Tuesday, June 2, 2015

Stephen Ross y su viaje al pasado

Luego del regreso de su viaje a Cuba, el inversor neoyorquino, multimillonario en Bienes Raíces, Stephen Ross, ha resumido en muy pocas palabras cuál fue el espíritu de «negocios» y qué encontró en ese pais. Sus palabras son, en mi opinión, lapidarias de el estado de «los cambios raulistas».
“Usted oye mucho acerca de Cuba, acerca de cuántas oportunidades podría encontrar allí. Yo no encontré muchas. Fue como volver atrás en el tiempo.”
Las conclusiones de Ross sobre esos cambios son también un reflejo de lo que un verdadero hombre de negocios puede encontrar en la nomenklatura cubana del raulismo de estado, del que tanto se especula en la prensa liberal del continente, y especialmente de la ciudad de Nueva York, de donde mismo es el inversor.
Dice Ross:
“Usted necesita un gobierno que realmente desee cambios, que realmente quiera negocios, y que realmente quiera crecer, y usted no encuentra por ninguna parte ese sentimiento [en Cuba]”
Y agrega con mucha ironía:
“Cuando los que ganan más son los artistas ya eso dice mucho de cuál es [el estado de] la economía y cuáles son las oportunidades allí… Ud. habla con el pueblo, y el pueblo sí quiere cambios, los jóvenes sí quieren cambios. Están hartos y se preguntan para qué ir a la universidad, para qué hacer cosas si cuando terminas no hay trabajo ni lugar donde ir, y no  se puede ganar ningún dinero, y lo mejor que puedes hacer es manejar un taxi. Te da eso una idea de la verdadera situación.”
En un aparte, entre las preguntas y las intervenciones se le oye decir que quizás para ir de turista, pero no para invertir ni hacer negocios. Y también agrega, con bastante ironía, la presencia de autos viejos [los almendrones] como «atractivo» turístico.
Pienso no es necesario decir mucho más. Para los que conozcan inglés le incluyo el video original. Óiganlo hasta el final porque allí, agazapado en los últimos segundos, se esconde unas muy importantes pero cortas frases, en la voz de uno de los que estaban presentes en la entrevista:
“Existe [en Cuba] un experimento humano en socialismo. Allí todo es 50 años viejo, y nada ha pasado en esos 50 años.”
Para agregar, ya al final, lo que es – en mi opinión – la conclusión más importante que Stephen Ross logró cosechar en La Habana.
“Si existiera un estado de derecho, como aquí [en los Estados Unidos] ¿no comprarías toda la costa de Cuba?”. Así se dirige el interlocutor a Ross, a lo que él responde afirmativamente hablando de La Habana. Y agrega, entonces, el encuestador:
“Lo que te detiene es que [lo que hay en Cuba] es un gobierno comunista. Y Ud. no está protegido allí y no existe seguridad para tu inversión.”

Disfruten el video:

0 comments: