Saturday, May 19, 2012

Raúl Castro y la industria floreciente de las #ReformasMigratorias



El último Diciembre nos trajo el fiasco internauta de los agentes castristas con la llamada “reforma migratoria”. Los “muy bien informados” agentes anónimos crearon hasta esa pequeña hashtag que reza en el título de mi post para anunciar, a bombo y platillo, los “profundos cambios” que anunciaría el nuevo emir en el trono de Cuba.
Pero nada pasó.
Más recientemente el señor Alarcón, ese que dirige la orquesta de ese rebaño llamado Parlamento donde no se dijo nada de la anunciada reforma, declaró que Cuba pondrá en marcha “una reforma migratoria radical y profunda en los próximos meses”.
¿Llegará a algo en concreto esa reforma?
No lo sabemos. El régimen siempre se ha caracterizado por dar pasos lentos en cualquier sentido, aún en los que no tiene otro remedio que darlos. Y la reforma migratoria es uno de ellos. Estas declaraciones de Alarcón son otro síntoma de que la economía castrista con esas llamadas reformas raulistas no dan nada. Y me explico.
En el año 94 el señor Castro tuvo que abrir espacios en el mercado porque el pueblo cubano literalmente se moría de hambre, las protestas masivas hicieron acto de presencia por primera vez en la historia del régimen y el cerco se le cerraba a nivel mundial. Hoy ocurre igual.
En primer lugar, Chávez se esta muriendo y la desaparición del venezolano es el cierre del suministro de petróleo al régimen de Raúl Castro. Otro revés se le agregó ayer viernes: REPSOL admitió que no encontró petróleo en el área del Golfo de México que pertenece a Cuba. Mala noticia para el régimen. Yo pienso incluso que eso ya estaba previsto desde Diciembre cuando se lanzó aquella bola de nieve de las reformas, pero el especialista dinamarqués que asesora a REPSOL que el señor Castro tiene en el Hotel Meliá de Varadero le sembró muchas esperanzas. Hoy esas esperanzas se perdieron.
¿Qué se deriva de todo esto?
Pues que Castro no tiene otra opción que acudir a lo que ha sido siempre su carta de triunfo: los exiliados, llamados cínicamente por el régimen “emigrados económicos”. Esa industria es inagotable y la van a explotar.
La historia demuestra que Castro usó la emigración cubana con doble propósito: limpiar al país de indeseables políticos, disidentes, opositores y hasta para limpiar sus cárceles de delincuentes. El que acusa a Estados Unidos de cuanta inmundicia se le ocurre fue, y ha sido siempre, el primero en utilizar todos los mecanismos para deshacerse de sus adversarios y estar colgado del poder por 53 años.
Pero desde hace tiempo Fidel Castro, y hoy su hermano, saben que el cubano se va… pero vuelve cargado de dólares. No hay otro exilio en el mundo que no haya sido el fácil instrumento de una dictadura. Y esa fuente de ingreso fresco la van a utilizar.
¿Qué harán?
¿Levantaran todas las limitaciones para que el cubano viaje al extranjero o el exiliado visite a Cuba?
¿Dejarán que médicos, personal sensible al régimen y profesionales de todas las ramas puedan emigrar o salir del país fácilmente?
Especular se puede. Yo personalmente no creo que abran demasiado la llave, pero puede suceder si la situación financiera se le complica aún más al régimen. Sobre todo porque hay crecientes muestras de que muchas empresas extranjeras se están  retirando de Cuba. El gobierno está lleno de deudas y clama por el embargo.
¿La solución? Quizás los emigrados.
Y de una vez por todas pondrán la pelota en el bando opuesto, y especialmente en Estados Unidos. No hay que olvidar que la juventud cubana, que es la que fundamentalmente emigra, quiere irse del país, no confía en el futuro de Cuba y no quiere ocupar espacios políticos allí.
El detalle, sin embargo, estará en qué mecanismos establecerá el régimen para ingresar dinero vía esa reforma migratoria.
Porque de lo que no me queda duda es que lo habrá.
Me pregunto: ¿subirá el precio del pasaporte cubano? ¿Crearán algún trámite de pago de solicitud de visita a cualquier lugar del mundo? ¿Obligarán a usar las líneas aéreas de Cuba para viajar?
No se puede obviar que con toda seguridad establecerán mecanismos de recaudación de moneda dura a los de adentro… y a los de afuera. Ya hoy pagamos por la estancia de nuestros familiares en nuestros países de residencia, ¿dejarán de usar ese mecanismo?
Definitivamente que no. Lo que sí es cierto es que levantarán algunas clausulas de prohibición para establecer mecanismos de recaudación. Este régimen es un feudo capitalista familiar y en la búsqueda desesperada de financiamiento no dejarán piedra que levantar para acceder al dinero del que no disponen.
Y ya veremos entonces la colita millonaria de cubanos en las embajadas occidentales en La Habana, y además el flujo de dólares de los corderos exiliados cubanos, pagando por la liberación de sus familiares en Cuba.
Es así de simple.

0 comments: