Friday, December 31, 2010

Año Nuevo, Vida Nueva.

Little sad clown, by Myra Evans

Es fin de año, y como todos, sacamos cuenta de como ha transcurrido en nuestras vidas el año que hoy termina. Los proyectos cumplidos, las pequeñas caídas en el camino, derrotas y tropiezos y las cotidianas victorias personales que nos acompañan, y nos hacen la vida más llevadera y feliz.

2010 está ya casi en su fin, y comienza un nuevo año.

Hagámonos el propósito de sembrar en cada uno de nosotros el deseo de lograr la diferencia: con nuestra actitud cotidiana, con el espíritu renovado de vivir intensamente la vida, honesta y apasionadamente, de nunca cerrar los ojos ante el dolor y la desesperanza del que, a nuestro alrededor, nos acompaña silenciosamente, casi ignorado, por nuestra jornada por los años.

No cuesta nada agradecer el gesto cotidiano de saludo, secar una lágrima ajena, consolar al vecino o al que necesita una palabra amable y buena. Amar nuesta familia con la intensidad de un día nuevo. Despreciar al vil, al que hiere la virtud, al que niega la libertad y la diferencia de cada individuo en cada rincón de este planeta azul.

Hagámonos el firme propósito de levantar nuestra voz, cada día, por los que no lo pueden hacer: porque están en la carcel, o en algún oscuro lugar donde decir una verdad cuesta la vida, la seguridad cotidiana y la lágrima de algún niño.

Recordemos a los que ya no están con nosotros. Al padre o la madre que perdimos y que vive intensamente en nuestro recuerdo. Y también recordemos al niño que algún día fuimos y no debemos dejar morir nunca.

El año termina y para muchos no hay nuevo año. Es el mismo arrastrar lacerante de sus vidas en lugares donde se prohibe la opinión, se enmudece el pensamiento y se condena la diferencia. Para ellos no hay año nuevo.

Hagamos virtud, sembremos esperanza y digamos siempre que habrá algún nuevo día… hasta en el más oscuro rincón de este planeta.

La vida vale vivirla… con virtud y con propósito. Hagámonos el firme propósito de vivirla intensamente por el interés universal de repartir la paz donde no la hay, borrar la injusticia donde impera el crimen y sembrar el amor donde la muerte es la sombra cotidiana de cada ciudadano.

El año 2010 termina, comencemos el 2011 diciéndole sí a la vida y sí a la victoria del derecho universal humano a la plena igualdad a la diferencia.

Wednesday, December 29, 2010

Como los peces.

La evolucion de los peces, por Roberto Benitez
Las sociedades son organismos vivos, con interacciones complejas en sus elementos, disímiles en sus componentes sociales.

Suponer una sociedad monotonal es un absurdo de bíblicas dimensiones. El individuo puede callar, y calla en las sociedades regidas por el totalitarismo y la represión ciudadana, pero no significa la ausencia de disención, el silbido subcutáneo de descontento y el subterráneo malestar de sus componentes.

La ciudad vive como los peces, callada y monótona, mirando con ojos líquidos y oblicuos el discurso oficial, enmudecida e inerme en su exterior, deglutando calladamente una rabia y un misterio ensordecido, esperando…

El mundo de la isla es un campo de implosión interno, que se disgrega en mil fragmentos pero calla, viviendo una doble vida, tomando prestado mansamente el pago mensual de su existencia, vendiendo oblicuamente el producto de su robo, gritando puertas adentro, como en las peceras los peces, las dolencias, las huellas de un destino interminable, el rencor.

Una doble vida inunda la pecera. Cuando la luz alumbra los peces ordenadamente circulan la alambrada cristalina de su casa universal, cerradas sus fronteras, con sus bocas abiertas respirando el líquido oxígeno que la oficialidad les suministra. Apagadas las luces, cerradas las puertas, en el silencio anodino nocturno, los peces murmullan, gritan en silencio, se escabullen entre las redes o escapan de la riada.

Un silencio diurno, un grito nocturno en la pecera. Cuba navega como los peces. Una doble vida circula su pecera. Y los viejos peces mueren y surgen nuevas riadas, escapan muchos hacia otras fronteras. La evolución produce un giro violento en la manada. Ya no es la misma, ni le interesa el rígido ordenamiento social. Las filosofías han cavado una a una la tumba de su vieja estirpe. Solo quedan consignas, viejas anécdotas y rostros cansados.

Como los peces. Callando, esperando, arrastrando una vida inútil en el silencio.

Tuesday, December 28, 2010

Estado de Gritos

Estados de Gritos, por Esgalea

Cuba estrenará un 2011 con “ajustes” capitalistas para un destino socialista. Si no fuera por lo conocidas de las declaraciones de sus gobernantes, sus breves discursos “parlamentarios” y los escuetos pronunciamientos oficiales en la prensa de ese país, se podría pensar que estábamos frente a un cuento macondiano de García Márquez.

La realidad de Cuba es que el país esta hundido financieramente, es un barco zozobrando, desesperadamente, en una crisis económica sin salida. Desde 1986 no paga a los acreedores de su deuda externa, descontando de que tiene una deuda impagable de 26 billones de dólares con la desaparecida URSS.

Ninguna de las industrias que el hermano mayor del general se ingenio para construir produce nada eficientemente (si es que producen algo). A otras, como la industria azucarera, las destruyó. El turismo sobrevive con un gasto enorme de importación, casi del 85 porciento. ¿Qué industria hotelera puede ser eficiente con esas cifras? ¿Qué beneficios puede obtener un estado que depende exclusivamente de la importación y no produce nada para su consumo?

Mientras, la única industria castrista que produce, la represiva, se mantiene intacta y burocratizada. El millón de trabajadores improductivos prometido por el general para echar a la calle no incluyen ni tocan ninguno de los organismos que controlan, con mano de hierro, la independencia ciudadana.

La dirigencia del país envejece y no da muestras de entregar ninguno de los puestos de dirección del barco hundido. Raul Castro se ha limitado a sentar a sus generales en los puestos de dirección estatal, garantizándoles un lugar más allá de las armas y el ejército, quizás para brindarles un posible futuro de vida en la próxima Cuba, estilo Rusia.

En la política, las aguas son las mismas. Gritan contra un bloqueo que no existe, abren las manos a los productos americanos que importan, claman por el retorno del turismo americano, vociferan contra cualquier política de la administración norteamericana y el viejo de la barba solo encuentra discursos agoreros para el mundo democrático, sin echar siquiera una ojeada a su traspatio, 50 años después de haberlo destruido.

El estado cubano es un país destruido, una plaza solitaria enclaustrada en rejas y el único espectro sonoro que circula son los gritos de sus ciudadanos, clamando por una vida que no existe.

En Cuba no hay ni Socialismo ni Capitalismo. El país ha retrocedido a los tiempos medievales donde el senor feudal campeaba con sus esclavos, y el estado de salvajismo político grita a sus ciudadanos, les amordaza su boca y los ordena en instituciones y estamentos que sólo figuran en fotos y espacios propagandísticos, para sellar el poder de los generales sentados en las sillas feudales del poder.

Una isla a gritos, un estado de silencio, un  poder de salvajes. Eso es Cuba.

Monday, December 27, 2010

Las mentiras útiles

Tic tac para los espias útiles

El reloj está dando sus últimos tic tacs para los espías del gobierno de Cuba. La desesperación abre las puertas a las verdades, y los “muros” que parecían no se derrumbaban hoy empiezan a caer en pedazos.

Resulta irónico como el tiempo, la misma vida y el decursar de los acontecimientos destapa la caja de mentiras del gobierno de Cuba. Ahora uno de sus espías “ilustres” acaba de confesar, en una apelación desesperada a su condena, de que las avionetas de Hermanos al Rescate cayeron en el mar, y que él no sabía qué acción iba ha hacer el gobierno cubano al respecto.

Las mentiras son como la pata coja esa del cienpies, siempre claquea en un tono distinto y se reconoce su sonido distintivo en la distancia. En realidad, visto desde la objetividad, no hay nada nuevo en las mentiras de los cinco espías y del gobierno cubano. Todo es un libreto hartamente utilizado por ese gobierno.

¿Se puede olvidar las incuestionables contradicciones acerca de la muerte de Camilo Cienfuegos, uno de los comandantes de esa “revolución” de Castro?

¿Se puede olvidar aquel concierto de títeres durante la Causa Numero 1 de 1989 cuando el concierto de generales habló de los lucros y la vida suave del general Ochoa? ¿Y ellos qué? Todo el mundo sabe en Cuba que los generales le colocan sus casas a sus mujeres, queridas y cuanto familiar se le arrima.

¿Se puede olvidar el silencio sobre las muertes de figuras tan prominentes dentro de la historia reciente de Cuba como la de Osvaldo Dorticos y de Haydee Santamaria?

Se dijo se habian suicidado. ¿Bajo qué circunstancias y cómo? La prensa que tanto vociferaba años atras por estos 5 espías nunca ha averiguado ni mostrado los hechos que rodean esas muertes. ¿Por qué?

Hoy vemos que uno de los cinco espías “útiles” de Castro se “separa” del discurso de La Habana. ¿Es que ya aquellos lo lanzaron al abandono?

No pasara mucho para oir de esos que vociferan en la prensa oficialista que el tipejo fue presionado, torturado y obligado. Ya nada es nuevo en esos laureles. Y pronto se oirá hablar de los “4 héroes” y el quinto pasará a la nueva vida de “traidor”.

Ya nada es nuevo en los terrenos movedizos de esa dictadura. La ola sube y baja y se lleva la arena, descubriendo la evidencia de las piedras y la escoria. Y el reloj dá su claro tic tac depredador sobre las mentiras útiles de esa monarquia militar en Cuba.

Tuesday, December 21, 2010

El secuestro de una verdad.

La Dra Hilda Molina y Fidel Castro en Cuba

El nombre de Hilda Molina es, sin lugar a dudas, de los más controvertidos nombres en la historia del regimen político de Cuba de los últimos 50 años. Tratar de abordarlo, desde cualquier ángulo, es una tarea que requiere tiempo, espacio y mucha paciencia. Resulta mucho mas dificil si se vivió en carne propia esa experiencia, como es mi caso personal.

Yo trabajé con la Dra Molina por espacio de dos años, desde 1992 hasta 1994, y sobreviví la experiencia de su ausencia otros dos más con el que entonces la sustituyó, cuyo nombre ni es de trascendencia ni importa recordar aqui. Nombres grises no tienen espacio en ninguna historia.

Conocí a la doctora en persona, y ella conocía a todos los que trabajabamos con ella con nombres, apellidos y labor personal que cada uno de nosotros desarrollábamos en el CIREN. No era extraño verla salir a la 4 de la tarde de su despacho, y comenzar la ronda diaria por cada rincón de aquel hospital y dirigirse con nombres y detalles a cada uno de nosotros cuando ella deseaba indicar algo.

Tambien viví los momentos dramáticos de aquel día en que amaneció el CIREN tomado por los miembros de la seguridad personal del señor Fidel Castro. No fue cualquier grupo militar de la policia política, fueron miembros del cuerpo élite de la seguridad personal del tirano quienes tomaron militarmente, con armas largas, el hospital desde horas muy tempranas. Baste decir que los autobuses llegaban al CIREN alrededor de las 7 y 50 de la mañana, y ya a esa hora el hospital estaba totalmente tomado militarmente.

Horas mas tarde, la doctora era conducida por dos miembros de ese equipo de asalto a un auto de la seguridad y sacada de las premisas del hospital para siempre. Regresaria en muy contadas ocasiones, sobre todo cuando se trató de exponer a los trabajadores el porque se habia realizado la “sustitución” de la directora del CIREN.

No hay espacio aqui para explicar todos los detalles. No es este un post para desenredar la historia, ya de por si bastante enredada, de lo acontecido a la Dra Molina. Pero cuando veo los cintillos de los diarios hablando de su nombre, cuando leo cada una de las líneas que de ambos bandos (desde Cuba por los tradicionales bufones en la prensa y desde el mundo democrático, por muchos periodistas que desconocen el trasfondo y las bambalinas del asunto), más que sonreir todo me parece una historia contada por el excentrico Dalí.

Y es que, después de todos estos años, después de haber visto declaraciones de antiguos conocidos de antaño que trabajaron conmigo antes, durante y después del secuestro de la doctora, despues de oir tantas medias verdades de todas partes y tantas mentiras fabricadas de la nada, la realidad como se me presenta hoy es que quien ha sido secuestrada, más que la Dra Molina y muchos del equipo que trabajó con ella, ha sido la verdad.

Hoy por hoy, la verdad de lo acaecido en Cuba con la Dra Molina pertenece al largo capítulo de la verdad secuestrada por los voceros de ese régimen, por el propio Castro, los enemigos personales que la propia Dra Molina se creó en su diario quehacer en Cuba, los propios partidarios de la doctora y ella misma, que también ha caído en mentiras, medias verdades y tergiversaciones.

En este asunto, todavia la verdad se encuentra secuestrada por todos. Y lo más dramático: que es dificil desenredarla.

Monday, December 20, 2010

Un barco que se hunde.

Barco que se hunde por culpa de la ola

Ni un plátano ni un tomate, pero seguimos en combate. Así me resume una vieja amistad en Cuba el panorama que se siente en estos días en La Habana.

Cotidianamente recibo mensajes de amistades que me escriben esperando oir algo nuevo, pidiéndome una foto de la primera nieve, o de las luces conque los ciudadanos de este país en que vivo, Canadá, adornan sus hogares esperando la Navidad.

No me lo dicen explícitamente, pero intuyo el ansia de vivir una vida menos asfixiada por la política que se escurre hasta las mismas intimidades del hogar cubano. Después de todo, no hace una eternidad que estoy viviendo en este hermoso país, y conozco de muy cerca las necesidades, carencias, y el tormento de salir al mercado sin encontrar un tomate ni un mísero plátano. Lo sufrí en carne propia.

Los gobernantes de mi país de origen se han pasado 50 años pidiendo sacrificios, hablando de guerras inexistentes, clamando con cifras y frases elocuentes la culpabilidad de un imperio en donde sus ciudadanos adornan sus casas esperando la navidad, y los niños destapan sus regalos en una fiesta de familia.

Los niños cubanos no conocen eso. Las fantasias la expulsaron del país por disidente, contrarrevolucionaria y agente de la CIA. Los reyes magos no pueden cabalgar por Cuba porque sus gobernantes legislaron su identidad imperial, enemiga ideológica de la clase obrera cubana.

Los que controlan Cuba desde sus sillones de espuma con mano de hierro desterraron la felicidad, la maravilla del milagro de Cristo y acuñaron una martirología comunista en la que nadie hoy cree.

Mientras las navidades se acercan están estos padres cubanos, que hoy me escriben, desesperados por encontrar un tomate o un plátano en un país profundamente agrícola. ¿Adonde se fueron esos artículos agropecuarios de nuestra comida cotidiana de siempre? ¿Qué tendrán sus hijos el Día de Navidad a la mesa?

Esas son las preguntas mudas que mis amistades me lanzan por correos furtivos. Cuba es ese barquito que naufraga desesperado contra la ola infantil de colores.

El barco se hundirá… alguna vez. La pregunta es, ¿cuantas vidas costará que ese barco se hunda?

Sunday, December 19, 2010

Sordos, ciegos y mudos

Cuba => Sordos Ciegos y Mudos

¿Donde quiere buscar los errores la vieja gobernatura de Cuba?

¿Cuantas veces vamos a oir hablar de errores y de rectificación de errores desde las alturas císmicas de un gobierno que ha establecido la represión al que ha intentado apuntar con su dedo donde están esos errores?

Resulta de un cinismo abrumador que los que detentan el poder en la isla estén hablando de rectificar errores cuando por más de 50 años han sido ellos los que han destruido todos los cimientos de esa sociedad.

Destruyeron todas las instituciones democráticas para implantar un monólogo y enmudecer al país. Destruyeron todos los medios de expresión ciudadeana para implantar una prensa ciega, que solo repite viejas consignas. Destruyeron todos los canales de expresión del ciudadano de a pie para instalar la más cruda represión a quien se atreve a opinar.

Cuba es hoy un país mudo, ciego y sordo. Y ahora se nos cae el hermano del máximo líder con llamaditos desesperados a erradicar los errores. Este personaje tiene la memoria corta, padece del alzheimer o es el tipo mas cínico que conoce el planeta.

¿Quién se lanzó a todos los tipos de aventuras en el campo de la producción agro-industrial en Cuba? El hermano del general.

¿Quién destruyó todas las instituciones al estilo soviético, que antes habia instalado en Cuba, cuando se le interpuso en sus planes aventureros? El hermano del general.

¿Quién rompió cada plan quinquenal, cada normativa económica y social previamente establecida por él mismo? El hermano del general.

Es un ejercicio de cinismo mayúsculo que ahora se nos presente este general para llamar a erradicar los errores cometidos por algunos. Deberia preguntarse él mismo: ¿por quién?

Y la respuesta no hay que esperarla de muy lejos. Que mire a su lado, a esa silla vacía del parlamento, esa es por 52 años la generadora unidireccional de todos los errores cubanos acaecidos.

Por lo demás, ya lo sabemos todos. El parlamento cubano es un sitio donde un ejército de máscaras sobreviven mudas, ciegas y sordas oyendo los discursitos reformadores de estos viejos camaleones.

Saturday, December 18, 2010

Una isla envejecida

El Socialismo que se va de Cuba

¿Donde están las nuevas generaciones de dirigentes cubanos?

¿Donde están los jóvenes que son el reemplazo de esta vieja generación de generales que no quieren entregar el poder?

¿Donde están las figuras políticas que encauzarán la causa del “socialismo” cubano que perece?

¿Donde está el “hombre nuevo” muchas veces prometido y nunca encontrado en esa Cuba?

El programa político que presentó Castro en la década del 60 y que sirvio de modelo para exportar a todas partes del mundo ha fracasado. La nueva generación no busca un futuro en la isla. Los jóvenes se marchan, las propias estadísticas de ese gobierno no lo pueden ya ni esconder y recientemente han dicho que la población envejece.

Envejece porque los jóvenes no quieren tener hijos en la isla para maltratarlos con un futuro gris, oscuro, de hambre. Envejece porque los jóvenes se marchan, se van. Cuba se esta desangrando de la sangre joven que no quiere hacerse cargo del país, porque lo considera una causa perdida.

¿De quién es la culpa de este desastre social? ¿También tendremos que escuchar las idioteces macondianas sobre el embargo, bloqueo y agentes de la CIA detrás del desastre social en Cuba?

Más de medio siglo de miseria, desastres económicos y política intrusionista en la vida privada han hecho de la juventud una generación excéptica de emprender un futuro político dentro del país. Ya nadie cree en políticos, políticas y causas sociales.

La ironía es que, buscando crear “el hombre nuevo”, han creado el hombre viejo que desprecia involucrarse en la vida político-económica de su país.

¿A quién dejara esta generación de viejos a cargo de Cuba? ¿Será Cuba la Corea del Norte, pasándole la herencia de miseria a hijos y nietos de la generalocracia cubana?

¿Es esto lo que le espera a las nuevas generaciones de cubanos?

Friday, December 17, 2010

Máscaras

mascaras

Un enorme plenario de máscaras se reune en La Habana para aprobar cada palabra, cada gesto, cada indicación de los que gobiernan a la isla.

Nadie pregunta, nadie discute, nadie tan siquiera hace el mas mínimo gesto para pedir explicación por alguna cifra desconocida (si la mencionan en ese largo texto de 32 páginas que repartieron desde el palacio de los generales).

La sociedad cubana es una larga hilera de máscaras haciendo pantomimas en la televisión. Levantando automaticamente sus manos ante cada ley, atentamente dirigida por una presidencia de más de 52 años. Todos temen hablar, nadie tiene el más mínimo coraje de levantar una mano en un gesto tímido de independencia ciudadana.

El parlamento de Cuba no habla, solo oye. No emite un mínimo murmullo tímido de cuestionamiento, solo escucha. No legisla críticamente nada, consiente como una simple marioneta en manos de los generales que dirigen el país.

Detrás de esos asientos, de esas máscaras que automaticamente levantan su mano, un ejército de cubanos arrastra una vida doblemente callada. A la vista pública la máscara socialista aprueba y combate furiosamente con las “ideas revolucionarias del líder”.

Detrás, en lo oculto y privado de sus casas, murmullan rabiosamente la impotencia de lo absurdo algunos, otros disfrutan un bolsillo amancebado de dólares con sus cartas ciudadanas de trovadores y artistas comprados. Una gran oficialidad rumia, impotente, pero se calla y espera el largo camino del líder hacia la muerte.

