Friday, April 1, 2011

Venezuela: comprador y basurero cubano de medicinas

Medicina Made in Cuba

No deja de asombrarme a veces la naturaleza escatológica de gobiernos como el que ha tenido mi pais, Cuba.

Hemos crecido y vivido por años con la mentira, dentro de ella, noa han llegado incluso a convencer, y aun lejos de los límites líquidos de la isla que nos vio nacer la mentira nos salta a los ojos, y nos sigue sorprendiendo.

El diario El Universal de Venezuela reciente acaba de publicar un artículo que descorre las cortinas veladas de la Misión Cuba en Venezuela, donde cita las irregularidades que la Contraloria del Gobierno de Hugo Chavez ha encontrado con las ventas de productos farmacéuticos cubanos.

Señala el diario problemas en el cumplimiento de los acuerdos firmados con Cuba en 2005 por valor de 678.000 dólares, debido a que la isla habia enviado medicamentos que no se correspondían con los requerimientos, y otros en mayores cantidades de lo solicitado. Es decir, que no se correspondían con los contratos firmados. Nada nuevo para los cubanos que conocemos el Socialismo isleño desde hace rato. Adivino que para los Venezolanos esto es un fenómeno desacostumbrado, ya no más.

Otro de los problemas detectados parece ser la recepción de productos cubanos a menos de nueves meses para su vencimiento cuando el margen exigido es de 18 meses en transacciones comerciales, y retrasos en otros envíos. Incluyendo casos en los que mi pais, Cuba, demoró 2 años en enviar los productos acordados en los acuerdos.

Bueno, así también pasaba con los rusos en la era soviética, con aquello de que ellos también incumplían. Ya lo van conociendo los venezolanos. Estos son los “logros” de la Cuba que tanto halaba Chavez.

Lo indignane es conocer de qué productos se trata. No hay muchos reportes que den el listado, pero casi todos señalan la cifra de 27 mil inyectores cubiertos con moho e inútiles para el uso en humanos. Y en Cuba el pueblo cubano, ese que no aparece en los grandes reportes de la televisión oficial, carece de inyectores.

Así el gobierno de Castro no sólo incumple con los compromisos con su mejor amigo (lo hizo antes con la Unión Soviética también), y le envían además productos que ya no pueden ser usados con la población venezolana. Pero, y mucho más, le quita al pueblo de Cuba implementos y productos que fabrica nacionalmente para dárselos a un gobierno extranjero.

¿Es que Cuba no importa?

¿Cómo explican esto los periódicos y la prensa cubana en la isla? ¿Qué dicen? ¿Es que dicen algo?

Repiten dia tras dia estribillos cansados ya de oir, acusan a cuanto punto cardinal existe en este planeta, ¿y esto qué? ¿Quién responde?

¿Dónde están los periodistas que indagan qué laboratorio entregó los productos vencidos a Venezuela? O también, ¿quienes son los culpables de enviar productos que no estaban en el contrato con Hugo Chavez?

Porque eso significa que no solo mandaron lo que no debían haber mandado, después de todo no estaban en los contratos y de seguro Cuba y su pueblo los necesitaba. Demuestra descontrol total, irresponsabilidad e inhumanidad.

En buen cubano. A las autoridades cubanas no les interesaba qué mandar. Lo unico que interesaba era “mandar”, la acción, el verbo. En resumen, para todos es conocidos que el pueblo cubano está en el ultimo lugar de la lista de las preocupaciones de sus gobernantes. Pero nada de esto dicen los voceros del régimen, su prensa, los oficiales que se sientan detrás de las computadoras y durante horas solo saben enviar tweets contra Yoani Sanchez y la ciberguerra.

Algo más. ¿Qué factor jugó aqui el llamado “bloqueo” de Estados Unidos entonces en la falta de esos medicamentos e implementos al pueblo de Cuba?

¿Quién explica ahora con decencia que el cacareado bloqueo es el origen real de las carencias del pueblo cubano en materia de medicamentos? Sobre todo sabiendo que ya esos no estan incluidos dentro del embargo, y eso lo saben todos.

He estado averiguando el informe detallado del Controlador General de Venezuela, el señor Clodosbaldo Russián (que extrañas resonancias soviéticas tiene este nombre). Pero como en Cuba, el sitio de la Contraloria esconde los datos a los que sí pudo acceder la prensa opositora en tierras chavistas. Al parecer, estos dos gobiernos no sólo comparten ideologia sino también técnicas encubridoras de la información pública.

Bochorno debe darle a Venezuela aceptar productos de un pais pobre cuyo gobierno deja morir desamparado a sus hijos más débiles, sobre todos ancianos y personas humildes, que mueren sin poder acceder a esos medicamentos enviados a Venezuela, echados a perder vaya a usted ahora a saber cómo.

Pero bochorno y también condena debe caer, no sólo sobre los gobernantes de Cuba, sino también sobre los mentirosos voceros de sus agencias de prensa que no publican nada de esto, se callan, culpan a otros y viran la cabeza de lado a estos problemas.

El pueblo de Cuba ignora estos datos, nunca su televisión les ofrece esta humillante realidad.

0 comments: