Monday, February 28, 2011

Erosión ideológica

Ideologia

Miro el mapa de mi país y trato de encontrar, con mi lápiz, un punto virgen en su largo archipiélago ecológico. Un punto donde el desastre de una ideologia no haya sucumbido a su presencia. Y no lo encuentro.

La pregunta que el sentido común, y los años, me lanza una y otra vez es: ¿cómo una ideologia puede trazar pautas a la ecologia?

¿Puede ser eso posible?

¿Qué “milagros” sociológicos han provocado cambios estructurales morbozos en la geografia física de mi isla?

Las respuestas pueden ser muchas, o sencillamente ninguna. Cuando desde el asiento monoteista del estado un solo ser político decide desde la música que “el hombre nuevo” debe escuchar hasta el tipo de café que debemos saborear los cubanos, lo demás ya no tiene mucho sentido explicarlo. Pero la pregunta está ahí, dando la vuelta al pensamiento.

En el mismo momento que escribo este post no hay un punto geográfico de Cuba donde mi lápiz pueda detener su punta y descubrir un paraiso ecológico que no presente la erosión ideológica que nos ha marcado 50 años de gobierno único. Y también partido.

Algún turista o cubano me pudiera mencionar Varadero, o Cayo Coco. Pero todos se equivocan.

El Varadero de mi infancia con su blanca arena fina, esa que se nos escurria entre los dedos y parecia polvo, ya no existe. Desapareció cuando alguien, muy bien versado en asuntos ecológicos, decidió trasladar sus arenas de la profundidad de su playa azul hacia cualquier otro punto del archipiélago alargado cubano.

Ese dedo decididor olvido que las mareas suben y bajan, y arrastran la arena fina que perdimos hacia la profundidad, donde el buen versado ecologista la robó para alguna otra parte. Hoy Varadero nos muestra sus costillas rocosas a lo largo de los muchos de sus kilómetros de playa hermosa que fué… hoy con arenas ajenas.

La misma ideologia que apuntó con su dedo los desastres ecológicos “imperialistas” en México y en la Florida, decidió instalar la superpoblación hotelera que hoy sufre Varadero, y sustituir la antigua población de pinos por nada. Quizás alguna mísera palma.

Hoy la superpoblación hotelera y escaces de capa verde nos hace huir las arenas de la bella Varadero que disfruta solo el turista.

Son esas simples erosiones ideológicas las que han ido destruyendo el paraíso que fue mi pais. Mientras, el mismo dedo gobernante apunta el final de la especie humana, pero se olvida que algún día en el pasado quiso desaparecer la Ciénaga de Zapata y todo su habitat. Destruyó kilómetros de ecologia natural alrededor de La Habana, para sembrarnos un café improductivo que no llego a nuestra cafetera urbana. Y lanzo camino rocosos para unir cayos e islotes para acomodar a sus favoritos ciudadanos: los turistas.

A ese dedo que apunta para cualquier otro lado, menos para sí mismo, claro, se le olvido que con esos ensayos ideológicos la fauna marina desaparecio, entornos naturales que algún dia en el pasado existieron hoy no los pueda localizar en mi mapa. Nadie pudo detener la mano enérgica de la ideologia secularizada.

Trato de encontrar una respuesta simple que me animen en la busqueda meticulosa del rincón cubano que se haya salvado de esta invasión ideologica que nos arrasa ecologias y naturaleza. Pero la búsqueda es infructuosa y larga, y nada me garantiza que pueda encontrar algún lugar donde detener la punta de mi lápiz sobre mi mesa.

Definitivamente, y para desgracia, la ideologia también puede erosionar la naturaleza y convertir un pais que fue hermoso, en un largo inventario de desgracias y ausencias.

Sunday, February 27, 2011

After Castro

Crumbling Castro

There is a Tunisia after Ben Ali. There is an Egypt after Mubarak. Sooner, there will be a Libya after Gaddafi. The question rising now in any western media today is: when will be a Cuba after Castro?

Nobody doubts about there will be a Cuba after Castro. That’s not a question in our democratic geography around the world. Dictators could hold their power to the end when they find the possibility to fortify themselves with theirs repressive institutions.

In Egypt, Mubarak couldn’t cling to power because the civilian attitude assumed by the military. Libya is a different story. Although some groups within the army had defected Gaddafi, the stronghold of his army still is loyal to the tyrant. And he had used them outrageously: bombing and massacring his own people with the full power of his loyalists.

The army has been the key component in the unrest of the middle-east and north-African countries. Protecting the protesters against Mubarak’s rage in Egypt or brutally slaughtering thousands of them in Libya.

In Castro’s land, however, there is a big question mark behind what could it be the role of the army in that case scenario. Will be the army a protector shield to their own people against the repressive forces institutionalized by Castro since 1959?

How many high rank officials will defect Castro's troops, paramilitary and loyalists in case Cubans decide to protest?

Another interesting question rising in Cuba’s horizon could be: how many of those loyalists, who every May the 1st march in the Civic Square in front of him,  will come out to defend him and support him in power?

Cuba is, nowadays, almost on the verge of an actual crisis similar as the one Egyptians and Libyans had suffered at the very moment of their unrest. The much-trumpeted reforms referred by western media are just the last resources possible to the regime, and there are only a tip of the iceberg that Cuba’ society needs.

How far the regime will go? A new China?

Castro’ support of Gaddafi in United Nations and in Cuba’s official propaganda system highlight how in panic they are and how far they will go to encase themselves against all the odds. It is in this scenario they reluctantly had agreed to “free” the group of 75 political prisoners of the 2003’s black spring. Exiling a big portion of them to Spain, whatsoever.

But the big question still is: when will be Castro’s fall in this dictators’ hunter season?

And after him, what kind of Cuba will we find?

A financially broken Cuba, it is a fact. 25 billion of dollars Castro's regime owes to Communist Russia. Who will pay that money?

Since 1986, Castro froze his payments to western companies who had invested in Cuba. How could be compensate those companies still waiting for their money since then?

Today, millions of oil barrels Venezuela gives to Castro for nothing. More than 700 million of dollars had been paid by Chavez’s government to obtain the 27 percentage invested by Italy in the Cuban Telephone and Communications Company. That’s the way Castro has in his hands the monopoly of the telecommunications between Venezuela and Cuba now, when the optical cable joins both countries. A cable paid and installed, again, by Chavez’s government. A cable that will not bring internet to all Cubans, but Castro's officials

What will be Cuba’s debt when Castro won’t be among the livings? How much money does Cuba owe to Venezuela? How could Cuba pay in its future after Castro?

Questions to tear apart more than one think-tank in this world. The only thing predictable here is the actual existence of a new Cuba after Castro. More than inevitable, it is a question of time and moment.

The clock is ticking around Africa. Regimes and friends too dearest to Cuba, to Castro are uprising a live after their rulers. The same will happen to Castro, sooner or later. It will come. The question is: When?

Saturday, February 26, 2011

Símbolos muertos

pioneros

Levantan la mano para saludar la bandera y repiten el conocido estribillo, tantas veces repetido. Día tras día es la misma rutina en la mañana, antes de entrar al aula a sus primeras clases.

Cada vez que veo a un niño en Cuba saludar la bandera y jurar por un nombre extraño y una ideologia exógena, me pregunto qué será ese niño cuando llegue a ser un adulto.

¿Será el hombre nuevo que prometió aquel hombre por el que jura ante la bandera?

¿Por qué calles caminará en su vida de persona adulta? ¿En La Habana? ¿En Miami?

¿Encontrará su futuro en algún lugar de la geografia del mundo libre o quedará anclado en Cuba, sin poder viajar, recorrer el mundo, vivir?

Cuando el 23 de Febrero un grupo de hombres adultos insultaban en las calles habaneras a un grupo de mujeres que levantaban pacificamente un retrato en alto, ¿se acordaron esos jóvenes, casi todos hombres, el día que saludaban la bandera y prometían por el comunismo y por el Che?

¿Era esta la promesa pactada con la bandera cuando niños?

Si mi hijo viviera en Cuba, y cada día tuviera que jurar frente a su bandera, mi espíritu de padre libre le pediria que saludara y prometiera por Martí y por Cuba, en vez de agregar un nombre exótico al futuro de sus vidas.

Los niños son seres vírgenes en ideas y pensamientos. No conocen de referencias y nombres que los adultos les exigimos y enseñamos en su diario quehacer, en su feliz vida. Por eso, y porque sus vidas deben estar rodeadas de las referencias auténticas de nuestra cultura, es peligroso marcar sus inocentes juramentos con referencias e ideologias exóticas e incoherentes.

¿Qué pudiera pensar ese futuro hombre el día que redescubriera que aquel Che, por el que juro toda su vida de niño, era un argentino que ordenó la muerte a miles de cubanos que lucharon contra Batista, como él lo hizo?

¿Creerá alguna vez más en aquel juramento infantil?

Lo mas seguro crecerá siendo esa persona cínica, descreída de la politica y los políticos, de las ideas que traspasen el límite de su casa y su bolsillo. Estaremos en presencia de un animalito acefalo, inmunológicamente aséptico a cualquier idea que traspase la barrera de su individualidad material, descreído, inerme a la tragedia social del hombre moderno.

Y entonces los veremos un día repudiando en un mitin oficialmente convocado por el gobierno, para al otro amanecer en algún aeropuerto extranjero, lejos de Cuba, lejos del mundo encarcelado en que vivió su ninez y juró ser por alguien que no significó nada en su vida, mas allá que una mentira.

Y no creerá mas en el Che. No querrá que sus hijos prometan nada a ninguna bandera. Borrará de su vida el tiempo inútil en que, como una manada alegre, repetia coreográficamente sin saber y entender: “Pionero por el Comunismo, seremos como el Che”.

No será entonces pionero del Che, pero tampoco será de Cuba ni de Martí.

Extraña ideologia cubana que, despreciando la capitalista por supuesta “falta de valores”, crea una totalmente nueva aséptica, cínica, desnuda, desvalorizada de todo contenido y espíritu.

Siento pena por esos niños que día a día acuden a las escuelas cubanas y saludan un símbolo… que ya ha muerto.

Friday, February 25, 2011

Redes de Odio

Redes de Odio

El 23 de Febrero hizo un año de la muerte de Orlando Zapata Tamayo. La disidencia de Cuba, amigos y familiares, bloggers y el exilio conmemoró la muerte del sencillo albañil que se convirtió en el símbolo de la resistencia y la lucha contra el régimen despótico de Fidel Castro.

Mientras, en La Habana una pandilla de fascinerosos gritaba y vociferaba frente a la vivienda de Laura Pollán, la líder de las Damas de Blanco. En Twitter, los gritos y las ofenzas corrieron hacia un nombre que se ha convertido en la sombra del regimen: Yoani Sanchez.

Lo intentaron todo. Robaron la identidad de la cuenta de la bloguera cubana y dispersaron con su imagen ofenzas y calumnias. No les quedó un recurso en lo más bajo de su naturaleza de hiena herida para arrebatar los 140 caracteres de lúcida verdad que navegaba en la marea de solidaridad, de cuenta en cuenta, una larga cadena de RT presurosos para informar al mundo lo que sucedia en Cuba.

Todo fue en vano. Las cadenas de noticias, televisoras e internet tienen el testimonio de el alarido de la fiera enjaulada en el gobierno de La Habana. Una vez mas la razón se impuso al silencio, el alarido y el odio.

Pero nada de eso elimina el testimonio de lo que hizo el castrismo para acallar una voz. Y no es el nombre de la bloguera lo que persiguen, es la voz en singular que es como se expresa el pensamiento libre, autóctono, lo que hace temblar las redes del odio en Cuba, y lo que persiguen.

El hombre auténtico, el que piensa por sí mismo y emplea su voz lo hace en singular. Las pluralidades son las voces de la simulación y el mimetismo, y es también los que lanzan los gritos para acallar la voz del ciudadano libre. Los hombres pequeños siempre han acudido a la violencia, los gritos y las ofensas para acallar las ideas.

Es el pánico y el miedo lo que hace al hombre actuar en manadas y gritar. La valentia y el honor levantan flores para proclamar ideas. O como decia Martí: rosas blancas.

El grito, en las redes y en las calles de Cuba, es el acto fisiológico y sicológico de un régimen que tiembla ante lo que ocurre en Africa. Se grita cuando no se quiere oir lo que se habla y es imposible callar, y de esa forma fisiológica se establece una barrera controlada para el miedo. Pero se grita también cuando no se puede oponer al coraje del que habla mesuradamente el coraje propio. Se acude entonces a la jauria, al tropel de gritos y ofenzas, a la barbarie.

Fue eso lo que ocurrió frente a las Damas de Blanco en La Habana. Y fue ese alarido de temor lo que lleno de odio las redes sociales en el aniversario de la muerte de Zapata.

Pero inevitablemente la larga noche oscura del castrismo va pasando. Los que gritaban ayer contra Laura Pollan en La Habana, y via Twitter contra Yoani Sanchez, se avergonzarán de su mímica mediocre y mercenaria, y desaparecerán en el silencio. Condenados al olvido, no sabrán qué decirles al hijo cuando le pregunte las razones de sus gritos a mujeres indefenzas, que solo nombraban un nombre y levantaban una foto.

Y se marcharán calladitos, con las cabezas enterradas en la arena, sin razones y sin respuestas.

El gobierno de Cuba demostró una vez más que solo hace uso de las redes para extender el odio a la razón, la inhumanidad al sentimiento de pertenencia a Cuba, la ofensa a la dignidad. Sólo sabe tejer, como una vieja araña en su tela, las redes del odio que ha sembrado en largos años de vileza. Nada más.

Thursday, February 24, 2011

Martí disidente

Estatua de Jose Marti en la Plaza Civica de La Habana

Las autoridades ideológicas cubanas, esas que demonizan nombres, blasfeman epítetos y catalogan civismos ciudadanos, nos han querido levantar una estatua de mármol en el lugar donde hubo un hombre íntegro, ciudadano cabal a sus palabras e ideas, cubano singular, honrado político, delicado poeta. Un ciudadano del mundo moderno.

Si Martí viviera entre las generaciones de cubanos conformaria ese grupo de hombres que el régimen cataloga de mercenarios, agentes de la CIA y apátridas. Y no restringiría su obra movilizadora a escritos bloggers en páginas de internet. Se lanzaria a la calle, movilizaria al cubano, pondria su verbo encendido al servicio de la patria que adormece, en una oscura noche de represión y silencio.

Tengo la humilde, pero profunda convicción de que nuestro Martí seria disidente.

Habría cumplido largos años de condena en la cárcel, rechazaria el exilio y emprenderia una huelga de hambre como lo hizo Zapata. Para él no habria hombre pequeño en la lucha, y la Patria no seria pedestal sino ara. Hablaria por la libertad de pensamiento del mas oscuro ciudadano de la isla, en cualquier punto de la geografía cubana. Respetaria la opinión ajena aunque no compartiera el pensamiento. Seria un opositor de corazón y de alma.

El hombre que se mantuvo firme frente a militares de la talla de Maceo y Gómez por defender la república civil, alejada de los símbolos guerreros de los militares insignes del 68, desde mucho tiempo hubiera condenado como tirania militar el régimen de los Castro.

El cubano ilustre que preferia cultivar una rosa blanca para el cruel que le arracaba el corazón conque vivía, hoy hubiera condenado los largos años de los militares que no se han sometido al escrutinio civil en Cuba, en auténticas elecciones libres.

Martí seria disidente porque para él la “Patria era de Todos” y lo sigue siendo, aún a pesar de todos los pesares. Hubiera rechazado una ideologia extraña de la cual el cubano nunca ha sido el corazón de su sistema. Hubiera calificado a la “dictadura del proletariado” como toda dictadura es: tiranía, sin apellidos. Las dictaduras no tienen otro nombre mas allá de la coerción implacable a la razón popular, ciudadana

Ya lo habia hecho cuando murió Marx y condenó las ideas de lanzar el hombre contra el propio hombre, en razón de su clase. La república martiana seria una república sin apellidos. La constitución del Apóstol no tendría apelativos socialistas, calificativos discriminatorios, ni hubiera clasificado hombres en categorias sexuales, políticas y religiosas. Seria una república “con todos y para el bien de todos”.

Sus palabras a los intelectuales serian las de cultivar la honradez y honestidad, combatir la simulación y el oportunismo, y escribir para Cuba, cada dia siendo mas cubanos. Sin separaciones de filosofias ni credos, un arte universal levantado sobre las raíces autoctonas de la cubania. Ni realismos mágicos americanos, ni realismos socialistas europeos, realismos cubanos levantados a categorias universales.

Martí seria disidente y convocaria la carta magna de los derechos humanos como atributo esencial de la cubana. Nos recordaria que la vida humana es sagrada y todo disentimiento es imprescindible para construir la república de todos.

Hubiera mirado los errores nuestros en vez de estar acusando de cada mal algún lugar en el planeta. No se hubiera erigido un pedestal, no se hubiera levantado por encima de todo el pueblo en su conjunto. Seria el ciudadano presidente, quizás. Nunca el líder supremo, el comandante en jefe, el presidente vitalicio.

Hubiera perdonado insultos, acusaciones y credos diferentes al suyo. Dialogaria en vez de tronar por los periodicos oficiales. Defenderia la independencia de la prensa y la justicia como balance del poder soberano del gobierno. Pediria un ciudadano administrador de los bienes públicos, en lugar del autócrata que sólo reconoce una voz y acusa a cualquier otro de todos los errores personales.

Nuestro Martí seria disidente. Condenaria las leyes que encarcelan al ciudadano cubano a una ideologia, a un permiso vitalicio de viajar, al derecho esencial de entrar y salir al territorio cubano sin discriminaciones políticas. Cuba estaria insertada en el mundo, y el mundo estaria insertado en Cuba.

Dialogaria con amigos y enemigos. Compartiria voluntades comunes, pero no anexaria la soberania cubana a bloques estratégicos e ideologicos. No invadiría naciones en nombre de la libertad y la solidaridad. En su lugar ayudaria a la libertad ajena de los patriotas de otras nacionalidades ofreciéndole su mano protectora a los perseguidos. No encadenaria economicamente un gobierno a ninguna potencia extranjera.

Hoy Martí en Cuba seria disidente, y quien sabe cuantas amargas agresiones su pequeña estatura física hubiera tenido que soportar. Quizás huniera sido de esos que fusiló en La Cabaña el argentino guerrillero para hacerse ilustre, o estaria largos años en carcel para ser lanzado al exilio como le sucedió durante la colonización de Espana. Quien sabe !!!

La única verdad es que el Apóstol no hubiera estado entre la nomenclatura cubana en el gobierno. Y a pesar de que esos sargentos políticos que han masacrado Cuba por más de 50 años nos han querido poner su figura levantada en mármol y piedra, y cambiar su nombre por algún otro apelativo que no fuera de el Apóstol, todos los cubanos tenemos la más profunda convicción que Martí seria aquel hombre que leímos en el pequeño librito de Jorge Mañach, “Martí el Apóstol”.

Un hombre de verbo ardiente, apasionado y apasionante, enamorado y galante, extraordinario poeta y ciudadano del mundo, cubano único. Disidente.

Wednesday, February 23, 2011

Cortinas de Humo

Cortinas de humo Y Castro habló. No para  condenar los salvajes bombardeos de su amigo Gaddafi en Libia, a los civiles que piden el loco asesino tirano libio que abandone el poder. No, eso no le interesa a Castro.

No habló de las víctimas inocentes de 42 años de dictadura de un loco arrogante, que ha sentado toda su familia en el poder y soñaba con hacerlos heredar el trono ocupado por él. De eso no habló Castro. No le interesa. Demasiada similitud con Cuba. Muy peligroso ese tema en el Caribe y en Venezuela.

Tampoco habló de las amenazas que el hijo de Gaddafi en la televisión estatal libia emitió al pueblo sublevado, y que todo el mundo libre observó via satélite a través de los canales de noticias. Eso no era del interés de Castro. Y posiblemente su pueblo isleño tampoco pudo oir como el hijo del sangriento criminal libio amenazaba con el ejército. Amenaza que después ejecutó. Tampoco eso apareció en la Televisión controlada por Castro.

No habló de los muertos, de los mercenarios que han actuado en las manos de Gaddafi contra su propio pueblo. No mencionó las cifras de ejecutados salvajemente, ni los cadáveres de los miembros del ejército libio calcinados por los criminales del viejo gonzo porque se negaron a disparar contra su propio pueblo.

Tampoco habló Castro de los pilotos que prefirieron huir hacia Malta en lugar de cumplir las ordenes de Gaddafi de bombardear civiles. Eso no le interesa a Castro.

Castro habló de los Estados Unidos y de la OTAN, de que ellos iban a invadir Libia y acabar con su amigo Gaddafi, con quien ha compartido más de una conversación grata en su vida y a quien ha visto en muchos lugares, ¿quizás también con su amigo Hugo Chavez?

Eso es lo que le interesa a Castro. Salvar a Gaddafi utilizando su poder de convocatoria mediática en la prensa mundial para lanzar una cortina de humo muy útil al viejo sátrapa libio.

En un post anterior dije La Habana trataría de no ponerse en evidencia con ninguna de las partes para salvar la honrilla, ya bastante en el suelo en los últimos años. Pues no, valió más los viejos recuerdos de las amistades comunes y aqui está, ayudando a crear ruido para acallar el genocidio de un pueblo en el norte africano.

Los tiranos, además de ayudarse mutuamente, también son muy buenos mercenarios. Y Castro tiene la categoria suprema entre ellos. Ha durado más, ha ganado nivel de estrellato en la prensa mundial y ahora ofrece la física fragilidad que le aparenta ser humano, cuando no lo es ni nunca le ha importado esas categorias mundanas.

No le importan las víctimas. No le importan los muertos. No le importa al ser humano que quiere vivir mejor en un pais desvastado por 42 años de avaricia y megalomania. No le importa nada. Sólo es su guerrita particular con lo que él llama “imperio”, y tirarle alguna que otra blasfemia a la OTAN. Nunca está de más.

Lo que escribió en su periodiquito ayer y salió por la prensa mundial fue su modesto aporte a crear la cortina de humo que pudiera servir al desfallecido gobierno de Gaddafi a terminar el martirio de ese pueblo en un genocidio.

¿Cuando acabaremos los cubanos de callar a este viejo sinverguenza?

Tuesday, February 22, 2011

Las culpas ajenas

Las culpas ajenas

Sin respuestas razonables, ni razones convincentes que acoten preguntas, cierren capítulos en nuestra historia insular y hagan mover la sociedad cubana al futuro, el gobierno de Cuba se ha limitado a apuntar las culpas de las calamidades sociales y económicas del país a otros.

Las culpas ajenas llenan las páginas de esos periódicos que día a día blanquean razones, y silencian capítulos de nuestra historia. Mientras, florecen los titulares de optimismo y de glorificación a lo que no existe, callando la tragedia individual de la población cubana en su diario arrastrar por la vida.

Si los apagones eléctricos e informáticos existen, el argumento fácil y seguro es cargarle al bloqueo las culpas.

Nadie habla que La Habana recibe toneladas de petróleo gratis de Venezuela, ni tampoco que hoy un cable conecta internet a los voceros del gobierno. Cuba y el cubano sigue teniendo orfandad de conexión y de electricidad, mientras el papel impreso y las líneas de noticias del gobierno navegan por internet, deshojando culpabilidad en otros y vendiendo una bondad inexistente en el sistema.

Miles, millones de ciudadanos persiguen una visa para los Estados Unidos, o un pasaporte para España, una balsa para escapar a República Dominicana u Honduras. Y la culpa aparece señalando otras direcciones perdidas de la geografía política cubana.

La juventud rechaza el estudio porque el futuro no le brinda oportunidad de dinero en la profesión, o porque los años de servicio social les encarcelan los sueños de huir, escapar es la diaria profesión de sobrevivir un país encarcelado en la política de desgobierno.

Pero los culpables son otros. Que en nuestra mesa no haya café, el azucar haya que importarla de cualquier lugar alejado de las costas cubanas, la comida del turista tenga que venir de Estados Unidos o de España, y el cemento solo exista para hoteles y no para reparar La Habana en derrumbe, son culpas ajenas que rutinariamente oímos en la prensa única y en los medios sociales de la web.

Para nada sirve recordar que antes de que los que hoy maltratan la silla presidencial subieran al trono, Cuba se autoabastecía de azucar y exportaba, de café, construía hoteles y viviendas, y los principales componentes de nuestra cocina criolla venían del mercado nacional.

Que existían problemas. Nadie lo ocultaba, y nadie culpaba a los gobiernos ajenos mas allá que a los políticos locales. Hoy esos problemas son los mismos y peores. Las villas miserias de los 50 hoy se han multiplicado en las ciudades, como metastasis de un cáncer que no florece en Varadero, y en los resortes turísticos para extranjeros.

Pero la culpa sigue siendo ajena. Hasta en eso la razón ha abandonado la isla. Y una prensa absolutista y muda solo regala el triste cuadro de la abulimia comunista: mentir, callar, apuntar el dedo a cualquier otro. Casi siempre con la mente sentada en el Norte.

Legiones de voceros, oficiales y ministros hoy colorean el mapa mundial. Escriben libros unos en España, ofrecen entrevistas en la television local de Miami, o lanzan una carrera de pintura para ganar unos dólares que condenaron ayer en la isla.

Son los mismos. Las mismas máscaras adornan su rostro. La legión de justificadores se extiende hasta los miembros de una catedra que ha ganado líneas en la prensa mundial como bloggers independientes. Aquí, allá, todos apuntan hacia algún lugar, diferente a sí mismos.

Si no admitimos nuestra propia culpa, y asumimos personalmente la responsabilidad por lo que ocurre en Cuba, mucho menos se puede escribir para que otros lancen la primera piedra y rompan a ídolos de barro que han usurpado la voluntad ciudadana en nombre de ideologías y revoluciones inexistentes.

Las culpas siguen siendo nuestras. Si ayer, en los períodos más oscuros de la república, se podia publicar una línea disidente, y hoy no se puede en virtud de divinidades ideológicas, es nuestra culpa personal. No hay culpables ajenos a nuestra condición de esbirros y víctimas.

Creamos nuestros propios grilletes y tenemos que quitarnoslo nosotros, y no esperar que el mana liberardor nos venga del cielo, o de algún punto de la geografía libre del planeta.

Mire Cuba hacia Libia, mire Cuba hacia Egipto, mire Cuba hacia cada uno de los puntos donde sus pueblos se levantan ellos mismos.

La vida ha demostrado que las culpas tienen nombres cotidianos: la resignación al silencio, el escape y el pesimismo a la lucha. Cualquier otra respuesta es pura hipocrecia del que escribe, venga de donde venga la escritura, aún si la tinta es del propio lápiz y no del que le presta el gobierno.

Monday, February 21, 2011

The rituals

Castro's rituals

Recently, Cuba’s propaganda system has announced publicly Castro brothers have been elected as delegates to the 6th Congress of the only allowed party in Havana. For sure, that is not something new to tell.

For 5 decades the rituals of our Caribbean monarchy have been frozen in time. Every socialist “election” brings the same bunch of officials. Every Congress of the few allowed organizations brings the same stalls of our well-known officials.

Year after year Cubans had gone through their life listening the same unchangeable news: Fidel Castro has been “elected” to the next Congress of anything. It is a ritual very dangerous to change.

Despite the fact this 6th Congress of the Communist Party had to be celebrated long time ago, actually every 5 years according to its own statutes, and even when Fidel Castro had announced publicly he is no more in charge (which I had always doubted), today we wake up with the “surprising” news about his “election” as delegate and the dubious fact that that Congress will “decide” if Castro will rule for another “5 years” his own party. Hilarious !!!

Nobody decides in Cuba rather than Castro. This is a fact. Theories in Socialist regimes are pretty predictable when it comes to the factual establishment. The official political agenda every election year is to command someone in some place to suggest and “elect” the Castro's monarchy members to our “parliament” (a place where nobody talks rather than government officials).

The Castro’s family for decades, since 1976 Cuba established this ridiculous rituals of mono-democracy, has chosen the eastern provinces of Cuba to be their own platform to launch their names as eligible to any political event: mono-parliament, Youth Communist Congress, Pioneer National meetings, PCC’s Congress, you name it!!!

It is a ritual. Perfectly timed, some obscure hand previously selected proposes one of the names available in some prepared list, and here you go: everybody lift their hands. It is a choreography well planned and synchronized throughout Cuba. That is named by Castro's propaganda system: socialist’s elections.

Cubans know very well the scheme and their are tired to watch every year the same rituals executed rhythmically played by their own chorus of old chaps. What suppose to be our public assemblies in every neighbourhood have been diminished to the old revolutionary guards (the same old chaps you see all covered with medals on their scruffy olive suits on Castro’s TV), a few new faces appointed in government positions they have to take care and a bunch of children running around. Those people select our future parliamentarians-to-be.

The actual Cuba never attends those meetings. Cuban youth is more interested in how to leave their own country rather to be involved in any political agenda within Castro’s regime. A very different scenario Cuba’s propaganda system spreads in internet, blogs and official media.

So, the fact some obscure Cuban newspaper had announced Cuba’s Communist Party will decide in its congress if Fidel Castro will be again its supreme leader or not doesn’t matter at all. It is on Castro’s hands the choice as always was.

There is nothing new. After all, rituals are rituals. They stand forever.

Tres nombres, tres gestos, la misma historia

Tres nombres tres gestos una sola actitud

En la noche de ayer las cadenas occidentales de noticias mostraron la alocución de Seif al-Islam, el hijo del tirano de Libia, Muammar el Gaddafi.

Mirando la tirada de acusaciones y el llamado desesperado a deponer las protestas del segundo en la línea de la monarquía de Libia, un hecho saltaba a todas luces a mis oídos: la extraordinaria similitud en el lenguaje que estos criminales libios utilizaban para referirse a las protestas populares en ese pais norafricano con los que ocupan el poder en Cuba.

El hijo de Gaddafi acusó a la prensa occidental de ser el motor impulsor de las protestas en Tripoli, Benghazi, y otras ciudades Libias. Acusó a los manifestantes de bandidos, criminales y mercenarios norafricanos a la vez misma vez que hacia un llamado desesperado al diálogo y a las reformas.

¿Puede ser alguien tan cínico como para, después de asesinar civiles en los funerales de las víctimas, hablar de reformas y pedir un diálogo?

Curiosa confesión, sin embargo, fué cuando dijo que en Libia no habia partidos políticos. Nada mas parecido a Cuba: todos han sido eliminados, sus miembros expulsados al exilio, en las cárceles o fusilados desde el mismo momento Castro entró en La Habana.

La pregunta, sin embargo, es ¿cómo los asesinó Gaddafi en Libia?

La forma no importa, ante la muerte las víctimas son las mismas: los que piden democracia, el respeto a los derechos humanos y las libertades civiles de las que carecen.

Es curiosa la asociación de palabras que estos esbirros emplean para hablar de sus opositores: criminales y bandidos. ¿No nos recuerda a los cubanos como los tuiteros castristas, algunos que se dicen “periodistas” cubanos y los oficiales del gobierno llamaron a Orlando Zapata Tamayo durante su huelga de hambre y después de su muerte?

Las mismas palabras, los mismos términos. Las tiranías tienen un diccionario muy pobre en epítetos y en razones. Las células neuronales de estos sistemas políticos se han cristalizado, han perdido la elasticidad necesaria para elaborar conceptos más complejos de razonamientos y definiciones.

Para rematar la asombrosa similitud, hasta los gestos de grandielocuencia y adoración son los mismos. Nos remiten a los tiempos de la Alemania fascista. Hasta ahí la originalidad se ha reducido a una repetición mímica. Recordándonos a todos que los procesos criminales se repiten varias veces en la historia universal.

El hijo de Gaddafi, además, incurrió en una de las típicas reglas de la propaganda que nos ha enfermado Cuba por 50 años: ocultar las verdaderas cifras, los muertos en las calles de Libia, reducir a un mínimo las víctimas aunque todo el mundo sepa ya que es pura mentira.

Como se sabe, una mentira repetida mil veces puede convertirse en una verdad, como afirmaba Goebbels.

Durante los sucesos de Egipto el gobierno de La Habana mantuvo el mutismo típico de sus pánicos. Me imagino que ahora estarán rompiéndose el cerebro buscando una declaración que no enfurezca a sus amigos libios en el gobierno de Gaddafi, ni sea una blasfemia evidente a los ojos del mundo. No se como van a resolver ese rompecabezas.

Ya Castro cuando cayó Mubarak anunció, asi como si nada, que en Egipto “el pueblo no reclamaba por los derechos fundamentales”. Nada, que no hay nada mejor que ver como estos malandros se cocinan en su mismas contradicciones. ¿Qué dirán ahora de las matanzas libias? ¿Que los muertos pertenecían a la Mafia de Miami?

Porque a los únicos que Seif al-Islam olvidó mencionar en su tirada demencial de acusaciones de provocar las protestas en Libia fue a la “mafia de Miami” y a “los marcianos”.

Ocurra lo que ocurra en Libia, el medioriente y el norte africano, están dando al mundo, y especialmente a paises como Cuba y Venezuela, un ejemplo de lo que deben hacer con sus respectivos dictadores.

Un último pensamiento me trae la diferencia, y la referencia que el propio hijo de Gaddafi hizo sobre el ejército libio, en contraposición con el de Egipto. En el país de los faraones las protestas llegaron a un fin gracias al civismo y ecuanimidad mostrado por los miembros de ese ejército.

Al parecer no pasara así en Libia. ¿Qué ocurriría en Cuba en caso de unas protestas como las de Tripoli?

Una muy buena pregunta para responder y pensar.

Sunday, February 20, 2011

Idolo de Barro

Idolos de Barro

Lo ves surgir, casi percibes que aquel nombre crecerá de alguna forma, logrará surgir de la nada que conforma ese concepto uniforme de pueblo.

No entenderá de límites, fronteras morales y sicológicas, amistades que sostener mas allá de la utilitaria red que debe de componer para subir, peldaño a peldaño, la larga escalera hacia la cumbre.

Prometerá divinidades, desgranara carisma y talento de conspiración, firmará compromisos que destruirá con un golpe de mano y suerte, como lo hizo ayer. Nada le parecerá más sagrado que sí mismo, y su palabra se convertirá en talisman que adormecerá pensamientos y disidencia.

Es una raza biológica diseñada a disimular posturas, que creará mitologías y discursos paralelos, e ira re-escribiendo día a día la historia pasada de su pueblo. Creando el mito de sí mismo, recreando el nombre que no fué cada dia, cada hora, cada instante.

Talento en reconocer los que sembrarán la futura mitologia de su historia, y la harán crecer en un sistema de verdades incompletas, en serie y por piezas sueltas.

Con el tiempo, el poder y las fuerzas ciegas de millones en sus manos, organizará esos fragmentos y los convertirá en teorías políticas, verdades absolutas para las masas. Auto-hagiografía que nunca existió en sus inicios, pero que hará escribir en manos de otros.

Y levantada la estatua, sentada la divinidad en el trono hará descender el terror, hombre a hombre, en un proceso continuado y sostenido de persecución y silencio.

Y asi la persecución comenzará contra grupos aislados y pequeños: razas, clases, disidentes, sospechosos. Y gradualmente alcanzará a todos. En los inicios, una parte del pueblo contemplará con indiferencia el exterminio de esos grupos sociales que estigmatizará en publicos espacios, y satanizará con epítetos ajenos. Y contribuirán todos a su propia persecución, exasperando los odios internos.

Pronto todos se volverán cómplices y el sentimiento de culpa se extenderá a la sociedad en su conjunto. Será la telaraña social que generalizará el terror entre sí mismos. La sociedad será dividida en persecutores y perseguidos. Siendo el persecutor facilmente transformado en el perseguido, con solo una simple vuelta de la máquina política.

Nadie escapará a esta dialéctica feroz. Nadie.

Aquel líder ayer hoy es ídolo y re-escribirá la historia en marcha atrás, borrando, agregando líneas inexistentes, dictando lo no ocurrido y creando lo que debio haber sucedido divinamente.

Esta dialéctica invertida tiene al pueblo cubano encerrado en un laberinto del que no sabe salir. Solo la huida, el escape procede como fuerza centrifuga desde el corazón de la sociedad. Los que no logran atrapar esa fuerza se sientan a sobrevivir el período biológico del ídolo, que primero fué líder, y mucho antes sólo un simple pandillero sentado con un arma a la puerta de un colegio jesuita.

Nadie sabe por qué los cubanos decidimos crear un ídolo de barro y depositar en él la conciencia colectiva ciudadana. Naufragar al individuo, aherrojar el pensamiento libre y adorar un culto que fué creado por nosotros mismos.

Romanticismo, culpabilidad compartida en la persecución y el silencio de otros, cansancio y una gran mentira tejida por cada uno de nosotros mismos alrededor de un ídolo de barro. Hemos sido nosotros, nadie más, los culpables indolentes del delito supremo de la sociedad: el suicidio masivo de las libertades cívicas y de la democracia.

No se busque culpables en teorias fatalistas y geográficas, ni tampoco en complicidades ajenas a nosotros mismos como pueblo. Ahí, caminando diariamente las calles está el culpable. Nadie más.

Friday, February 18, 2011

Heberprot-P: the two faces of Cuba’ Health Care System

heberprot-p

There is a rule in disinformation systems within totalitarian regimes: the more a lie is told, the more that lie could become a truth. It is a rule fulfilled to the next level in Castro's propaganda system.

Although that rule is part of Goebbels’ Principles of Propaganda during Hitler’s Germany, Castro has made those principles the foundations of his own propaganda system and superseded his masters in the past.

Days ago, in February 7th, I published a post entitled “The showcase effect in Cuba’s Health Care System (in spanish: “El efecto vitrina en el Sistema de Salud de Cuba”).

Among the many hits my post received that day (it is one of my 10 most popular blog posts ever), 26 hits were from Cuba. Amazing !!!

Everybody knows Cubans don’t have easy access to internet and has one of the worst rates in internet access in the whole world, particularly to blogs critical with Castro’s regime, like mine.

In fact, I can guarantee without any doubt those hits belonged to Cubans’ official agents with the “important” task to monitor blogs like mine to know what we are saying, and react in consequence.

And that happened as a choreography very well scheduled. The very same day, and after that many times, a very curious report appeared in internet throughout many Cubans information agencies, repeated in consecutives report in February 10, 11, 16 and 17. Here is the link of the last report:

http://www.ahora.cu/english/sections/health/3730-heberprot-p-is-available-in-holguin-cuba.html

The same news repeated over and over every single day referred to the same place, the same official, the same report. It is the Goebbelian principle of repetition.

But lies are lies, and the fact is people in Cuba continue dying without knowing there is a Cuban drug, produced and manufactured by the Cuban authorities (HEBERPROT-P).

HEBERPROT-P is a drug especially recommended to patients afflicted with “diabetic foot” and bedsores (decubitus ulcers also known as pressure ulcers). A very common ulcers in aged patients unable to move and walk.

Cuba has created its own formulation and has been exporting the drug everywhere, and spent  a huge amount of time merchandizing it all over internet. My original post offered a link about a report explaining how Heberprot-P has been treating 12 thousands Venezuelan patients. Here is the link:

CUBA - Over 12,000 Venezuelan Diabetic Patients Treated with Cuba’s Heberprot-P

What Castro shows is that his system is more sensitive to any criticism of his dearest merchandise (HEBERPROT-P) rather than his own people. That explains how Cuba’s propaganda system is chasing any mention of that topic anywhere and anyhow. Explain also my 26 times hits on my blog from Cuba in that particular post.

What it doesn’t explain is why Cubans continue dying along the island unknowing HEBERPROT-P had ever existed. It doesn’t explain why family doctors throughout Cuba unknown that drug itself. Family doctors who are the front men treating Cubans patients with those horrific ulcers.

Now, an obscure doctor in an obscure hospital in one of the eastern provinces of Castro’s gulag is reporting (day after day) its use. If this is not a typical Goebbelian principle applied by Castro's regime, brought from another era to modern XXI Century, what is it?

I just want to challenge the western media in Cuba (CNN and Reuters), who have been very efficient repeating any Castro’s speeches along all these years, to make a survey throughout Havana and asking every single family doctor about this product. The answer will be the same: they don’t know what is HEBERPROT-P.

This product is merchandised through internet, the same internet Cubans lack of it. As always, Cubans don’t belong to this world… according to Castro’s faith and principles.

Thursday, February 17, 2011

GY y la guerra en silencio

Generacion Y y la guerra del silencio

El gobierno de La Habana ha visto lo que sucedió en Egipto y ocurre hoy en el medio oriente y ha sacado sus conclusiones.

Sabe que lo que ha ocurrido allí, y ocurre, sucederá inevitablemente en Cuba, mas temprano que tarde, y esta vez no los cogerá desprevenidos y sin preparación previa, como sucedió en Agosto del 94. Aquella vez todo fue diferente. Hoy, han previsto todos los escenarios y están dispuestos a actuar.

En Egipto y en todos los paises del medio oriente, las redes sociales como Facebook y Twitter han jugado un papel importante para movilizar, y para enviar al mundo lo que está ocurriendo allí. Demostraron ser mas eficientes que CNN y cualquier medio de prensa occidental.

No es que sean las que hayan llevado la tormenta social a esos paises, como algunos tontos se han apresurado a reclamar. Después de todo, la tecnología nunca reemplazará al hombre protestando en ninguna de las plazas de esos paises, y de Cuba. Al final del camino, es ese hombre el que derrumbará al gobierno, y no la tecnología.

En Cuba, internet y las redes sociales no tienen la importancia y la vitalidad de esos paises. Cuba es un oasis de ausencia de tecnología. Twitter, internet, facebook están en manos del gobierno y de algunos que con suerte, y dinero para comprar una conexion ilegal, acceden a lo que se ve.

Castro no ha sido tonto. El país ha sido destruido en 50 años y la economia es un desastre, pero el aparato represivo es el mejor engrasado que ha conocido una dictadura en la historia de la humanidad. Ha logrado crear lo que pareciera imposible: que el propio ciudadano se hiciera cómplice de espiar al projimo, y convertirse así en apéndice voluntario del aparato represivo.

Es en este contexto en que lo imposible se ha hecho posible: un conjunto de blogs alternativos, críticos del sistema, son hoy accesibles en la isla. Entre ellos, Generación Y, el ícono de todos y la diana de todas las censuras y ataques por el régimen en el pasado. ¿No suena esto hartamente sospechoso y extraño?

Algunas personas se han aventurado a justificar esta “apertura” al Congreso de Informática recién celebrado en La Habana y el afán del gobierno para presentar que en Cuba no se censura internet (“el efecto vitrina” del que he hablado en otros posts). Entre ellos, la autora del conocido blog lo ha mencionado de pasada.

Otros hemos buscado respuestas mas sutiles, mas cercanas a Castro, menos evidentes. Quizás con la llegada del cable submarino entre Venezuela y Cuba, y el llamado a lanzar alrededor de mil periodistas a crear blogs y cuentas en los medios sociales, filtrado en un video sobre una conferencia de un experto en internet a oficiales de la contrainteligencia de Cuba, la apertura de Generacion Y sea el toque final para el asalto a la fortaleza del blog ícono de la ciberdisidencia en Cuba.

Pero esta respuesta, sin embargo, está todavia falta de la sutileza de la que Castro ha sido maestro.

Intuyo algo más. Soy de los que hace mucho tiempo ha pensado, cree y está totalmente convencido que alrededor de Yoani Sanchez, en su cerrado círculo de amistades y blogueros creado en su escuela privada, hay personas que informan a la seguridad del estado cubana.

No puedo decir un nombre, señalar con el dedo alguién, acusar. Instintivamente pienso en alguien de su entera confianza personal, que ha sido comprometido a informar y reportar, que actúa como uno de esos bloggers integrados a su plataforma GY.

Los órganos de la contrainteligencia cubana tienen una larga experiencia comprometiendo personas allegadas a “enemigos” del sistema, incluso en contra de su voluntad. Me inclino por esta variante.

Por otra parte, y para aclarar cualquier duda, no creo, ni nunca he creído, que Yoani Sanchez sea un producto del sistema de propaganda de Castro, un agente encubierto ni una maniobra oscura del G2 cubano. Importante decirlo claramente para aclarar malentendidos.

¿Cual es entonces el propósito de esta guerra en silencio de Castro?

La respuesta es un poquito más elaborada y sutil: el clásico estilo del tirano.

En mi muy personal opinión, el gobierno de Cuba ve que es inevitable que ocurran los sucesos que tienen en vilo al medio oriente en La Habana. La situación de la ciudadanía es dificil, el sistema pasa por una cruda etapa de recortes y ajustes neoliberales, un millón de empleados estatales despedidos e impuestos que hacen casi imposible el trabajo por cuenta propia. Factores todos para una protesta masiva.

El gobierno sabe, además, que internet ha jugado una labor central en las protestas de Africa, y ha decidido jugar su carta. Levantar el bloqueo a Generación Y, y unos pocos sitios más, para no hacer demasiado evidente el juego, y comenzar a chequear quienes, dónde y cómo acceden a GY. Marcar nombres y lugares, en el muy conocido juego de localizar futuros y muy posibles “Yoanis” en Cuba para, cuando llegue el caso, neutralizarlos.

¿Les suena conocido?

Los viejos opositores del 60 de Castro podrán inmediatamente reconocer la estrategia del viejo guerrillero y astuto pandillero. Fue lo que hizo previo a Bahía de Cochinos con los opositores de entonces. Será lo que hará con esos que localizará en su descubrimiento a GY.

Documentos, pruebas que mostrar no las tengo, pero hay hechos que me llaman poderosamente la atención.

Recientemente el gobierno cubano compró todas las acciones que eran de propiedad extranjera de la Compañia de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) ¿Con qué dinero?, se preguntarán.

Con el dinero de Venezuela. Son 706 millones de dólares, 500 de ellos en efectivo, y el resto en cuotas mensuales de 5,7 millones. Cuba nunca ha tenido esa solvencia financiera para realizar la compra en efectivo… pero la hizo.

Desde hoy, el gobierno de Cuba es libre para instalar cualquier tipo de tecnología de espionaje electrónico que pueda comprar, por ejemplo, en China. Ah, qué casualidad!, China está en la instalación del dichoso cable. ¿Coincidencias?

Ninguna. Todo cae en el sitio que necesita caer. Generacion Y estará vigilado electrónicamente, monitoreando quiénes acceden, y desde dónde, qué hacen, qué escriben. Es la perfecta carnada para el ingenuo internauta cubano que descrubre un tesoro prohibido por 3 años.

Es desde esta perspectiva, sin embargo, que el muy conocido video de la ciberpolicia cubana alcanza un significado diferente. Y ya nada casual.

No se trata de ningún Cubaleaks como algunos han intentado llamarle, ni es obra de algún quijotezco defensor de los derechos humanos dentro de la seguridad cubana. No es tan fácil y sencillo sacar un video como el de marras de un país como Cuba, y precisamente desde la contrainteligencia. Y tampoco es casual el momento que escogen para hacerlo.

No es tampoco para “meter miedo” a los futuros bloggers, los futuros “Yoanis”. Decirles que serán encausados por la ley mordaza, y todo el listado de leyes que atan las manos de los cubanos y los lanzan 20 años en la cárcel, como algunos han teorizado. Es, sencillamente, una maniobra para llamar la atención de aquellos que se sienten tentados de contactar GY, o cualquiera de los otros blogs alternativos, y comenzar a servir en la cadena de información al exterior, como sucedió en Egipto.

Las protestas en Cuba comenzarán a ser atrapadas mucho antes, incluso, que salgan los hombres a las calles a protestar.

En el viejo esquema represivo con que Cuba dispone, muy engrasado, existen 3 muy conocidos escalones:

  1. Las brigadas de respuesta rápida: que son sencillamente esos que con palos asaltaron a los que protestaban en 5 de Agosto de 1994.
  2. Las brigadas de la contrainteligencia: que ya he explicado en otros posts, y cuya función es localizar, neutralizar y detener a los líderes de las protestas.
  3. Y las brigadas profesionales antimotines: ya el último escalón, cuando no queda más remedio que mostrar la artilleria pesada.

Es así como el régimen de Castro tiene diseñado el enfrentamiento a cualquier protesta en cualquier lugar de Cuba.

En el mundo web, sin embargo, lo que comienza en estos días es el segundo escalón, el primero ya lo hemos visto ensayando en Twitter desde hace algún tiempo, con los tuiteros oficialistas. La localización de aquellos posibles líderes en el campo de las redes sociales, que podrían ser los que movilicen y lancen al mundo las imágenes e informaciones de lo que estaría ocurriendo en ese momento en el país.

Es ahí, en mi opinión, donde el gobierno de La Habana ha incluido Generación Y en el esquema de represión a las inevitables protestas. La carnada útil para atrapar al ingenuo, desde hoy, en esta guerra en silencio.

Wednesday, February 16, 2011

Las predicciones de Fidel Castro

Caminando-entre-dinosaurios

No hay nada más educativo que oir a los tiranos cuando llegan a la senilidad. Son predecibles, repetitivos y con una total falta de originalidad que aburren hasta el bostezo… si los que lo oyen y ven tienen la posibilidad de cambiar el canal, por supuesto.

En Cuba eso no ocurre. Cuando a este especímen en extinción se le ocurre  dar una de sus charlas mediáticas los canales se enlazan, la radio enmudece, toda la programación de la noche desaparece, para desgracia de los que no tienen canales ilegales en sus casas.

Cuba se convierte en Disneylandia: la tierra de los dinosaurios.

En estos días se le ocurrio hablar de la extinción de la especie humana. Según él estamos en peligro de extinción, quizas ignorando o diciendo demasiado en plural lo que está ocurriendo en el medioriente y en el norte de Africa en singular: la extinción de los tiranos… y no precisamente saurios.

¿Es que quizás adivina, con pánico, que su puerta está muy cerca y que mas temprano que tarde le tocara su turno?

Pánico es lo que se advierte en el gobierno de Cuba cuando a estas alturas, sin ningún motivo aparente y después de unos cuantos años fuera del circuito televisivo, el señor Fidel Castro se asoma para predecir el fin de la especie humana.

¿Habrá querido decir de la especie humana en el archipiélago cubano?

Porque unos para España, otros para Estados Unidos, muchos, casi todos los cubanos sueñan con irse de Cuba, amenazando la isla con dejarla sólo poblada con esta especie que nos ha depredado por más de 50 años.

¿Y predecir? 

Fidel Castro ha estado prediciendo toda la vida. Que si en el 70 íbamos a tener la zafra de los 10 millones. Que si alrededor de La Habana íbamos a sembrar todo el café que necesitaba el cubano. Que si a finales del 2010 los cinco espías iban a estar en Cuba. Que íbamos a ser el pueblo más culto del mundo. Que ahora sí ibamos a construir el ¿Socialismo?

Este señor ha estado prediciendo lo impredecible toda su vida en el poder. Y ahi está, aún prediciendo. El problema es que nada de lo que ha predicho ha ocurrido, y sí todo lo contrario.

¿Para eso se le presta todo el tiempo de la radio y la televisión cubana a un individuo que ya no tiene el mas mínimo prestigio prediciendo?

No se si es que ya presenta profundos síntomas de Alzheimer, o si es que ya en ese gobierno no queda nadie con un cerebro fresco, la realidad es que se sento en la televisión para que los adulones de siempre le rieran las gracias, le hicieran las preguntas que siempre han sido predecibles, y los dejaran hablar de lo que le diera la gana.

Fue solo buscar la línea en los diarios occidentales. Alimentar a las castrura en los medios sociales de internet, recordarle a los cubanos que aún esta ahí, vivito, para que no se atrevan a salir a las calles. Pánico, puro pánico.

Los acontecimientos en Africa y en el medio oriente lo tienen nervioso y sabe que su hermano no tiene el mas mínimo poder mediático. Después de todo, los Estudios Disney tienen un muy famoso corto infantil entre sus clásicos.

¿Su nombre?  Muerte de una Dinastía ….

Tuesday, February 15, 2011

El exilio renegado por Miriam Celaya

Damas de Blanco Las teorias filosóficas sobre como derrumbar un régimen despótico son buenas en los libros, especialmente para lectores que viven en sociedades democráticas. Pero teorias no derrumban tiranos, y diálogos no existen con gobiernos despóticos.

Hasta aqui es lo único útil que se puede sacar de lo que escribe Miriam Celaya sobre la “rebelión facebook en Cuba”, y no es lo que ella dice, sino lo que podemos sacar como conclusión de lo que ella no nos quiere decir.

La autora del blog lanza un ácido ataque a la iniciativa aparecida en Facebook de un grupo de exiliados cubanos haciendo un llamado a protestas en contra del régimen de Castro en Cuba. Entre tantas otras cosas acusa a los que lo apoyan de estar promoviendo actos de violencia, donde los disidentes y opositores serian los “alzados”.

Resulta irónico que esta bloguera insulte al exilio que la ha ayudado a que la conozca el mundo. Ese exilio que ha colgado los escritos de los blogueros cubanos en sus páginas web, transmitido sus posts por Twitter y Facebook. Ese exilio que nutre el cuerpo mas grande de sus principales comentaristas de sus propios blogs, y que también son los que muchas veces recargan sus preciados celulares para que blogueros como ella misma puedan tuitear desde Cuba, y no estén aislados y solos.

Si hoy Miriam Celaya es conocida es gracias al exilio que, según ella, no pondrán los “alzados”. Pues, Miriam, ¿y qué usted pretende? ¿Que ese exilio desembarque en Cuba y salga a protestar frente al Consejo de Estado porque usted no pretende hacerlo?

Mala memoria, cinismo y comodidad se resume en el escrito de marras, en el original, no el que censura Diario de Cuba. El viejo exilio, ese al que critica con palabras soezes en su post fué quien hizo eso en el pasado con armas, y después con avionetas sembrando La Habana de propaganda contra Castro, o saliendo en lanchas hasta los límites marítimos de Cuba. ¿Es eso lo que usted desea?

Castro no se caerá teniendo a los cubanos sentados en la casa, rumorando una protesta muda que no se atreven a llevar a las calles. Esas calles tienen que ser tomadas, y usted tiene que dejar de escribir desde su comodidad y salir, como lo hizo el ejecutivo de Google en Egipto.

Así es como se sacan a los tiranos del poder, y no buscando “grietas” que no existen y diálogos inexistentes que no habrán.

Es curioso además, el momento en que aparecen estos escritos de Celaya. Cuando ya su propio blog está en el mismo sitio de Generacion Y. Mucho mas curioso que los últimos escritos de Miriam Celaya hayan estado criticando duramente al exilio en lugar de referirse a lo que ocurre en Cuba, como es de suponer haga ese blog. Mucho más perturbador es conocer, y comprobar, que lo que el Diario de Cuba publica es una versión blanda, que censura epítetos y palabras, frases completas de Miriam Celaya. Me pregunto, ¿por qué?

¿Y por qué el silencio del Diario de Cuba de no decir que no corresponde al post original de la autora? ¿Por qué la autora no ha especificado que entre los dos hay marcadas diferencias de lenguaje?

A veces una palabra puede cambiar totalmente el curso de lo que se escribe, especialmente si esas palabras son soeces. Curioso, además, que ocurra cuando el sitio desde donde escribe es accesible desde el Cuba.

¿Es simplemente para que no pueda ser acusada de incitación a una rebelion? Si fuera así con obviar el tema y referirse a otra cosa sería suficiente. ¿O es que hay algo más?

Me pregunto, ¿será Miriam Celaya el caballo de Troya de Generacion Y?

Es solo una pregunta. No estoy acusando a nadie, pero muchas coincidencias siempre llegan a un punto, y nada en esta vida es fortuito. Sobre todo cuando hay tantos elementos perturbadores.

Viendo todo esto, cada día que pasa admiro más a hombres como Maseda, o como Bicet, a Marianas como Laura Pollán y sus mujeres que fueron, y son, capaces de salir por las calles de Cuba con gladiolos en las manos, y son atropelladas, arrastradas, perseguidas, golpeadas e insultadas. Pero ahí están, demostrando que lo que ayer parecía imposible, hoy se puede.

Y se podría más si todo el pueblo de Cuba se incorporara en vez de estar escribiendo un millón de posts sobre “grietas” y diálogos con autoridades sordas.

Monday, February 14, 2011

50 años de Kastrismo arrepentido

Arrepentimiento por Orlando Arias Morales

Los hemos visto llegar por oleadas, algunos de ellos han tenido más espacio en la prensa americana y mundial que los reales opositores cubanos, la gente que ha arriesgado la vida en Cuba con su opinión honesta, sin que medien compromisos ni simulación partidista con régimen.

Hay una línea delgada que separa al ciudadano que creyó, con honestidad espiritual e ingenuidad, la propaganda castrista y la asumió como auténtica y vio caer sus esperanzas en una idea que parecía bonita, de aquel que ganó cargos a base de aplastar a otros, subir la escalera de poder y llegar a puestos importantes dentro de Cuba.

¿Hasta dónde es auténtica y veraz su actitud opositora o de rechazo a su anterior status político dentro de una dictadura como la de Cuba?

Esa es la pregunta que debemos hacernos cada vez que uno de estos personajes que ayer figuraban en la nómina de Castro se aparecen por Miami y otras ciudades del mundo democratico.

Y lo peor. Llegan a la prensa occidental, acaparan horas y venden “secretos” reciclados, muchos de ellos ya bastante conocidos y pasados de boca en boca en Cuba. Todos los hemos visto en el programa de Maria Elvira.

La última información de uno de estos la tenemos en "El Nuevo Herald”. Pedro Alvarez, que por años encabezó Alimport en Cuba, está en Tampa. Este personaje manejó por años el comercio de alimentos entre Estados Unidos y Cuba.

Sí, como lo oyen, comercio de alimentos. ¿Y dicen los castristas que hay “bloqueo” comercial a Cuba? ¿Y entonces qué hacia Pedro Alvarez importando comida de granjeros norteamericanos? ¿Lo hacia para Egipto?

La próxima pregunta sera: ¿cuando lo veremos en los canales del sur de la Florida acaparando espacios que no tienen los opositores en Cuba?

¿Hasta cuando vamos a dejar que estos personajes inunden las noticias sobre Cuba y no ocuparnos de lo que es importante, que ayudar es la sociedad civil en Cuba?

Mas allá de la realidad de que estos señores, después de vivir una vida flotante, con buenas casas y carros, viajando el mundo entero con el dinero de Castro y usando el nombre de nuestro país para repartir la etiqueta Socialismo, ahora llegan a Miami o a Madrid a vender su información útil, disfrutar una vida tranquila junto a los hijos que abandonaron Cuba antes que ellos.

Sinceramente, si quieren conocer cuál será el próximo en la lista de estos arrepentidos le recomiendo busquen en la geografía política del régimen quienes y donde tienen familiares allegados fuera de Cuba. Son muchos, incluido los gobernantes cubanos. Pero de esos no esperen nada, esos no creen en familia, amigos y fraternidades.

No hay nada errado en reconocer que nos hemos equivocado, y que una idea ha llegado hasta el final en nuestras vidas. Todos cambiamos con la edad, la experiencia y el conocimiento de la verdad. Pero ese cambio no se anuncia de un día para otro. Los que lo hacen así son simplemente simuladores. Y lo fueron en Cuba, también.

Desgraciadamente, la línea entre el aprovechado, el simulador y el que verdaderamente evolucionó hacia un pensamiento diferente al oficial en Cuba a golpes de la vida es muy fina, casi transparente y delgada como para poder separar bandidos, máscaras y verdaderos actores en la vida social en el exilio.

Hoy tenemos a Pedro Alvarez en Tampa, y mañana ¿a quien?

Sunday, February 13, 2011

Una ABUELA muy vieja…

Un libelo muy viejo

GRANMA es la forma corta del vocablo inglés Grandmother (Abuela). Es también el nombre del periódico del único partido permitido en Cuba, el de los hermanos Castros.

Es curioso como siendo esa revolución tan antinorteamericana, y como habiendo abrazado tan rápidamente llegado al poder Castro el antinorteamericanismo, el vocablo inglés se haya preservado para recordar el pequeño desvencijado yate en que atravesaron el Mar Caribe desde Mexico para derrocar a Batista.

Al fin y al cabo bien pudieran haberle cambiado el nombre en aquel momento y ponerle alguno más patriótico y más recomendable por aquella época. ¿O quizás en aquel entonces Castro no pensaba en su guerrita personal contra los Estados Unidos?

Lo cierto es que las primeras décadas de ese proceso dictatorial Cuba fué barrida de todo vestigio del vocabulario inglés, y con ello también la musica, y los Beatles, y las peliculas de Hollywood desaparecieron en la isla. Norteamerica salio de la órbita cultural del oficialismo en Cuba.

En un país tan sumamente cercano a Estados Unidos por décadas, donde las mutuas culturas de nuestros dos países compartían un intercambio tan rico como tan pródigo en influencias mutuas, llevando la ventaja nuestra cultura autóctona siempre, Cuba vio cortado todos los vínculos con lo que sonara a americano. Pero el nombre del periódico de marras subsistió. Al parecer eso no era “diversionismo ideológico”.

Sin embargo, en la Cuba no oficial la música americana circulaba, los nombres pasaban de voz en voz y con ella los discos, las letras de las canciones, los libros prohibidos. A pesar que al final de la década de los 60 fue la “ofensiva revolucionaria” que acabo con los últimos pequeños vestigios de la sociedad de la libre empresa (ese cadáver que hoy quieren renacer), la música americana se mantuvo viva y la música nativa fue quedando en el olvido. Que extraña contradicción la nuestra.

Sólo ya avanzados los 70 las autoridades oficiales culturales levantaron el grito de alerta ante el retroceso de la cultura cubana y la penetración del “diversionismo ideológico” americano. Pero GRANMA siguio llevando el mismo nombre.

Hoy la musica cubana se oye, y también la americana, con la excepción de los muy bien conocidos censurados nombres de artistas cubanos que viven en Miami, o en algún lugar en el extranjero. Sólo de vez en vez aparecen en el ya mas maduro GRANMA asociados a palabras y vocablos del diccionario de epítetos del castrismo: gusanos, contrarrevolucionarios, agentes del imperio, y el resto que todos tan bien conocemos.

Durante todo este tiempo de censuras, prohibiciones y ausencias, el dichoso periódico de marras no ha cambiado de estilo. Sigue siendo las tres míseras páginas con un estilo doctoral, arrogante y tieso. Siguen apareciendo los editoriales anónimos que ya todos muy bien conocemos. Se siguen utilizando el mismo trillado diccionario de epítetos que estrenó en los 60.

Lo único nuevo que este libelo ha inaugurado son sus dos páginas web, muy poco visitadas en la isla dadas la pequeña cobertura que tiene internet. Y para no agregar nada nuevo, la edición internacional, la cara a la web externa, difiere significativamente de lo que se pública para consumo interno de los pocos usuarios que tienen acceso. Adivino que es para que no haya “diversionismo ideológico” en Cuba.

Ni en el estilo de censura y simulación han cambiado.Por eso no es extraño que un reciente reporte de la BBC, la agencia británica de noticias, lo colocara entre los 50 nombres más extraños de periodicos. Ocupa el numero 6 en la lista.

Para que tengan una idea quienes le adelantan:

  1. Impartial Reporter: “El reportero Imparcial”
  2. Unterrified Democrat: “El Demócrata no aterrorizado”. Es para morirse de la risa.
  3. Times-Picayune: “Los Tiempos de Picayune”. La palabra Picayune no existe en inglés, pero el periódico es de New Orleans. ¿Quién rayos creo ese periódico y por qué?
  4. The Arran Banner: Banner es el nombre de una variedad de papa desarrollada por Donald McKelvie in 1927 en la isla Arran en Escocia. Sin comentarios.
  5. Egregious Hippogriff: Un hipogrifo es un animal fantástico híbrido, cuya mitad delantera es una ave con cabeza, plumas, alas y garras y la mitad trasera, un mamífero con pezuñas, usualmente se le asocia la parte trasera con una mula. Asi que el nombre seria “El Hipogrifo Atroz”. Otro que bien vale una carcajada.

No hablo del sexto puesto, ya ustedes lo conocen: GRANMA.

Después de todo, el libelo castrista está en muy buena compañia. El mismo y sus periodistas se llaman “imparciales”, aunque no lo son. Ellos mismos se titulan “demócratas” y muestran la “valentía del pueblo revolucionario y contra la agresión imperialista” (qué fácil y predecible es simular la retórica castrista), por lo que en sus páginas siempre están mostrandose “no aterrorizados”, cuando estan constantemente muertos de miedo con la opinión de su propio pueblo.

Lo de la “papa Banner”, bueno, no hay que darle mucha vuelta. Leer el GRANMA es peor que comerse una papa cruda: insípido, duro de masticar y poco sustancial. Y lo del hipogrifo le viene muy bien al periodicucho habanero, es casi un animal prehistórico y legendario, propio de la fauna comunista que ya ha desaparecido con unas contadas excepciones. Creo que algo pudiera aparecer por Corea del Norte para desplazar al animalito de Castro.

Así, esta mezcla de papa y animal prehistórico se nos ha hecho viejo (¿o vieja?) y hoy ya solo sirve en los hogares habaneros para sustituir, en ciertas ocasiones, el papel higiénico en labores necesarias a la vida humana.

Saturday, February 12, 2011

Dictators Hunter Season is On

Stop supporting Tyrants First was Ben Ali in Tunisia which send waves to Egypt. Yesterday it was Mubarak. Today it looks Bouteflika in Algeria is in trouble. Could be Castro in Cuba the next in the line of fire?

The political landmark in Africa is changing, dramatically and so fast we are unable to predict where those countries are going. But a word is frequently used by western media, public statements by politicians of any political colour and bloggers. A word with too many meanings and too many controversial references: revolution.

You can turn your cable TV provider now and you will watch CNN spreading the “political consequences of the Egyptian revolution”. Then, you compare that statement with Iran’s Khomeini remarks about the similarities between “the Egyptian and Iranian revolution” and you will be shattered with a fear about what will be coming to Egypt.

Yesterday I was totally surprised by the remarks made by Rep. Ryan Paul in CNN. He said:

“Well, we've invested a lot of money in Mubarak, and I don't think it was a good investment.  It was stable for awhile, but it was building the resentment and the instability that finally burst out.”

He said more, much more: Egypt is the United States' 30-year mistake.

But it is not an statement made and shared by the Republican Party as a whole. And, I’m pretty sure, republicans are going to slash Obama’s administration out about the evolution in Egypt and in the middle east. Today, the red herring to the White House is Algeria and how Obama is going to help shaping nor a country on stake in Egypt but almost half a continent.

The question though is still in peril. To where Egypt is going to be leaning in the future? Will be a new Iran in Africa? Will Egypt build the first democratic Muslim country in the middle east? How will be the relations between Israel and Egypt? And what kind of role the future Egyptian authorities will play between Palestinians and Israelis?

The future of those places in Africa, even when it doesn’t look related with Cuba, are tied with the balance of power in Latin-America. The duet Castro-Chavez has been playing with Iranian Prime Minister Mahmoud Ahmadinejad as a puppet to make a “liberation front” against the north American imperialism, as they use to say.

Egypt future will affect the balance of power in the middle east and in the western Hemisphere. At this moment though, Cuba doesn’t look like it is in the front line to bring down its own bunch of dictators, but it is interesting how Castro’s ruling Communist Party newspaper downplayed reports of Egypt's large-scale pro-democracy protests: as usual, a few lines in its front page.

Fears and silence are crawling the Cuban government and no word is heard from its officials. Chavez, usually very outspoken in every occasion he finds, has been rarely quiet to switch to a more aggressive approach days before Mubarak’s ousting, calling the protesters westerners media inspired``. Predictable, Chavez. It was Castro suggestion, wasn’t it?

The door is open, the people of Egypt had spoken. Time is ticking, so what is the next step in Egypt?

Friday, February 11, 2011

La Caída de las Banderas Negras

lots-of-flags En mas de medio siglo de gobierno, Fidel Castro ha roto todos los records que el libro guinnes haya recogido sobre lo que una persona o un político haya hablado en discursos públicos.

La dicotomía entre persona y político, en el caso de Castro no ha sido un traspié de mi escritura. En él las dos personalidades no cohabitan, se rechazan mutuamente.

Lo que muchos olvidan es que el gobierno que por casi medio siglo él encabezó, y  que ahora encabeza su hermano, ha hablado muchas veces más en signos y símbolos que en palabras. Y no es una exageración.

Fidel Castro ha sido siempre un apasionado de los símbolos. Así desde el mismo día 8 de Enero de 1959 en que entró en La Habana, le posaron una paloma sobre el hombro izquierdo en su primer discurso público a la nación cubana. Nacia la teatrología castrista de estado.

Desde entonces la paloma no ha aparecido más en sus apariciones públicas. Quizás por temor a algún atentado, de todas formas él no ha dejado de usar símbolos crípticos y pequeñas artimañas publicitarias para acaparar los cintillos de la prensa occidental, más deslumbrada a esos gestos teatrales que al real contenido de sus palabras: siempre las mismas.

El ejemplo clásico es aquella conocida Cumbre del Milenio en la ONU, en donde lanzó su pañuelo blanco sobre las dos luces de advertencia en el podium en la Asamblea General. Inmediatamente los cintillos del mundo occidental recogieron la farsa lanzada por el maestro de ceremonia Castro.

Son estas las señales que la prensa occidental reprocha silenciosamente al gobierno del “más joven” de los Castros, Raúl.

Sin carisma que mostrar, con una mirada oblicua y socarrona, con muy poco vuelo intelectual y un país en ruinas, sobre todo esto último, Raul Castro está huérfano del status de celebridad conque su hermano habia llenado el trono de Cuba y las planas de los diarios.

¿Es quizás que por esto tomaron la decisión de quitar las banderas negras del cementerio de banderas frente a la oficina de intereses de Estados Unidos en La Habana?

¿Es el símbolo de los tiempos donde un nuevo presidente americano ha dado pasos de distensión hacia Cuba sin haber ocurrido nada en La Habana?

¿Es esta la respuesta de La Habana, la conseción de Raúl Castro a las nuevas medidas de apertura norteamericanas al gobierno castrista y que está esperando Obama?

¿Qué significa la caída de las banderas negras frente a la oficina americana en Cuba?

El mensaje subliminal fue una constante de Castro el primero, ¿es esta la señal de Castro el segundo de eliminar esos mensajes subliminales también?

El lenguaje intricado ha sido la única constante y coherente política de este gobierno encerrado en una isla. Y esta contradicción entre un dictador con un discurso verbal incontenible y una política laberíntica adornada de símbolos, ha hecho de esa pequeña isla del caribe una constante fuente de cintillos y noticias en el mundo, sin apenas significar nada para los ciudadanos que la habitan.

Pero ahí está: las banderas caídas, los postes desnudos levantados al viento. Una arboleda de espinas frente al mar, como los restos de un animal prehistórico atrapado en el caliente cemento de la plaza.

Las agencias de prensa casi ni han registrado su caída: Raúl Castro no es un buen director escenógrafo y casi nadie se ha enterado del suceso.

Mientras, los cubanos caminan por el malecón y se acercan a la oficina americana para luchar un boleto a la Florida. Nadie se percata que el cementerio de banderas ya está muerto.

Thursday, February 10, 2011

Cortejo Fúnebre a la Democracia

Cortejo funebre a la democracia

Recientemente el sitio web CubaEncuentro publicó un artículo que trata sobre la muy maltratada por todos libertad académica de expresión que, a todas luces, huele desde lejos el tufillo conocido de los cortesanos conocidos del régimen de La Habana.

El artículo en cuestión aborda la visita de Miguel Barnet al Bildner Center de City University of New York (CUNY) y la carta que un grupo de exiliados cubanos envió a la institucion academica.

La persona que escribió el artículo se engarza en una intricada diatriba contra los firmantes de esa carta de protesta por la presencia de Barnet en Estados Unidos, sobre todo aludiendo al “preocupante desconocimiento de los principios de libertad académica, tal como fueron establecidos desde hace más de medio siglo por la Association of American Colleges”. Y añade:

… cuyas bases son “la libre búsqueda y exposición de la verdad, y no los intereses particulares de un individuo o institución”.

Lo curioso del escrito es que se muerde la cola con sus mismas palabras cuando señala que Barnet no fué a Estados Unidos en “representación del Gobierno cubano”, sino que fué como autor de un libro que pudiera incluirse en el curriculum de los departamentos de español.

O yo no leo ni entiendo español, o esta señora no lee ni sabe leer español correctamente.

¿En qué quedamos? ¿No dice esos principios de la libertad académica, que la señora emplaza en su diatriba a los firmantes de la carta, que las bases son “la búsqueda y exposición de la verdad” y no los intereses de un individuo o institución, como ella enfatiza?

¿Entonces Barnet no fué como escritor de un libro tampoco? Tampoco fué en representación del gobierno de Castro. Entonces, ¿en representación de qué fue a New York? ¿En representación de los angeles y demonios del cielo?

Alegar que Barnet fue sólo en gira académica es negar que un artista es también un ciudadano, y negar que la actitud política ante las autoridades de su país y con la realidad de Cuba está indisolublemente atado a la condición humana de cualquier escritor, de cualquier persona.

Si somos escritores es porque en primer lugar fuímos ciudadanos y nos proyectamos como ciudadanos sobre la actitud política del gobierno que nos dirige.

En el caso de Barnet por mucho tiempo ese señor ha dirigido la UNEAC y ha instrumentado en esa institución la política de censura y coerción que el gobierno de Castro le ha dictado. Hasta donde tengo conocimiento, Miguel Barnet nunca ha levantado su dedo para defender a ningún intelectual cubano en desgracia con el gobierno de La Habana por exponer libremente su libertad de pensamiento y su libertad de creación.

Y sí todos sabemos que el señor Barnet es uno de los tantos sargentos literarios que ha dominado Cuba durante décadas, viviendo una vida privilegiada y viajando el mundo con los gastos pagados por la institución de censura en manos de Castro (UNEAC) que él mismo ha dirigido.

No hay que remontarse a épocas lejanas. Muy recientemente estuvo en Italia, también “promocionando un obra”, e invirtió parte de su tiempo como “ese escritor que está promocionando su libro” en atacar a los disidentes y defender la dictadura en cada acto público en que estuvo involucrado su persona.

Entonces, ¿dónde está el escritor mas allá del representante institucional del régimen de Castro? ¿Dónde está el representante de una institución del gobierno de La Habana mas allá de su condición de escritor?

No se pueden jugar con las palabras, ni con los principios de la libertad académica. No se puede entregar a los cortesanos del régimen las herramientas de la democracia. Si algo las tiranias y sus representantes supremos han sabido utilizar son las libertades esenciales que todos los ciudadanos, escritores o no, tenemos para opinar y criticar lo que deseamos en las democracias occidentales.

Día a día no me deja de sorprender el enorme ejército de tontos y malintencionados que encontramos en las democracias occidentales que, en nombre de la libertad de expresión, de las libertades académicas, le dan la oportunidad a los tiranos de hablar en boca de sus voceros.

Esos que bien intencionadamente propician la libertad académica a escribas de dictadores ignoran que, llegado el momento, esos mismos voceros y esos mismos dictadores no tendrán la condescendencia que tuvieron ellos y no le ofrecerán la reciprocidad de su oportunidad.

Las tiranias no conceden la oportunidad de la réplica, el diálogo y el debate democrático. Quien piensa diferente se equivoca, y los que están sentados en el trono de Cuba han usado esta debilidad académica en su beneficio.

Cuba, más que ningún otro país, es el vivo ejemplo de que la libertad de pensamiento y académica solo tiene 3 caminos posibles en un régimen tiránico: la cárcel, la represión y el exilio.

