Tuesday, July 7, 2015

Turismo «humanitario»

En un mundo donde el eufemismo lava la cara a cualquier político, donde el oportunismo se viste de «humanidad» y donde hasta un cura mediocre e hipócrita lanza una encíclica «ecologista» para salvar «nuestro hogar común», mientras gasta dos mil millones de dólares para encubrir los más de cien mil casos de abusos sexuales dentro de la iglesia católica, que un crucero turístico del gigante del sector, «Carvival Corporation», encubra su trasiego de visitantes de pantalones cortos, disfrutadores de arenas blancas y fumadores de tabaco negro, no es nada que nos debería escandalizar demasiado.
Estados Unidos acaba de conceder la primera licencia a una compañía norteamericana para que opere cruceros hacia Cuba. Y así veremos, muy pronto, al «Adonia» atracar en los muelles de La Habana, o en cualquier otra costa turística de Cuba, para descargar sus visitantes «humanitarios» en busca de la socialista cultura cubana: pingueros, jineteras y cacharros americanos de la década del 50 para la tropicalísima foto.
La compañía decidió «cubrirse las espaldas» para no violar los actuales presupuestos vigentes en los Estados Unidos sobre las visitas turísticas a Cuba. Al parecer, solo necesitaba ponerle el adjetivo de «humanitario», «cultural» y «académico». Pero lo real es que le permitirá posicionarse de forma estratégica en la isla antes de que suceda lo que quieren que suceda: que se levanten las últimas sanciones contra el régimen castrista.
No se sonrojan en decirlo, ni tampoco lo encubren demasiado. Un grupo que aboga por el castrismo pos-Fidel Castro, «Engage Cuba», no perdió su tiempo en reaccionar de inmediato y pedirle al Congreso norteamericano que «trabaje de inmediato», «que haga su trabajo», es decir, que empaquen sus maletas y salgan a celebrar sus sesiones en el Capitolio Cubano, ¿no es así, James Williams?
Lo que se le olvidó decir a este Williams, que no tiene nada que ver con el talentoso escritor Tennesse, es que en esa «labor humanitaria» se le adelantaron los canadienses en 25 años sin que Cuba se «engage» en ninguna fórmula democrática, ni se logre ningún avance en derechos humanos y políticos. Pero, ¡qué le vamos a hacer los cubanos!, volveremos a ser neo colonizados, esta vez con la bendición de la Iglesia Católica, del Papa Francisco y del propio segundo hermanazo del que echó a todos, incluidos los mismos americanos que hoy regresan «contentos», con esa sonrisa «aconejada», «Made in Williams», de la mano de Barack Obama, con eufemismos y «humanidades», aperturas paleolíticas que no cambian nada, aunque algunos ministros de turismo europeo aplaudan a rabiar a los mismos hermanos, los de siempre.
Da vergüenza saber en qué mundo vivimos, a qué futuro nos acercamos, con qué «inteligencias» blanqueadas lidiamos.
La noticia servirá para empujar y hacer presión en el Congreso, donde ya se cuenta con republicanos y demócratas que abogan por darse su chapuzón en Varadero, entre ellos el senador republicano Jeff Flake, coautor de una propuesta de ley para liberar esos viajes.
La «humanitaria» labor de estos torpedos castristas servirá para que cada domingo se siga maltratando a la minúscula sociedad civil cubana, para que las tropas de choque del totalitarismo «humanitario» le sigan fracturándole las narices a los pocos que se atreven a decir dos palabras contra el régimen y los hijos de la aristocracia socialista puedan disfrutar, tranquilos, de las aguas del Egeo en Grecia o de los hoteles de lujo en Turquía.
El mensaje es claro, la humanidad de la que se habla es la de los poderosos del régimen, no de la del resto de Cuba.
¡Clarísimo!
Foto: La foto que encabeza el post es del «Adonia», el primer crucero norteamericano que viajará a Cuba

0 comments: