Thursday, December 19, 2013

Raulismo a Cuentagotas

Ya la prensa internacional tiene su zafra cubana: sacó un escritico Zaratustra Castro y el otro personaje acaba de “liberar” las ventas de autos en Cuba. Y aquí lo vemos, Washington Post, AFP, Globe and Mail, BBC, Times y todo el resto de la prensa occidental que nunca reporta nada o casi nada, que se olvida de las detenciones y atropellos en las jornadas de los Derechos Humanos en el país. Pero aquí están, toditos, repitiendo lo que dice Fidel Castro que Raúl Castro le dijo a Obama, y hay que creer que la palabra de este individuo, que ha mentido a media humanidad y a todo su país por demasiado tiempo, va a seguir siendo referencia.
Pero así las cosas, resulta muy útil este “reformismo” a cuentagotas que genera el aluvión de noticias y cables alrededor del mundo para repetir un aperturismo que no existe. Es muy útil, además, luego de las detenciones y la escalada de violencia que generó el Día de los Derechos Humanos en Cuba. Y no es que no me alegre que los cubanos tengan acceso a lo que es una práctica normal en todo el mundo, pero el juego de oportunismo que esta dictadura ha tenido y tiene ninguna otra lo ha tenido en ninguna época o lugar. 

Así ahora la prensa internacional  se encargará de borrar la memoria, los conocidos intelectuales que se prestan para danzar al ritmo del régimen, Ramonet incluido - en estos días de visita por casa de Zaratustra, quizás para generar otras cien horas de tonteras Made in Alzheimer - y el resto para catequizar la continuación de la engañifa. La intelectualidad de izquierda le ha hecho la segundona al oportunismo de Castro, y la prensa occidental vive de esta búsqueda y captura que el dictador ha sabido cultivar con embelezada astucia.
La medida “aperturista”, además, se instala como cuña astuta para re-embolsar algunos dólares a la cartera magra de ese régimen que clama por dólares, como clamó por el saludo de Obama en Pretoria. Es la misma jugada de siempre, ahora no faltará el primo, el hermano, el hijo o el padre que le pida a su parentela en Miami, Madrid o Londres por unos dólares para comprarse un carrito. Estos personajes que detentan el poder en Cuba siempre han jugado con el oportunismo sentimental y humano, con esa dolosa caridad que todo cubano sentimos por el que quedó atrás, allá, en medio de la incertidumbre y el pan magro.
No faltará, y se lo aseguro, ese milicianito que siempre acude a los actos de repudio para gritar que “Mueran las Damas de Blanco” o “Pin Pon fuera, abajo la gusanera”, y ahora se apresure a pedirle al “gusano” parentesco de turno unos pocos dólares para luchar su carro. Castro I siempre jugó a esta baraja con el bolsillo de los exiliados, emigrantes y todos los cubanos. Nos han convertido en apéndices financieros de una dictadura que no quiere irse del poder ni aún después de muertos los tiranos.
Y aquí estamos, jugando al cuento de la buena pipa, y al son de los reportes de prensa del New York Times, CNN y el resto del planeta.
A nadie le interesa Cuba, mas allá de estos titulares engañosos, mas allá de este gotero infinito hacia el reciclaje de la misma estructura totalitaria. Más de lo mismo… pero a cuentagotas.

1 comments:

Anonymous said...

Excelente artículo !