Y dejémonos de ingenuidades. El mismo señor Barnet justificó en su cartita a los reyes magos de Cuba en la defensa de esa tirania cuando solicitó su viajecito al centro académico de New York. Porque en Cuba para salir, todos y cada uno de los cubanos, así sea Barnet o el más simple ciudadano de Baracoa, necesita una autorización del regimen.

Por supuesto, en el caso del escritor de marras es sólo un recurso rutinario. Castro sabe que esta enviando un pelele.

Las instituciones académicas norteamericanas están enterrando a sus propias instituciones y leyes democráticas cuando invitan a instrumentos como Barnet. Decir lo contrario es una falta de respeto total a la inteligencia humana, pero sobre todo, una falta total de respeto a aquellos que murieron en Cuba ignorados, silenciados y enterrados en vida sin la posibilidad que hoy tuvo Miguel Barnet de acudir a New York.

Al parecer, a la señora que escribió ese artículo se le olvidaron, “casualmente”, esos nombres.

Tuesday, February 8, 2011

Raul Castro in Egypt

Raul Castro y su nieto en Egipto

I guess it took him almost 50 years to get there, a very long time under his brother’ shadow.

So, as soon as Raul Castro became Cuba’s first figure in the monarchy ladder, at least apparently,  he didn’t waste any time to visit the country of the pharaohs and pyramids: Egypt.

Again, I can guess, Egypt is a rich source of inspiration. A country with one of the most famous and well-known landscapes in the whole world.

The pyramids are timeless. They had withstood the natural erosion, predators of any kind and more than 2 000 years of human lootings.

And they are there, crumbling down in pieces, stone by stone, but still standing and defying time and human challenges. The best of all inspirations to Cuba’s government!

To make the most of his time in Egypt, I’m really sure Raul Castro didn’t forget to share the precious opportunity and talked with Mubarak about something that both regimes share in common: mutual experiences in repressive techniques, very useful to the Egyptian president in these days.

Ironically, when Castro visited Giza in company of his grandson and the famous archaeologist and Egyptologist Zahi Hawass, Dr Hawass made the painful mistake to tell him his profound admiration of his big brother, Fidel Castro. In his own words: “I really admire his brother Fidel Castro.”

I guess being a very renowned Egyptologist and an extraordinary connoisseur in mummies, Dr Hawass could not help himself to express publicly how deeply he admires another mummy almost as famous as the Giza’s mummies: Fidel Castro.

And that was how Raul Castro was again left under Fidel Castro’ shadow in Egypt, even when he was at that time the first figure in Cuba’s monarchy.

Unfortunately to misfortune of Dr Hawass, Egyptians pharaohs and Mubarak, Fidel Castro never ever had believed in family ties, caring feelings to old friends and reciprocal decent attitudes toward political allies. Today, Castro had added his voice to the chorus of people asking Mubarak to leave office. How ironically: a dictator telling another peer to leave!

I guess it is question of complying with the times as the pyramids do in order to continue surviving on Cuba’s throne. What it is pretty odd is, in the short period of time Raul Castro has been in power in Havana, he has showed off more diplomacy and delicacy in politics than his older brother, and the actual power behind Raul.

To the old tyrant, friends, family and old ties don’t matter when the time is to grasp tightly the throne of power and comply the times. The government of Cuba though, headed by his younger brother, had kept a discreet silence about the protests in Cairo.

Maybe Raul has good memories from the time he was wandering around the pyramids. Maybe he is more conscious about his children, family and friends, and he is trying to give them as a bargain will our destroyed and miserable country. Who knows?

Meanwhile, Raul Castro is keeping with a fervent reverence in his memory the delighted hours of his visit to Cairo and Giza. At least, and for the first time, he could enjoyed some of the magnificences of being the first figure… after too many years in the shadow.

Monday, February 7, 2011

El efecto vitrina en el sistema de salud de Cuba

El efecto vitrina

Ayer una seguidora de Twitter me enviaba un mensaje con un enlace sobre un artículo aparecido en la prensa española, con referencias a  un escrito de la revista norteamericana “Science” suscrito por Paul Drain y Michele Barry.

La publicación española reproduce los elogios de estos dos norteamericanos sobre el sistema de salud de Cuba, anadiendo una coletilla muy socorrida por la geografía del régimen de La Habana y por muchos intelectuales, artistas y hombres de ciencias de izquierda.

Suscriben estos norteamericanos que la sanidad cubana es capaz de obtener indicadores “comparables con los de países desarrollados a pesar del impacto que han tenido las sanciones en el suministro de medicinas y dispositivos médicos”.

Y así transcurría el artículo aparecido en El País. No creo que la periodista sea parte de esa intelectualidad que ha sucumbido al castrismo gracias a “la vitrina” que las autoridades de La Habana le muestran a sus visitantes. Detalles del mismo me hacen sospechar su excepticismo. A propósito ¿Se recuerdan el filme “Sicko” de Michael Moore?

Esa es la vitrina que el regimen de Castro le muestra a sus visitantes ilustres de la comunidad científica, artística y de pensamiento, especialmente de izquierda y con mucho esmero de la norteamericana.

La respuesta a este galimatías puede estar, y de hecho está, en el mismo artículo de la periodista española cuando desliza, sin saberlo, que los dos academicos son “miembros de un grupo de colaboración socio-sanitario entre la isla caribeña y EEUU”.

Llegado a ese punto, ¿qué mas queda por agregar? ¿Van a ser capaces de brindar una visión objetiva personas que con toda evidencia colaboran con las autoridades sanitarias del régimen?

Y hablando de los indicadores que las organizaciones de las Naciones Unidas manejan sobre Cuba. Todos y cada uno de esos indicadores le son suministrados por el gobierno de Cuba, sus autoridades, y no son comprobados in situ. Y esto no es simple especulación, esas mismas  organizaciones mundiales lo dicen en cada uno de sus documentos.

¿Qué credibilidad entonces tienen esos indicadores de salud? ¿Qué credibilidad puede tener un indicador que no es comprobado por ningún organismo independiente?

Pero es que la respuesta no hay que ir a buscarla en complicidades ni en silencios. La respuesta la vive día a día el pueblo de Cuba cuando tiene un familiar enfermo, cuando carecen de la esencial Vitamina C o una aspirina, y tienen entonces que acudir a sus amistades y familia, exiliados en los mismos Estados Unidosm para conseguir la medicina que el gobierno le muestra a Michael Moore en el documental, pero que no se la suministra a su pueblo.

En el mundo de la propaganda del castrismo el cortejo que este personaje ha tenido con la comunidad academica, artistica e incluso politica de los Estados Unidos ha jugado un papel esencial. Castro es un maestro manipulador, sin ninguna duda al respecto.

Miembros de esas delegaciones han recorrido las salas exclusivas del Hospital Almejeiras, o el CIREN, o Las Praderas, donde miles de pacientes venezolanos reciben asistencia médica cuando al cubano lo discriminan para los otros hospitales peor equipados, y sin ninguna de las facilidades y medicamentos de esos centros.

Un ejemplo es suficiente para demostrar la hipocrecía y la verguenza que es ese sistema. EVERPROT-P es un medicamento para combatir lo que se conoce como “el pie de diabético”. Es un medicamento cubano, producido por el Instituto de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana. Se comercializa en el extranjero donde sus compradores hablan “maravillas” del medicamento y del “sistema de salud de Cuba”.

Hablaba de Venezuela, pues Cuba tambien lo suministra a pacientes venezolanos en ese país, como puede comprobarse en el link que le ofrezco a continuación:

CUBA - Over 12,000 Venezuelan Diabetic Patients Treated with Cuba’s Heberprot-P

Ese medicamento es cubano, nacional, producido en el país, en Cuba, no está sometido a ninguna “sanción” ni a ningun “bloqueo”. Los pacientes venezolanos tienen más suerte que sus pares cubanos. Ese producto en Cuba está restringido a solo un hospital, precisamente el  Hospital Hermanos Almejeiras en La Habana. Controlado al dedo, y esto no es ninguna especulación. Usted puede llamar ahora mismo al departamento de Angiología de ese hospital y preguntar.

El uso de ese medicamento es del más alto control en esa institución. Me pregunto, ¿por qué? ¿Es que es sólo para extranjeros? Ah, otra cosa, ¿no se lo preguntarían los academicos americanos a las autoridades cubanas?

Ancianos cubanos con úlceras de presión (conocidas en Cuba como escaras) mueren diariamente ignorando la existencia de un medicamento que hasta los propios médicos cubanos desconocen.

Sin embargo, haga una búsqueda en Google sobre el mismo y encontrará “indicadores” de uso en el país, y páginas y páginas de innumerables artículos, sitios web hablando del medicamento en todos los idiomas, ofreciendo su comercialización, y angelizando el sistema de sanidad cubano.

No quiero agregar de lo ocurrido en el Hospital Psiquiátrico de La Habana en Enero de 2010, donde murieron pacientes mentales … de hambre y frío. Por Dios, ¿y esa es la revolución de la que hablan?

¿Es este el sistema que quisieran los académicos para los Estados Unidos? ¿Un sistema discriminatorio donde el nacional es un ciudadano de segunda categoría?

pero eso nunca llegan a conocerlo los señores Paul Drain y Michele Barry, y nunca Michael Moore se apareció por esos hospitales para cubanos. El mismo Hospital Almejeiras tiene esas salas “vitrinas” para extranjeros donde no falta nada, la atención es esmerada y la medicina no está siempre a mano. Sin embargo, cambie de piso, camine por otra sala y notará las diferencias.

Encontrará las mismas carestías que el cubano enfrenta en su diario correr por la vida: la medicina es robada del dispensario y vendida en el mercado negro, al enfermo que necesita un antibiótico de primera generación se lo quitan para venderlo al que tiene dólares en la calle y a ese enfermo le inyectan agua destilada.

Puede causar espanto, pero esa es la realidad que Cuba ofrece al cubano.

Los médicos trabajan horas extenuantes, con bajos salarios, sin medios de transporte para llegar a su consulta y sin incentivación de ningún tipo, supliendo a los que se han ido a Venezuela, casi ni atienden correctamente al paciente que llega: ya han visto cientos en el día, verán otros cientos más y así transcurrira su vida profesional.

Muchos de ellos sueñan con salir al menos a Venezuela, a “luchar unos dolares” y regresar con algo a casa, si es que regresan. Ya son mas de dos mil médicos los que han abandonado su misión en ese país para llegar a Miami.

¿No conocen esos “indicadores” los dos académicos norteamericanos?

Y sobre las sanciones “en el suministro de medicinas y dispositivos médicos”. Por Dios, qué ignorancia la de estos academicos!!!  Años hace que Estados Unidos levantó las restricciones sobre alimentos y medicinas a Cuba. De hecho, Estados Unidos se sitúa como uno de los principales suministradores de alimentos a la isla.

En resumen, se puede ser muy académico y escribir en revistas muy élites y sofisticadas como “Science”, y también ser bien ignorantes en política, manipulación ideologica y propaganda.