Saturday, April 4, 2015

Oprah y la Geopolítica ProCastrista de Obama

Acaba de aterrizar en Cuba la revista Oprah a través de una muy conveniente “sesión de moda”, fotográfica, con la actriz cubano-americana Rosario Dawson.
No tengo dudas de que todos los cubanos tenemos el derecho de viajar a nuestro país, volver a nuestras raíces, conocer qué ha sucedido durante el tiempo en que no hemos estado, respirar el aire cálido de La Habana, o cualquier lugar. Por supuesto, pagando el precio oneroso para la entrada: el silencio culpable.
Volver no tiene que ser necesariamente una cuestión de política de estado. Usualmente no lo es, al menos para el ciudadano común. El caso se complica, sin embargo, cuando lo hacemos como vehículo cómodo para lanzar una plataforma política bajo la piel subterránea de una revista de moda, de un programa de entretenimiento, de una sesión de fotografías “de arte”, pero que recrea la topografía criollista del próximo punto de aterrizaje del turista norteamericano, o de la geopolítica americana del momento.
Oprah, al parecer, no escapa al “paisaje insular”. Por supuesto, es una forma sutil de apoyar la política de Obama. No lo declara, no lanza una campaña política de apoyo, envía a su revista con una neo-cubana de entorno para explorar el terreno del próximo aterrizaje.
¿Respondiendo a una llamada privada de la primera dama o del mismo Obama?
Quizás.
No sería una primera vez.
La periodista ganadora del Emmy, Amber Lyon ha denunciado que CNN recibió enormes cantidades de dólares por parte del régimen de Bahrain para que la famosa cadena de noticias norteamericana ofreciera un enfoque “más benévolo” del régimen.
En su documental “iRevolution” Amber Lyon había reportado las atrocidades en Bahrain, incluso había sufrido una detención y arriesgado su integridad. Este documental costó más de 100 mil dólares, una cantidad elevada en comparación con la mayoría de los reportajes periodísticos. Sin embargo, y pese a eso, no salió al aire. Habiendo visto en carne propia lo que ocurría en este país del Medio Oriente, Lyon claramente notó que la cobertura que transmitía cotidianamente CNN era completamente falsa.
La periodista renuncio a CNN y cree, firmemente, que países como Bahrain pagan millones de dólares para mostrar un contenido que es supuestamente objetivo y que no tiene una agenda política. Esto es algo que ocurre comúnmente: infomerciales para dictadores. Pero también para promover los nuevos movimientos en la estrategia geopolítica de Estados Unidos.
Enclavado en esta última variante yo pienso que la señora Oprah Winfrey, amiga íntima de la pareja real norteamericana, ¡perdón!, quise decir presidencial, intenta hacer esto último: promover geopolítica obamista.
Y así se inserta Dawson, un cómodo instrumento criollo en las manos de la amiga de los Obama.
Un nuevo intento, pero no el último.
¡Patético!

0 comments: