Tuesday, May 1, 2012

Elaine, EDU, Yohandry y otras ilusiones virtuales tropicales


Pasada la pésima telenovela del Blogazo por Cuba comienza ahora el sainete, usual como siempre, de los muy conocidos y otros que quieren ser reconocidos en este mundo virtual que nos ofrece el post-fidelismo, y que ya casi no se sabe qué cosa es.
Quizás lo único salvable en parte es el post de Elaine Díaz, una especie de mancha oscura dentro del  Blogazo monotemático y que, sospechosamente, se sale de la alineación castrista. Elaine, en un muy circulado post, se atreve a decir que “estudiantes de universidades como la CUJAE son condenados a 6 meses sin acceso a internet por osar asomarse a Facebook, Twitter o cualquier otra variante 2.0”.
Aquí lo pueden ver el extracto de su post:
Lo extraño de esta des-alineación de la cuadratura castrista es, precisamente, la gritería virtual que se ha levantado en las redes sociales contra Elaine Díaz y que me hace sospechar que es PURO SAINETE.
Así nos encontramos, por ejemplo, a un anónimo EDUARDO que en Matanzas comienza a acusar a Elaine de estar sufriendo “la metamorfosis que sufrió Eliecer Ávila”. Aquí lo pueden ver:

Curiosas las comparaciones, y curioso el ámbito en que se lanzan, porque que yo conozca no hay nadie en las redes cubanas que sobreviva un ataque de este tipo… después de haber publicado una opinión como la de Elaine en su blog.
Llega incluso a hablar de las exclusiones que no debieron existir… en la izquierda cubana, como por ejemplo los blogueros de Havana Times. Realmente curioso, porque no fueron sólo los de Havana Times los excluidos, también los más prominentes y totalmente independientes blogueros cubanos como Yoani Sanchez, el nombre más referenciado en la red y en el mundo sobre la blogosfera cubana, ni fue invitada ni es de las incluidas por Elaine.
Me pregunto entonces si es que Elaine es tan inclusiva, o es mala memoria u olvido. Si habla de participación, la participación tiene que ser diversa, de todos, lo demás es puro juego metafísico, un ejercicio vacio de la palabra. Y de esta manera las críticas en su contra parecen salidas de un sainete criollo, preparadas de antemano, orquestadas con intencionada inteligencia para lograr un fin.
Me pregunto: ¿estarán tratando de cosechar una Yoani Sánchez castrista?
La pregunta flota en el aire, y el propio Ted Hensen la lanzo antes que yo, así que no soy original en este punto, pero lo que sí pienso es que es muy natural que avance de la teoría a la realidad.
La otra parte del sainete, que está totalmente equilibrado y preparado, la incorpora un PAYASO, o varios payasos que en una muy orquestada pantomima escriben en una cuenta de Twitter con el Nick YOHANDRY.
¡Qué curioso Nick! Me hace recordar algo que desde mucho tiempo vi en Generación Y. ¿Alguien lo habrá notado con anterioridad?
Miren esto:
Agréguenle una HACHE y tendrán yoHandri, ¿no es curioso? ¿Y no es curioso que este personaje se destaque con su blog a atacar a la bloguera multipremiada?
¿Coincidencias?
No, no hay coincidencias desde que memoria tengo en el castrismo. Como no hay coincidencias que hoy el personaje de marras este “furioso” porque alguien fue indiscreto con algunas fotos.
Pregunta:  ¿Cómo la conocida truculenta foto que también se filtro antes? ¿Se acuerdan?

Un puro retoque de Adobe Photoshop al peor estilo, como ya se demostró entonces, antes de este lamento de hoy. La foto verdadera esta aquí:
De este personaje no se puede creer nada. Está destinado para ser un payasín, un monigote para distraer la atención, desviar el sentido direccional de la verdad. Utiliza técnicas de sicología inversa para engañar y mentir. Pura cortina de humo.
Así que su furiosidad de hoy es la misma cantaleta de siempre, otro engaño mediático virtual. Y todo esto me trae a colación la controversia entre Elaine, el tal EDU y el resto del Blogazo ese que no es más que el Globo de Matías Pérez aterrizando en Matanzas. Nada más.
Cortinas de humo. Algo prefabricado para recoger inocentes en el camino trillado de las redes. No creo en los alardes participativos de Elaine Diaz, como tampoco en la furiosidad del multi-payasín YOHANDRY, para no dejar de olvidar que el tal EDU es un fantasma sin nombre propio.
Puro cuento.
Atengámonos a la realidad y dejemos de cosechar engaños virtuales y otras enfermedades tropicales.


0 comments: