Sunday, October 16, 2011

Laura Pollan: historia de su vida y de su muerte

Seguro estoy que aquel día del 2003 en que Laura Pollan y un grupo de mujeres, esposas, madres y hermanas del grupo de 75 prisioneros políticos encerrados por Fidel Castro, aprovechando las especiales circunstancias de la guerra del golfo, no conocían el alcance y la importancia del movimiento cívico en que iba a desembocar lo que hoy todo el mundo conoce como las Damas de Blanco.
El éxito alcanzado por este grupo de mujeres, en una sociedad marginalizada y aislada por la más férrea represión, se debe sin ningún género de dudas al carácter y a la personalidad de su líder indiscutible: Laura Pollan.
Laura, una maestra de literatura, alma sensible pero inteligente, tenaz pero con la paciencia y la constancia de una buena maestra, de esas que ya poco se encuentran en Cuba, supo organizar y encauzar un movimiento que era, de por sí, nada original en la sociedad cubana. Recordemos que durante la dictadura de Batista ya hubo grupos de mujeres que salieron en defensa de sus familiares queridos, encarcelados y muertos, pero aun en aquel entonces la sociedad civil cubana existía, los partidos políticos de oposición existían, la prensa no estaba totalmente silenciada y había medios y periodistas aun con vergüenza, dignidad e independencia, y las propias altas capas de la burguesía ayudaba, clandestinamente, el movimiento que llevo al poder a Castro en 1959.
Lección aprendida. Desde ese fatídico año, Fidel Castro se dedico a destruir todos y cada uno de los factores que hicieron posible la existencia de un movimiento cívico en Cuba: no mas prensa independiente, no más partidos políticos de oposición, no mas oposición de ningún tipo, establecimiento de un estado paramilitar, creación de todo tipo de estructuras, organizaciones y mecanismos paramilitares (CDR, Brigadas de Respuesta Rápida, creación del DSE, introducción de simuladores en todo tipo de posible grupo disidente), re-estructuración de todo el aparato policial, militar, jurídico, nuevas leyes y la creación de un estado de vigilancia.  El régimen cubano convirtió la delación en una política de estado. Lo que, aun bajo la sociedad de Batista era considerado una infamia, la delación, recibió la bendición explicita del régimen y de su dictador.
Son en estas circunstancias en que este grupo de mujeres surge. No olvidemos esto porque es parte del gran mérito y del valor excepcional de estas mujeres. El movimiento no fue original como movimiento, lo que lo hicieron original fueron esas circunstancias extremas a las que tuvo que enfrentarse Laura Pollan y su bravas mujeres. Y otra originalidad: todas eran sencillas mujeres de pueblo, como debe ser en un verdadero movimiento cívico.
Las Damas de Blanco nunca aspiraron a convertirse en figuras políticas, luchaban por sus seres queridos, luchaban por los derechos más fundamentales del hombre. Muchas veces encontraron incomprensión por todo esto dentro de la emigración cubana, pero sí lograron existir, subsistir, crecer y llegar a lo que es hoy es gracias a la sensible inteligencia de Laura Pollan, sin lugar a dudas, una inteligencia que estuvo a pruebas de valor y constancia.
Ella las oriento con paciencia y con tesón, comenzando con pequeños pasos. Caminando con una simple flor levantada en la mano, en silencio, vestidas de blanco como símbolo de pureza y paz. Caminaban por la quinta avenida, después de asistir a misa en la Iglesia de Santa Rita, en Miramar, un lugar mas sosegado y lejano del bullicio del corazón de Ciudad de La Habana. Una elección inteligente y sutil.
Pequeños pasos en la dirección correcta, pero pasos firmes, seguros. Y así, esporádicamente fueron levantando presión en un régimen que se vio, de repente, indefenso totalmente ante un grupo de mujeres que solo hacían caminar con una flor en la mano, pero cuya presencia comenzaba a conocer la Cuba que desconocía del significado del movimiento cívico.
Conferencias de prensa, té literarios en casa de la maestra de literatura y esporádicas apariciones en lugares simbólicos como el Capitolio Nacional, el antiguo Palacio Presidencial –defenestrado en su significado por la dictadura castrista desde 1959- y así empezó su recorrido por el corazón de La Habana. El régimen se vio entonces ante la circunstancia insólita de brazos cruzados: un grupo de mujeres había logrado romper la barrera del miedo y de la inmovilidad… sin levantar un dedo, solo con una flor en la mano.
Ya en el 2009, y gracias al reconocimiento internacional del movimiento, Laura Pollan y sus mujeres desafiaban abiertamente por los lugares más céntricos de La Habana al régimen y este solo pudo enfrentar el “fenómeno”, el increíble desafío de mujeres pacificas, con actos de violencia en su contra: arrastrándolas cuando se sentaron frente a la estatua del Apóstol en la Plaza Cívica - nunca fué ni ha sido plaza de ninguna revolución, no fue construida por ese régimen de mentiras – lanzándole las jaurías en Iglesias y templos, acosándola y encerrándolas en la casa de su líder, Laura, agrediéndola.
Hoy por hoy esas mujeres han logrado lo que nadie logro en más de 50 años de dictadura: reconocimiento social dentro de Cuba. Los que la asaltan y gritan, los que las golpean, arañan y muerden son bandas de paramilitares organizados, dirigidos y financiados por el régimen de Castro, que les suministra equipos de comunicación, ómnibus para trasladarlos, avituallamiento material, comida, bebidas, que aisla el lugar donde las asaltan  - generalmente la casa de Laura Pollan – con la policía política del régimen vestida de simple policía local (ninguno de ellos son policías de terreno, son miembros del Departamento de la Seguridad del Estado, a.k.a. la Gestapo Castrista), y después la filma con sus cancerberos llamados “periodistas” para lapidarlas y condenarlas, sin defensa posible, en los medios de prensa controlados por Castro, y por sus agentes en las redes sociales, dirigidos por un sujeto llamado Manuel Lagarde, típico Menguele político que hace labor de “terreno” filmando el asalto armado a indefensa mujeres para después, bochornosamente, denigrarlas con su ejército de soldaditos de plomo en Twitter y en internet.
Pero nada de esto le ha dado resultado, y es así que llegamos al 24 de Septiembre, último asalto de esta jauría castrista a la casa de Laura Pollan, y asalto grosero y brutal. Asalto anunciado en su blog por el conocido personaje mencionado antes (Manuel Largarde) que escribió el día 21 de Septiembre:
Y he aquí la foto del personaje con cámara y actitud de fascineroso en el acto ejecutado:
Detrás, bloqueada, la entrada de la casa de Laura, un Domingo 24 de Septiembre del 2011. Este dia debe permanecer por siempre en nuestra historia, y debe ser recordado en una futura Cuba como el Dia de la Resistencia Civica al Autoritarismo.
Como se puede leer en la nota del esbirro internauta de la G2 cubana:
“Todas las veces que haga falta, nuestros jóvenes y mujeres impedirán que las llamadas Damas…”
Lanzada la consigna del momento y la aprobación del gobierno de Raul Castro, los “jóvenes y mujeres” se lanzaron a dar golpes, arañazos y mordidas.
Veánlo en la próxima foto tomada ese día:
 Mas rápido se coge a un mentiroso que a un cojo, dice el dicho popular. Esbirro Lagarde, ¿Dónde están los jóvenes aquí? ¿Y las mujeres?
Otra perla:

