Tuesday, March 5, 2013

¡Uno Menos!


Lo que los venezolanos no pudieron hacer en vida lo resolvió Dios con su propia mano. Chávez ya está muerto, en camino al reparto bocarriba. Uno menos. Toca ahora, por su parte, a los venezolanos su turno de quitar del medio la pandilla que ha llevado a Venezuela a la ilegalidad y al caos, a quienes han sembrado la división en un país rico reclamando una ideología muerta,  fallecida en la metrópolis habanera.
Toca el turno a los venezolanos para que saquen la semilla venenosa castrista de ese país, le den la patada al germen sembrado por La Habana y se olviden que alguna vez un apellido exógeno se paseo por las salas presidenciales de Venezuela.
Toca ahora a Venezuela levantarse del camino hacia la destrucción y el autoritarismo.
La salida del poder de Chávez no debió ser por su muerte sino por el orden constitucional, por la votación humana, no por la votación divina. Pero Venezuela ha vivido estos últimos años el mismo proceso divisivo que ha vivido Cuba en más 54 años. ¡Cuántas muertes, separación, divisiones y tragedias no se hubieran evitado con la muerte de los Castro!
Lo que no hizo Venezuela lo decidió Dios, lo que no lograron los hombres el Supremo dispuso con su mano larga, pero toca a Venezuela dar el último puntapié  para cerrar las puertas del autoritarismo, la dictadura y el atropello.
La muerte de un hombre no provocará que desaparezca de por sí su obra de desgobierno… si los mismos venezolanos no lo impiden.
El muerto al hoyo, los vivos tienen el derecho a la desmemoria cuando el que abandona no la merece.
¡Viva Venezuela sin Chávez!

0 comments: