Monday, December 31, 2012

El Capítulo Final


Se le atribuye al rey Luis XIV la famosa frase “el estado soy yo” pronunciadas, supuestamente, en el Parlamento Francés después de derrotada las sublevación de la Fronda. Sin embargo, la inmensa mayoría de los historiadores la consideran apócrifa al no aparecer en los documentos de la sesión parlamentaria francesa y, parecen ser, sólo la manipulación maliciosa de los enemigos del absolutismo francés para definir la esencia del poder del rey “sol”.
Real o apócrifa, las palabras atribuidas al monarca describen con exactitud el poder de un estado asentado en la palabra y el dedo admonitorio de un hombre, el absolutismo. El decursar del tiempo ha hecho el resto: integrar la frase lapidaria al diccionario político mundial para definir todo tipo de estado dictatorial, no importa en qué siglo, en qué país y en qué contexto histórico. Luis XIV hoy no es francés, no se llama absolutista y no cultiva los manierismos cortesanos del siglo XVII.
Sí, quizás, cultiva los ejércitos, los generales y las órdenes militares. Sí se viste de verde-olivo, se hace llamar comandante, se coloca una boina roja o una gorra de guerrillero, y sigue cultivando los atributos absolutistas del fallecido monarca europeo, se rodea de una cohorte de simuladores o personeros que lo acolchan en adulación, adoración ilimitada y sumisión incondicional. Una diferencia, sin embargo, distingue al antiguo dictador francés del moderno: el centro de gravedad de la Francia absolutista era la corte del rey, hoy esa corte tiene su centro de gravedad en el ejército.
Es por eso que más que interesante se torna en revelador saber cómo Napoleón Bonaparte repetía aquello de que “el ejército es la nación” o como Mao Tse Tung definía, con asiática precisión, que “el poder nace del fusil”… y no del derecho constitucional. Por lo demás, las constituciones de los nuevos absolutistas también instalan la sumisión del ejército al monarca moderno, no nos dejemos engañar por esos detalles institucionalistas.
Las actuales monarquías americanas han hecho de estas frases lo que el rey “sol” hizo de la suya en la Francia absolutista. Ejército y monarca, o ejército y dictador, esa es la fórmula que la revolución cubana instaló como alternativa al estado del derecho, a la sociedad democrática, y que hoy se “multiplica” en esta clonación de caudillos que quieren perpetuarse en el poder siguiendo el ADN cubano del castrismo.
El régimen de Fidel Castro se ha mantenido en el poder por 54 años gracias a la medular pericia de sus monarcas absolutos de encontrar los gérmenes sociales y políticos internacionales que les posibilitaran subsistir su vida parasitaria. Primero fue la URSS y las decenas de billones inyectados en las venas castristas durante las décadas del 60, 70 y 80. Con la desaparición del virus soviético en 1991, el sistema castrista no tuvo otra alternativa que enquistarse, cerrarse en sí mismo para sobrevivir hasta encontrar alguna otra alternativa de sobrevivencia que, como siempre fue usual en su ciclo parasitario, surgió en la Venezuela del 99 con Hugo Chávez. La biología siempre nos ha enseñado que los virus se enquistan para sobrevivir y reaparecer fortificados en alguna otra mutación.
Con Chávez, Fidel Castro adquirió el material “celular” para continuar su sobrevida: dinero y petróleo, exportación de mano de obra profesional, clonación ideológica en los líderes venezolanos, y subordinación intelectual. No faltó, sin embargo, alguna que otra castración nacional cubana en vice-presidentes que declaraban la doble presidencia de Cuba, y mucho menos la total subordinación del proyecto social a los destinos naturales del caudillo venezolano. Cuba es metrópoli ideológica y republica subvencionada parasitaria.
Hoy, finales del año 2012, 14 años después de la clonación castrista en Venezuela, Hugo Chávez está falleciendo lentamente en La Habana. Lo hace con el mismo secretismo que le enseñaron los que le donaron el material político hereditario. Diferencias existen entre los regímenes cubanos y venezolanos: los virus mismos se metamorfosean, se transforman en algo más o distinto, sobreviven en diferentes formas y provocan distintas consecuencias, pero no dejan de ser virus. Pero los síntomas de la “despedida natural” se pueden escuchar en las últimas palabras de Maduro desde el hospital habanero donde se apaga un absolutista. Se les muere Hugo Chávez a los Castros.
¿Qué les quedará para mañana?
¿Será este el capítulo final de Venezuela y, por consecuencia, del ADN castrista?
¿Aparecerá algún otro material que le dé sobrevida a la célula parasitaria cubana?
Hay una frase lapidaria de Adolfo Hitler en el ocaso de su vida en Alemania, cuando las tropas rusas estaban en las puertas de Berlín. Decía el nazi: “Podemos hundirnos, pero nos llevaremos un mundo con nosotros”.
No es a la ligera que menciono al degenerado político alemán cuando hablo de Cuba y de los que “inspiraron” a Chávez. En 1994, momento más crítico de la crisis económica que vivió ese país frente a la caída de la URSS y la huida de los petrodólares rusos, Fidel Castro dijo, y cito: “Preferimos Sagunto y Numancia a ser esclavos”. Léase: preferimos hundirnos llevándonos un mundo con nosotros.
Por supuesto, lo de ser “esclavos” es el adorno con que un absolutista disfraza la posibilidad de la pérdida de su poder personal. Cuanto más siniestros son los deseos de un político, mas pomposa se vuelve la “nobleza” de su lenguaje. No, no lo digo yo, lo dijo Aldous Huxley y con mucha razón.
No hay que darle muchas vueltas a la frase para darnos cuenta de su esencia, pero demuestra que las palabras de Hitler y el “destino numanciano” de Castro tienen una misma raíz ideológica y sicológica. Como mismo tiene una comunidad intrínseca de valores la frase del monarca francés con la auto “esencialidad” con que los neo-absolutistas Castros, Chávez, y la comparsa de etcéteras que ustedes conocen se coronan en estos principios de siglo XXI.
Sin embargo, ahí está Chávez moribundo en La Habana, y la pregunta permanece como ese cuchillo transparente en la pintura del Inglés Damien Hirst para conmemorar el 150 aniversario de la impresión de “El origen de las Especies” de Charles Darwin.
Dice Hirst, en su referencia a la obra del naturalista inglés, que su trabajo “reconoce la mente analítica darwiniana y su coraje al creer en aquellas ideas que cuestionaron el tejido preciso de la fe y la existencia en su tiempo”.
Esa es la explicación que el pintor le da a su diseño para la edición especial de la obra de su compatriota inglés. Irónicamente, Damien Hirst se inspira en los contornos que los Rayos X muestran para ofrecer la imagen de la columna vertebral de un ser humano cuyo cráneo descansa sobre las líneas sinuosas de esa pequeña mesa… amenazadas por un cuchillo, un instrumento cortante, o algún escalpelo médico.
¿Insinuación evolucionista darwiniana? 
Broma aparte.
¿Referencia a la desaparición de alguna “especie”?  - me pregunto yo.
¿En el final o en el inicio de un año? - le pregunto a usted.

3 comments:

Fanzine Episódio Cultural said...

NATÁLIA CAMPOS, NASCE UMA ESTRELA...
Natália Misael Campos, 12 anos, moradora do Bairro Santa Luíza, é um talento nato. Com muita garra e simplicidade, a primogênita do casal Aline Souza Misael e Ivan da Silva Campos Jr., interpreta com louvor as canções de sua artista favorita: Aline Barros.
Esta pequena estrela começou a cantar nos cultos realizados na 5º I.P.I de Machado. Seus pais ficaram surpresos ao presenciar sua melodia encantar a todos.
Natália era aluna do C.A.I.C, e por indicação de uma amiga, foi convidada pela diretora Jomara Caproni para representar a escola num evento natalino, realizado na Praça Central, em 2010.
Acompanhada ao violão pelo professor de Educação Física, Natália foi muito aplaudida.
Em meados deste ano ela marcou presença na TV Amaral (canal online) da capital de São Paulo, e na “Pré-Marcha Para Jesus”, em Machado.
Seu maior sonho é gravar um CD com músicas próprias, e amadurecer cada vez mais a sua voz. Por isso seus pais estão em busca de alguém que possa patrocinar (investir em) seu talento musical.
“O caminho é longo e cheio de espinhos, mas com fé em Deus, vencerei”, disse.

Vídeo “Ressuscita-me” (de Aline Barros) na voz da pequena Natália Campos.
http://www.youtube.com/watch?v=FVdkaMVm6Rc




Contatos para shows:
(35) 8812-8129 a/c Ivan da Silva Campos
ivanscj@hotmail.com

Adriana López said...

Send recharge to Cuba with www.ezetop.com

Benjamin Baur said...

Hola,
please have allook at my Cuba travel blog.
from 2007 until 2012 6 times beloved Cuba !

http://djservicebayernreise.wordpress.com/

Thanks for your interest
Rainer