Ese señor de la camisa a cuadros es el agente de sección 21 de la seguridad del estado cubana, DSE, Alejandro Pérez Pablo. Como podemos ver esta a cuatro manos repartiendo “instrucciones” a sus discípulos y ayudando con mano propia a dar golpes y empujones. Por cierto, no está de más recordar un detalle aquí, ese día esta turba impidió la libre circulación de estas mujeres por las calles de La Habana. ¿Es eso un acto de libertad personal en un país que clama por los “derechos” de otros?
Pero no se pierdan esta otra imagen:
Es tan bochornosamente evidente de cómo estos genízaros actúan que este personaje ni se sonroja por mostrar el audífono de su equipo de comunicación para poder actuar bajo el libreto coordinado por sus superiores, desde la silla “presidencial” de Castro. Un detalle adicional, ¿han notado la corpulencia de estos personajes? Muchos de ellos practican artes marciales que en mi país, Cuba, esta cercanamente supervisado por las fuerzas de seguridad del régimen. Me imagino es la forma de garantizar una buena y salvaje represión a los disidentes. Y es también una fuente de recursos humanos para atrapar jóvenes.
La última y más importante imagen, sin embargo, está aquí. Y es la clave de la enfermedad misteriosa de Laura Pollan. Estas son las mujeres de la tropa que Lagarde habla en su blog, y asaltando a Laura Pollan. Esta negra mordió a la líder de las Damas de Blanco en el asalto. Pero hay, además, una anónima mano que hunde su pulgar en el brazo de Laura. Véanlo:
Uno de estos dos seres salvajes es la fuente de ese misterioso “virus” que comenzó su labor, curiosamente, un día después de este asalto a la casa de Laura Pollan. ¿Coincidencia?
Siento mucho decirles que no. La líder de las Damas de Blanco fue objeto de la última opción de un régimen desesperado, y determinado, por acabar con este movimiento. Esa opción fue llevarla a la muerte.
Se ha hablado de que Laura Pollan murió de paro cardiaco. No es cierto, a Laura Pollan le retiraron los equipos de respiración artificial para hacerle, en último momento, una traqueotomía y entubarla por esa vía. Por experiencia personal, específicamente por lo sucedido con mi padre, puedo afirmar que es un error médico.
Retirarle los equipos que ayudaban a Pollan a respirar para practicarle una traqueotomía, sin lugar a dudas, la llevo a caer en un paro respiratorio que lanzó el paro cardiaco. Así falleció mi padre, de la misma forma y por eso lo afirmo sin ningún género de dudas.
Ahora los perros domesticados del gobierno por Twitter e internet tratan de demostrar lo contrario, pero es así de sencillo. También es por eso que secuestraron su cadáver y no permitieron al esposo de Pollan que lo acompañaran. La DSE quería borrar toda evidencia posible que sembrara dudas sobre el fallo medico. Y fíjense que llamo fallo medico, sin dudar de la competencia de los médicos, porque no creo que ellos estén involucrados.
Si creo están involucrados estos que rodearon a Laura el 24 de Septiembre, esos que torcieron su brazo como se ve aquí:
¿Se dan cuenta de que es una mano masculina con anillo de compromiso la que le tuerce el brazo a Laura?
La estatura de los hombres se mide por la forma en que tratan a sus mujeres, ¿Cómo tratara este individuo a la suya cuando es capaz de torcer el brazo a una mujer de 63 anos como Laura? Les dejo la respuesta a ustedes.
Entre estos están los culpables de esta “enfermedad misteriosa” que unos llamaron “virus”, que se alego fue una “bacteria” y que ahora dicen fue “dengue”. Pues, señores míos, Cuba no ha dicho ni antes, ni después, que hay dengue 4 en la isla. Pero, además, ¿Qué casualidad que nadie más lo adquirió ese día mas allá de Laura Pollan?
Fue ese “dengue”, “virus” y todos estos inventos castristas los que provocaron la muerte de Pollan. Virus y bacterias “irreconocibles” por los científicos del Instituto de Medicina Tropical. Tal parece que los “grandes logros” de la medicina cubana también se encuentran entre los cómplices de la muerte de la líder de las Damas de Blanco.
La realidad es que fue un crimen planeado por el gobierno de Castros, de los dos, es un crimen mas. La muerte de Laura Pollan es un crimen de estado, silenciado por la prensa cubana, la prensa internacional con presencia en La Habana – incapaz de hablar una palabra, ¡bochornoso! – y la instituciones mundiales que encargadas de defender los derechos humanos no han solicitado aun una investigació independiente de su muerte.
Es así de simple. El “paro cardiaco” es el último eslabón en la cadena que llevo a la muerte a Laura, pero yo descarto la culpabilidad consciente de los médicos que la atendieron. Ellos sólo cometieron un fallo médico, que es también un delito entiéndase, y que ha ocurrido muchas veces en Cuba – ocurrió con mi padre – y silenciado por la indefensión en que se encuentra el cubano simple.
Los culpables de la muerte de Laura están hoy manipulando los hilos desde la silla “presidencial” de Cuba, y lo hilos pasan por los lúgubres lugares del DSE y sus secuaces cancerberos que asaltaron ese 24 de Septiembre a Laura y a las Damas de Blanco.
Hay algo, sin embargo, que nos trae paz a todos. A los esbirros nadie les recordará en la historia su nombre, a una mujer como Laura, todos la recordarán.
Ese es el premio de los grandes.
Las fotos han sido tomadas del blog Cuba Represión ID. Si conoce a alguno de estos personajes, por favor, de click en el link y escriba el nombre y detalles en ese blog o como comentario aqui. Gracias !!!




