Monday, January 13, 2014

Desaparece mi Habana

Mi Habana desaparece. Aquella de mi niñez, la que vi partir un día de abril lejos en el horizonte azul alado. Se está perdiendo en pedazos, fragmentos dolorosos de historias profanas, de vidas anónimas en el diario cotidiano de un país secuestrado. Un trozo allí, un edificio hecho apresuradamente parque o bastión colectivo de basura. Caries terribles de una tragedia también colectiva. Todo colectivo, todo expropiado: la libertad personal, y la libertad de vivir en un entorno de belleza.

En mi esquina algún dia se derrumbó un edificio, ya ni recuerdo su nombre, ni sus viejos habitantes, su olor húmedo, la descascarada pintura que ensombrecía su rostro. Ahora solo crece un banco y un estanquillo donde los viejos hacen su pequeña cola, esperando el único diario permitido por el gobierno. La memoria no recuerda nada más.

He perdido a mi Habana, de la memoria, de los recuerdos, de los viejos sitios que veía contornear cuando mi padre me llevaba de la mano a pasear por el Paseo del Prado. Ayer, entre las 140 letras que lanzamos los eternos internautas del nunca olvido, alguien me anunció alguna otra perdida. Otro viejo rostro desaparecido.

La vieja máscara de la RCA Victor que descubría un nombre extraño en mi infancia ya no existe. ¿Qué quedará allí? ¿Un nuevo hueco-parque-banco-estanquillo-basurero? ¿Alguna nueva carie en el maxilar enfermo de mi barrio de recuerdos?

No sé. De mi memoria irá desapareciendo y se diluirá en fotos rasgadas, palabras que algún día tuvieron algún tangible significado geográfico. No lo sé, no puedo anticiparlo. No es la nostalgia la que me hiere, me hiere la insensibilidad, la perdida, los lugares vacios que una vez tuvieron un nombre y hoy ya no los tienen.

Mi Habana, mi querido barrio desaparece y quedo yo, perdido en el recuerdo, rodeado de incertidumbres y viejas sorpresas. ¿Alguna vez desaparecerá mi vieja casa? ¿Aquella donde viví y di mis primeros pasos? ¿Qué pasará entonces? ¿Qué quedará en ese instante de mi Habana en el recuerdo?

Las fotos, las palabras, los poemas, Lourdes Casal: 

"Que la he perdido,
La he perdido doblemente,
La he perdido en los ojos de la cara
Y en el ojo tenaz de la memoria.
Que no quiero olvidarla y se me pierde,
Aunque de pronto vengan marejadas
De nombres y borrosas
Imágenes"

1 comments:

Manuel Castro Rodríguez said...

Véanse los vídeos sobre la destrucción física y antropológica de Cuba: http://profesorcastro.jimdo.com/destruir-un-pa%C3%ADs/