Sunday, February 16, 2014

La Gran Mascarada de Mariela Castro

No, no es el último libro de la ¿sexóloga? ¿experta en derechos LGBT? ¿próxima candidata a algún premio inventado por una organización recién inaugurada? ¿diputada a una Asamblea que nunca fue muy Popular ni muy Nacional? ¿futuro político?
Tampoco se trata del gran libro de Jean-François Revel, pero de eso también se trata.
Si de clonación política habláramos, y existiera, este personaje como muchos otros en Cuba fuera el primer espécimen logrado por los laboratorios biotecnológicos del gobierno de La Habana. De lo que se trata es de un reporte de ¿prensa? de la Agencia de Propaganda cubana “Prensa Latina”, que nos narra los avatares de este clon castrista en un Foro de Naciones Unidas sobre Población y Desarrollo.
Si algo debiéramos conocer todos, y especialmente los miembros de los organismos internacionales de Naciones Unidas, es que si se va a hablar de “Población y Desarrollo” no es precisamente un representante clonado del gobierno de Cuba la mejor elección. ¿Nos tendremos que imponer la tarea de enviarle al Foro y al Grupo de Trabajo de “Alto Nivel” para esa conferencia de marras algunas fotos del “desarrollo humano” poblacional en Cuba?
Pero lo primero que salta en el reporte de “prensa” Latina es esa primera oración que dice “La diputada y sexóloga…”. Habría que preguntarle a esa agencia ¿quién eligió a la Sra. Castro? ¿Quién y en nombre de qué electores eligieron libremente para la Asamblea Nacional a esta hija de dictador? Porque de lo que se trata aquí es que está ahí, en esa asamblea y en el CENESEX, no por su talento, sino en virtud de su apellido y de eso nadie tiene dudas. Pero salvemos este simple detalle, ya estamos acostumbrados a estas clonaciones socialistas en altos cargos o en puestos de carisma.
Dice Mariela Castro en su “entrevista”, y cito:
“Necesitamos que los nuevos objetivos de desarrollo sostenible no queden en simple discurso, hace falta compromiso para superar los obstáculos y desafíos en materia de inclusión, igualdad y justicia”
Me pregunto, y le pregunto a ella: ¿no se han quedado en mero discurso del gobierno de Cuba esos compromisos? ¿Ha ratificado Cuba sus compromisos contraídos con la ONU acerca de los Derechos Humanos que el propio Ban Ki-Moon le recordó ratificar – según él – a Raul Castro, su padre, en su reciente visita?
¿Cómo un representante de una dictadura, porque de esto es de lo que se trata, el CENESEX y la Sra. Castro Espín son una institución y una ejecutiva de una institución de una monarquía totalitaria de estado, puede hablar de “inclusión, igualdad y justicia”?
¿Se han terminado en Cuba los actos de repudio, ese engendro Nazi-Castrista contra opositores? ¿No hace unos días asaltaron una vivienda en Placetas de un opositor prominente y bien conocido por las organizaciones internacionales, Antunez?
Y no una vez, dos.
¿Es esa la “inclusión, igualdad y justicia” de la que habla la Sra. Castro Espín?
Pero más adelante es cuando nos llega el pleonasmo. Dice Mariela Castro Espín:
"…poderosas e impactantes estadísticas hablan por sí solas de la urgencia de mostrar responsabilidad y tomar decisiones en función de los derechos humanos de las personas"
Sra Castro Espin, los Derechos Humanos son de las PERSONAS, ¿o es que acostumbrada a hablar en nombre de un gobierno se le olvidó los términos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU?
¿Un lapsus mentis, memoriae o linguae?
La olvidadiza, o trapecista ideológica representante del gobierno de Cuba nos viene a hablar de los derechos universales al empleo, a las desigualdades sociales, de la exclusión de miles de personas, mujeres y niños… ¿y Cuba qué?
No es precisamente un modelo a seguir. Pocas semanas atrás hubo una protesta en Holguín precisamente por las políticas del gobierno de su padre con respecto al empleo por cuenta propia, esas “reformas” de la que la prensa occidental no se cansan de cacarear. ¿No se lo informó la agencia de la entrevista en cuestión?
Otra pregunta a la “sexóloga”. ¿No sale de su cubículo refrigerado la Sra. Castro Espín y se da vuelta por “La Timba”, “El Romerillo”, “El Palenque” y tantos otros barrios marginales en La Habana? ¿Son esos los ejemplos y compromisos de desarrollo “humano” de La Habana?
Alguna otra preguntita a la “diputada” Mariela Castro: ¿qué hospitales usa la señora y su familia? ¿El CIMEQ o Emergencia? ¿El Hermanos Ameijeiras planta para cubanos o el mismo hospital pero la planta para extranjeros y altos representantes del gobierno, como ella?
Si de algo debiéramos recordar a Revel y su gran libro cuando hablamos sobre estos personajes es cuando nos dice:
“La genialidad del comunismo ha residido en autorizar la destrucción de la libertad en nombre de la libertad.”
El uso indiscriminado de la re-escritura de la historia, de la realidad cubana y del mundo, el revisionismo constante de toda estadística, conceptos y acuerdos internacionales es el típico lenguaje que usa toda dictadura para destruir la libertad en nombre de ella misma. Sencillamente, asqueroso.
La última lechuga de esta clonación castrista nos viene a recordar sobre el femicidio, los casamientos arreglados, la mutilación genital femenina y la violencia del género. Mariela Castro, ¿le has formulado alguna pregunta o critica al Primer Ministro de Irán, Mahmud Ahmadineyad, en sus múltiples visitas a Cuba, recibido por su padre con todos los honores, saludado como amigo de Cuba y, además, aclamado públicamente como aliado del gobierno cubano?
¿Ha hecho público a alguna crítica u opinión durante esas visitas? ¿No es la Sra. Castro Espín entonces representante de la Comunidad Gay en Cuba, que se pasea y sale en comparsa durante esas jornadas de “inclusión” oficialista? ¿Cuándo ella ha hablado de la persecución a homosexuales en Irán? ¿Cuándo se ha referido públicamente a la lapidación de miembros de la comunidad LGBT en ese país? ¿Somos o no somos?
¿Es esta la coherencia socialista de una miembro de un Grupo de Trabajo de “Alto Nivel” de la ONU?
La hipocresía, la doble moral, y el olvido voluntario de hechos y palabras no solo es una falta de respeto absoluta a la inteligencia, también es y siempre lo ha sido la mascarada propicia usada por el gobierno cubano, sus representantes y los miembros de esa monarquía absolutista.
Mariela Castro Espín no es una excepción en esto, es la regla general de ese sistema.
Nota: Incluyo un video sobre una de esas ejecuciones de miembros de la Comunidad LGBT en Irán de las que Mariela Castro Espín nunca habla.

0 comments: