Sunday, May 27, 2012

La jugada de Mariela por Romney… desde San Francisco



Ha sido titular en todas partes y no puede menospreciarse, la hija del dictador de Cuba dijo en San Francisco, California, en el eje de la comunidad homosexual Americana: Cuba apuesta por Obama. Lo dijo Mariela Castro y eso no es una frase puesta a la ligera, a la ocasión. Los cerebros castristas están programados, tienen el chip muy bien sincronizado para decir lo que se debe decir… y en el momento de decirlo.
¿Qué significa esto? ¿Qué el régimen cubano apuesta por Obama?
Carlos Alberto Montaner en sus últimas declaraciones ha expresado muy agudamente, y cito:
“No sé si Mariela Castro se da cuenta que esa declaración a quien favorece es a Romney y no a Obama.”
Por supuesto que Mariela lo sabe, esto no es una casualidad, ni la frase fue una chispa de su cerebro. Puede producir el efecto bonito y esperado entre la comunidad gay de California que es obamista, pero en la Florida ejerce un efecto contrario, y la Florida es el estado clave para ganar la presidencia cualquier candidato, lo dicen los analistas. Por lo que, ¿qué hay detrás de todo esto?
No hay que ir muy lejos para darse cuenta que alabando a Obama se impulsa a Romney en Florida. Las declaraciones en California no ayudarían en nada a Obama porque California es un estado tradicionalmente demócrata. Pero la Florida es otra cosa, y aquí esta la clave del asunto.
Es muy conocido que la dictadura cubana siempre le ha dado traspiés a las administraciones demócratas, que han sido las que tradicionalmente le han tendido la mano al castrismo… supuestamente.
¿Se recuerdan de Carter?
Jimmy Carter abrió la Oficina de Intereses en La Habana, levanto muchas de las medidas del embargo en su período presidencial y distendió el conflicto. ¿Cuál fue la reacción de Cuba?
Sencillo: crear la crisis de los MIG-23 y después provocar la crisis del Mariel, el éxodo masivo de cubanos y la limpieza de delincuentes en las cárceles cubanas.
Y el resultado: Carter perdió las elecciones frente a Reagan. No digo que haya sido la causa fundamental, pero de que influyó no hay dudas.
Curiosa asociación de nombres: Mariela y Mariel. ¡Qué infelices coincidencias guardan ciertos nombres!
No hay que ser muy paranoico ni estar soñando como para sospechar que detrás de todo esto hay más que una coincidencia una voluntad programada. Las palabras lanzadas al auditorio californiano enseguida sería atrapada por la prensa, la prensa la lanzaría a los medios y de allí el efecto de Romney: decirle y exigirle a Obama que se retractara del apoyo de Mariela. No lo ha hecho.
Y aquí está la jugada de Castro. Un apoyo tácito a Romney, un traspié a Obama y la jugada perfecta para mantener una política hostil contra Cuba que es la forma en que los Castros quieren mantener el statu quo… para seguir colgados del poder.
Es así de sencillo, ¿no lo creen?

0 comments: