Tuesday, May 10, 2011

La tragedia de las pequeñas cosas

Tragedia de las pequenas cosas

Hay veces que la opción mas sencilla parece ser la mas compleja. Lo digo pensando en qué decir para expresar, en pocas palabras y sin caer en la rutina y el lugar común, lo que la indignación me trae a las palabras, el espíritu y la racionalidad que como ser humano comparto con los cinco billones de habitantes de este planeta.

El pasado domingo Dia de las Madres murió en Santa Clara Juan Wilfredo Soto Garcia. ¿Su crimen? Haber estado compartiendo con unos amigos en un parque en la capital de la provincia central de Cuba.

Resulta que es politicamente incorrecto en un pais insular del caribe disfrutar del aire libre… si se es disidente, se piensa distinto o no se prescribe la receta oficial que distribuye la prensa del gobierno.

Soto Garcia era un hombre físicamente enfermo, pero eso no arredró que la policia le exigiera retirarse de un lugar público, con derecho a compartirlo cada ciudadano de este planeta… excepto en Cuba. Y el que una vez fuera un ser humano vivo, fue golpeado y conducido a la estación policial para morir horas después producto de la golpiza recibida.

Todo por disfrutar de unos minutos en una plaza pública de una ciudad central en Cuba. Qué triste y desafortunada historia.

Al parecer, también de las plazas y los parques los cubanos tienen prohibido disfrutarlos… si se expresan con libertad y piensan diferente.

Puede parecer un cinismo, una broma absurda y dramática de la vida, o el destino. Solo que esa broma, ese destino venia vestido con uniforme policial, y la víctima fatal era un hombre marcado por el gobierno.

Cosas así, pequeñas, sencillas, casi intrascendentes marcan definitivamente el compas de una nación enclaustrada. Donde el simple acto de respirar, sentarse inocentemente en un parque, conversar con amigos se convierte en un acto barbárico de opresión, salvajismo  y pura criminalidad estatalizada.

Y es bueno recordar que son estas pequeñas cosas, que parecen casi intrascendentes, perdidas en el anonimato de su simplicidad, las que hacen a la vida cobrar un valor profundamente histórico. Y no lo digo en vano.

La historia de Juan Wilfredo me recuerda a la Rosa Parks que se negó a ceder su asiento al primer americano blanco en un omnibus americano. Así, un sencillo y rutinario acto de una mujer levantó en la nación americana el primer gran acto de protesta contra la discriminación racial en los Estados Unidos de los 60.

A Juan Wilfredo no lo dejaron disfrutar del aire libre de un parque, Rosa Parks no podia estar sentada en un asiento para blancos. Dos hechos de naturaleza sencilla, profundamente humanos, trascendentemente genuinos por su simplicidad y su cristalina simpleza.

Robert Brault, escritor americano, dijo en cierta ocasión:

"Disfruta de las pequeñas cosas, porque puede que un día vuelvas la vista atrás y te des cuenta de que eran las cosas grandes"

La muerte de Juan Wilfredo Soto Garcia pertenece a ese selecto grupo pequenas cosas que algún dia haga volver a uno la vista atrás y darse cuenta de que eran las verdaderas e importantes en esta vida. Son los simples actos de libertad personal los que importan, y no los grandes gestos teatrales de figuras que buscan escribir con su propio lápiz la historia.

Las naciones las hacen muchos, y cada uno de los hombres sencillos, que alguna vez se sientan en esos parques donde las autoridades cubanas no dejan disfrutar del aire libre… a sus hombres libres.

Sunday, May 8, 2011

De Ciberguerras e Invenciones Castristas

IP 200-55-128-21 malicioos addr 02

En estos dias se ha celebrado en La Habana un “encuentro” de la “blogosfera” castrista. Es quizás esa invención a última hora para que sirva de campana de resonancia a lo que ultimamente han catalogado como ciberguerra contra Cuba. En el muy cacareado evento, un engendro polimórfico de muy dudosa categoria humana llamado Ubieta, señaló que internet, y cito textualmente, es:

"un escenario de batalla donde cada día se individualiza más, donde nos enfrentamos en una guerra asimétrica a fuerzas que destinan millones de dólares para fabricar seudo blogueros independientes, los cuales responden a los intereses claramente imperialistas".

Mas allá de quienes son los que crean bloggers, y quienes son los que financian realmente todo este fenómeno, ála curiosa aparición de esta campaña mediática en los predios del 2011.

Primero hay que dilucidar realmente quienes de verdad pagan para que estén 8, 10 y 12 horas en Twitter y en las redes sociales de internet. Y aquí el gobierno de Cuba no ha tenido ni la recatada verguenza de ocultar de que impulsa y paga a periodistas, o supuestos periodistas, que crean perfiles de sicólogos, juristas y demas en Twitter y están horas repartiendo la dieta íde esa dictadura.

Hay en ellos incluso personajillos venezolanos, sentados en computadoras cubanas, que catalogan a cubanos de mercenarios. Comprueben ustedes misnos la cuenta Twitter @AlDuro21, que tuitea desde una computadora situada en Cuba con dirección IP: 200.55.140.134.

Pero mas allá de todo esto se encuentra el hecho de que ha sido Cuba la que ha desatado desde años atras esta “ciberguerra”. En la figura que encabeza mi post verán el trazo de una IP cubana que ha sido catalogada por el Proyecto Honey Pot, como una computadora realizando un crawling malicioso… Y esto ocurrio hace 2 años y 9 meses. La toma fue hecha por mi mismo 5 dias atras, Mayo 3 del 2011.

Para los que no conocen que cosa es crwaling solo una aclaracion: es el rastreo de sitios web para la observacion y toma de informacion, es el primer paso para un virtual hackeo del sitio.

Entonces, ¿quién comenzó la ciberguerra?

En un anterior post he estado listando direcciones IP de máquinas situadas en Cuba que hacen un crawling a mi blog, sobre bases cotidianas, le ocurre a todos los que poseemos blogs sobre Cuba en el mundo libre. Usted pueden leerlo en el post titulado => Me visitan desde Cuba.

Visita al blog Porque una información oportuna dice más que cualquier escrito ofrezco aqui, en la figura a la izquierda, el reporte que me ofrece mi blog sobre el paso de una de esas furtivas “máquinas” castristas.

Como verán, la visita proviene de la IP: 200.55.128.21. Y se produjo porque La susodicha “máquina” castrista estaba realizando una búsqueda en Google sobre una muy significativa dirección IP de Cuba => 169.158.225.130, que como bien puse en mi mencionado post, es una máquina registrada “como Centro Nacional De Intercambio Automatizado (que no es nada de intercambio y si mucho de espionaje)”.

Curiosamente, esta misma máquina ha estado involucrada en otro “pequeño” incidente relacionado con Wikipedia, donde ha estado publicando insultos a la persona de Yuliekis Gourriel, conocido pelotero cubano, como se puede ver en la denuncia hecha por los mismos editores de Wikipedia en la siguiente toma:

IP 200-55-128-21 editando maliciosamente Wikipedia

La pregunta aqui, repito, es ¿quién está realizando una ciberguerra? ¿Quienes realmente pagan e invierten máquinas, personal e inteligencia en esta invención? El castrismo, es la respuesta evidente, y no de ahora, sino desde mucho antes.

El mismo proyecto Honey Pot, al cual ustedes pueden acceder a través del siguiente enlace: http://www.projecthoneypot.org/ le puede ofrecer más datos.

Yo solo le remito a mi post sobre las direcciones IP de mi blog. Todas, y cada una de las direcciones allí mencionadas (y otras) aparecen en los reportes de crawling malicioso de este proyecto de búsqueda y denuncia de SPAMs y Hackings.

De todas formas, como una imagen dice más que todo. He aqui solo una pequeña muestra de lo que ofrece el conocido proyecto sobre direcciones IP de Cuba:

IP 200-55-128-21 malicioos addr

Ah, y fíjense que hay reportes de años anteriores: 2008, 2009, 2011 y más. La lista es bien larga.

Entonces,¿quién paga? ¿Quién financia? ¿Quién hace la ciberguerra?