SOMOS –
Y así se me antoja que los cubanos estamos, como dice Bukowski, atrapados en el destino singular de no encontrar jamás al otro, de no querer buscar ese encuentro:
No hay ninguna
posibilidad:
estamos todos atrapados
por un destino
singular.
Nadie encuentra jamás
al otro.

2 comments:

Simon-Jose said...

Un fuerte abrazo cubanísimo.
Te lo mereces hoy y siempre.

Simón José.

Juan Martin Lorenzo said...

Un saludo, Simon, y gracias por poner el link sobre el sr Trudeau en «Los Gatos». De ese tema me queda algo en el tintero, quizas escriba algo mas esta semana.

Un fuerte abrazo,

Juan Martin