5 comments:

Simon-Jose said...

De todas las informaciones que he leido sobre este lamentable asesinato encubierto, esta es la que nos ofrece el mejor analisis de como "efectuaron el proceso".
Tienes toda la razon del mundo cuando dices que el crimen se volvera contra ellos, que todos la recordaran como se recuerda, en todos los pueblos, a los verdaderamente grandes.
Laura Pollán sera recordada como un estandarte de la Patria en tiempos dificiles, que es cuando se alcanza la verdadera grandeza.
Laura Pollán estará por siempre en el Altar a los Martires de la Patria, junto a nuestros Próceres.
Un abrazo patriotico y cubanisimo;
Simon Jose Marti Bolivar

Esperanza E. Serrano said...

Gracias, Juan por este post, esclarecedor de muchas cosas raras alrededor de la muerte de esta heroica mujer que jamás olvidaremos por su valentía, sencillez, honestidad y entrega total a la causa de la libertad de los presos políticos injustamente encarcelados en Cuba.
Excelente análisis.
Me lo llevo para mis blogs.
Un abrazo
Esperanza E Serrano

Juan Martin Lorenzo said...

Por favor hagan circular las fotos que es muy importante reconozcan a esos esbirros y la informacion incluyanla en el blog Cuba Represion ID que listo en el final del post. Es importante.

Gracias por el comentario.

Esperanza said...

Juan, cuando publiqué tu post en mis blogs, cambié lo de "profesora de matematicas" por profesora de literatura.
Asi aparece en todas las biografías publicadas que he leido sobre Laura.
Yo no la conocí personalmente, pero al parecer ell fue por muchos años profesora de literatura antes de destacarse como la líder de las Damas de Blanco.
Si estoy equivocada, déjamelo saber.
Esperanza

Juan Martin Lorenzo said...

Perdona, tuve un desliz, si ella fue profesora de literatura, gracias por recordarmelo ya lo arregle. Yo utilizo mas el termino maestra porque para mi un maestro es algo mas que profesor, imparte no solo la materia en cuestion, sino que tambien es una persona eticamente superior, modelo para sus alumnos.

Gracias por el detalle.