Wednesday, January 5, 2011

Mambrú se fue a la guerra

mambru se fue a la guerra

La historia del gobierno cubano puede contarse siguiendo la trayectoria oblícua de sus agendas guerreras por el mundo.

Por los 60 la cúpula castrista se engarzó en las guerrillas latinoamericanas y mandó a cuanto tonto encontró para Argentina, Bolivia y cuanto rincón pudo encontrar en suramérica. Sin olvidar la excursionsita en que embarcó, literalmente, el señor Castro a su “amiguito” Guevara por Africa, para retornar con el rabo entre las patas (como todo perro huevero) y lanzarlo al suicidio en Bolivia.

Los setenta fueron los “años africanos” de los generales cubanos. Allí hicieron y deshicieron, sobre todo en Etiopía y Angola, y en esta última se enclavaron en una jornada interminable que se acabó en los 80. A esa altura, ya el mundo estaba cansado de guerritas africanas, especialmente los rusos que se quitaron las botas comunistas en el 91, para dejar plantado a Castro al final de la jornada (como tantas veces).

A todas luces los rusos nunca fueron ni tan tontos para dejarse engolfar por este tiranozuelo caribeño, ni tan poco prácticos como para recoger pita cuando hace falta salir en desbandada. ¿Se recuerdan de la Crisis de los Cohetes en Cuba? ¿Se recuerdan de Afganistán y las tropas rusas?

A esas alturas ya el mundo no estaba para guerras ni guerrillas, y el señor de la barba trató de vestirse de paisano y olvidar la gorra verde olivo, de vez en cuando.

La pregunta es: ¿alguno sabe adonde ha ido a parar Angola? ¿Y Etiopía?

De los 26 billones de dólares que Castro consumió de los rusos: ¿cuántos se gastaron en esas guerras inútiles? ¿Cuántas cosas se dejaron de hacer en el país para los cubanos? ¿Cuántas balas, cohetes, suministros a tropas costaron a la cupúla nihilista cubana sus aventuras africanas?

Para decirlo bien claro: le costo al pueblo de Cuba, a las arcas soviéticas y a cuanto tonto se embarco con los Castros, pero nunca a ellos.

En Angola hay sentado un señor corrupto que se pasea por Francia. De Etiopía ya nadie se acuerda, y Argelia nadie la menciona. ¿Para qué sirvieron estas guerras? ¿Qué beneficios le trajo a Cuba mezclarse en conflictos ajenos con el dinero ajeno?

Después que todas estas excentricidades de Mambrú se cayeron como merengues a las doce del dia en una calle soleada de Cuba, el patriarca castrense volvió a la matraquilla de la guerrita imperialista.

¿Cuánto dinero ha costado los túneles y cuánto hueco abrieron en La Habana durante todo ese tiempo?

Y mientras Mambrú estaba de guerra, La Habana se iba cayendo en pedazos, el cubano seguía perdiendo viviendas donde vivir, y hoy la capital de ese país es como el San Lazaro con muletas. Y a este no hay quien le pida nada.

A esta cúpula agonizante ¿quién entonces le va a creer después de 53 años viviendo del cuento de la guerrita y del bloqueo?

Sólo los tontos, las cotorras repetidoras automáticas y los astutos recogedores de migajas castristas. Esos son los seguidores de Mambrú, que ya hoy no está de guerra. Se ha vestido de ovejita para capturar a la caperucita roja.

La pregunta sigue siendo: ¿dónde esta todo ese dinero?

0 comments: