Tuesday, October 28, 2014

La narrativa del engaño

La BBC tiene en su web site una página que titula “Las reglas del juego”, donde establece las premisas bajo las cuales esa agencia, sus periodistas y reporteros, trabajan. Una de esas reglas dice:
Imparcialidad: Reflejar hechos e ideas de forma equilibrada e imparcial.”
Pero, ¿realmente lo hace la BBC?
Veámoslo con un despacho que la agencia británica recoge desde Washington sobre la votación en la Asamblea General de la ONU sobre el embargo de Estados Unidos a Cuba. Se titula “Qué debe pasar para que EE.UU. levante el embargo a Cuba”.
Lo primero que llama la atención, lo más notable, es que entre los "actores cubanos" del embargo no aparece ni el pueblo de Cuba, ningún representante de la oposición, y la gran extensión del artículo se inclina a hablar de lo que debe hacer Estados Unidos, pero nada sobre lo que debe hacer Cuba (su gobierno, que no es lo mismo).
¿Equilibro, BBC?
Segundo hecho notable, cuáles son los “actores cubanos” y “peritos” a los que acude el despacho de la BBC. Sólo uno, y de muy cuestionable prosapia: Arturo López-Levy. Los otros dos que menciona la agencia son Marco Rubio y Bob Menéndez, a los que no le da la palabra, ni los cita ni le da el “equilibrio” que reclama esa agencia de prensa.
¿Imparcialidad, BBC?
Pero quedémonos un minuto con el señor López-Levy. Dice este personaje en el despacho de marras:
Toda la política hacia Cuba está basada en una narrativa de enemistad.”
Es decir, la narrativa, según el ‘analista’ de la BBC, es de enemistad de Estados Unidos hacia Cuba, pero no al revés. Cuba ha vivido un “romance” de 56 años con los Estados Unidos. ¿No es así, López-Levy?
¿Estará escribiendo George Orwell para la agencia británica? ¿Alguien ha averiguado si aún el gran escritor sigue nano-vivo gracias a los grandes adelantos de la ciencia cubana, según el "analista” López-Levy?
Es curioso como las agencias de prensa, que tienen corresponsales en La Habana, cumplen con sagrado escrúpulo sus “reglas de juego” en cuanto a reportes sobre la realidad cubana se refiere. Cada lechuga de estas agencias, entre ellas la BBC, cuando reportan las represiones – en los escasos momentos en que lo hacen – se apresuran a incorporar “el equilibrio” oficioso. Llámese: acudir al vocero oficial que desbarra sobre la oposición y disidencia que cita la agencia.
Sin embargo, milagro de los ‘equilibrios’ periodísticos, los despachos de la agencia desde Washington o New York no incorporan las palabras de su contraparte, ningunean la oposición cubana, totalmente la ignoran, conociendo incluso que una abrumadora mayoría de esa oposición es pro-embargo, y en su lugar se apresuran a enlistar todos los factores contra-embargo en la taza de té reporteril. Por supuesto, no podían faltar los conocidos editoriales del “The New York Times”.
¿Equilibrio e imparcialidad, BBC?
Mas allá de que deberían revisar con más frecuencia sus “reglas de juego”, yo me aventuraría a sugerirle a la agencia británica que escarbe un poquito más en el historial de los analistas a los cuales acude, especialmente en este último reporte. Podría encontrar, por ejemplo, que en vez de estar reclamando para los Estados Unidos “la narrativa de la enemistad”, el perito narrador podría reclamar muy bien para sí mismo “la narrativa del engaño”.
El señor López-Levy es como esas orugas pardas que pueblan las plantas nocturnas arrastrando sus patitas furtivas sobre las hojas, mascándolas lentamente con su aparato salival, hasta transformarse de aquella oruga ablativa en esa mariposa multicolor, engañosa, atractiva con colores y palabras dulces, murmuradora de conceptos y definiciones ambiguas.
Un agente de influencia sembrado por la dictadura de Cuba, desde hace mucho tiempo, entre los oídos apetitosos de demócratas de dictaduras.
Este lepidóptero de democracias es el ejemplar perfecto para demostrar cómo el régimen de Cuba cultiva sus agentes en las instituciones académicas de las democracias occidentales, y especialmente de los Estados Unidos, para después ser la voz, el ‘analista’, el perito sobre los ‘asuntos cubanos’ a los que acuden las agencias… como la BBC.
Nacido López-Callejas. Sí, de la misma estirpe que del dueño de los caballitos cubanos de GAESA: su pariente cercano, Luis Alberto Rodríguez López-Callejas. Graduado del ISRI (Instituto Superior de Relaciones Internacionales, adscrito al Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y cantera de los Servicios de Inteligencia de la Seguridad del Estado). Emigrado hacia Israel, después de algunos imprescindibles cambios en algún apéndice y de encontrar, ¡casualidad divina!, un bisabuelo con algún oscuro pasado judío, y un muy buen y conveniente apellido “Levy”. Un salto muy imprescindible, y deseado, hacia Denver. Estudios en la Universidad de Carleton en Ottawa. Continuos viajes a Cuba. Coincidencias de argumentos y enfoques con la politología “poscastrista con Castro”, que hoy se instala en la isla a raíz de las “reformas” del hemanistro del hermanastro. Publicaciones en “Espacios Laicales” de oposición leal. Contactos con la jerarquía católica que fraguó con el gobierno la desbandada de la oposición hacia España.
Emigrado castrista de pura cepa.
No es el único, ni será el último. Es este narrador pícaro, oruga venenosa castrista devenido ‘mariposa’ intelectual el que la muy “imparcial”, y “equilibrada”, BBC ha escogido como el ‘analista’ incuestionable, necesario y oficioso para recordar la “narrativa de enemistad” de los Estados Unidos hacia Cuba, cuando del embargo se trata.
¿Usted cree que es pura coincidencia?
Yo, personalmente, creo que las coincidencias, las casualidades y los accidentes informativos hace mucho tiempo se fueron de Cuba: en balsas, en aviones secuestrados, en lanchas rápidas y escalas en Canadá y Europa.
Y al parecer, también, haciendo alguna urgente operación anatómica en el apéndice masculino de ciertos personajes oficiosos para reclamar imprescindibles raíces judías en Israel.
Hasta a la anatomía comprometen en su afán de oportunismo ciertas especies humanas.

2 comments:

Manuel Castro Rodríguez said...

Excelente. Compruébese la complicidad del The New York Times
http://profesorcastro.jimdo.com/medios-c%C3%B3mplices-del-castrismo/

Simon-Jose said...

Lamentablemente no he encontrado como escribir comentarios en BBC.
Con frecuencia visito ese sitio pero siempre con suspicacia porque sé que "son tuertos del ojo derecho".

En este link:

http://www.diariolasamericas.com/4847_cuba/2755028_castro-cuba-cooperara-con-eeuu-a-combatir-el-ebola.html

Ahi Castro dice muy clarito que "nada de Paz con Estados Unidos".

"Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años....."

Un abrazo,
Simón José.