En el palacio en el que todos legislan pero nadie gobierna, la gran masa de máscaras aplaude y sumisamente baja la cabeza.

En el palacio en el que sólo dos comandan, las decisiones ya están firmadas, escritas y aprobadas de antemano. Allí nadie duda de aprobaciones de diputados ni de preguntas incómodas. Solo esperan la futil comedia de un parlamento monotemático y gris, en el que nadie dialoga y todos usan sus públicas máscaras.

Mientras, Cuba fallece… lentamente, esperando el final de la comedia.

Wednesday, December 15, 2010

Jornada cotidiana de cinismo

Cinismo en la red

¿Cuantas veces el gobierno de Cuba no ha faltado a su palabra, cambiado de dirección a la vuelta del dedo castrista y roto protocolos e incumplido compromisos internacionales?

¿Cuantas veces el dictador ha dicho diego donde dijo digo y ha dado marcha atrás palabras públicas y documentos firmados por la generalocracia cubana?

La jornada diaria de los que gobiernan en La Habana es un desandar de caminos anteriormente prometidos y comprometidos. Con cinismo los que ahora claman por WikiLeaks, acusan de represión el encarcelamiento de Assange y proclaman a los cuatro vientos la nueva enciclopedia “no-colonialista” cubana olvidan los 52 años que han estado tergiversando sus propias palabras, ocultando sus propias tropelias en America Latina y su intromisión mafiosa en cuanto conflicto internacional haya existido.

¿Qué van a mostrar en la “enciclopedia no-colonialista”? ¿Acaso explicarán cuantos billones de esa deuda que tienen con la extinta Unión Soviética se uso para financiar los movimientos terroristas en America?

¿Van a presentar como el gobernante en semi-retiro ha gastado en todos estos años en cuanto proyecto loco se le haya ocurrido en la economía?

¿Van a publicar las extrañas muertes ocurridas en los despachos oficiales de la alta jerarquia comunista o de algunos de los más allegados a esa generatura?

El cinismo rodea estos personajes oscuros que señalan con el dedo a otros, pero ocultan con mendacidad sus propios problemas al mundo. El cubano de la calle ha vivido esas transiciones extrañas de dirigentes en altos puestos devenidos figuras fantasmagóricas, que desaparecen de la noche a la mañana, mientras en el cuartel del periódico GRANMA hacen pedacitos la historia de esos mismos que antes eran adulados en sus páginas.

La proyección pública, la vida privada y el diario acontecer de los que ayer y hoy se mueven en los palacios donde se toman las decisiones en Cuba, tienen el mismo hereditario comportamiento. Es como si fuera una enfermedad transmitida burocraticamente por el centro del poder castrista.

Se transfiere de padres a hijos, como el caso de Mariela Castro al decir que “a los cubanos no hay quien los calle”. Típica rata amaestrada por muy buenos maestros en el histriónico acontecer del cinismo mediático.

Pero se transfiere también de “caídos en desgracias”, como Perez Roque, a nuevos y futuros candidatos al sacrificio socialista conque los altos miembros de la gerantocracia castrista agradecen el fruto de su cotidiana labor, como Bruno Rodriguez.

Y de esa piramide de poder, se entiende como un pulpo la influencia del cinismo a todas las instituciones oficiales de Cuba. Atrapados en ellas, los cubanos sufren doblemente: por la hipocrecia social de sus lideres máximos, y por la cadena de cinismo que se transmite de institución a institución, burocratizada en leyes y manuscritos, o a simple voz, para que no la puedan publicar en el nuevo engendro publicitario de Cuba.

Monday, December 13, 2010

El silencio de los corderos

Poster de El silencio de los corderos¿Cuantos cubanos que vivimos fuera de Cuba nos interesa nuestro país, más allá de la referencia geografica y afectiva?

¿Cuantos de esos 2 millones de cubanos que se pasean por el mundo libre, exhibiendo su pasaporte de ciudadano del mundo, ingresan a la red de redes y aportan un pensamiento libre como contribución a su patria?

¿Cuantos de esos que viajan a la isla a encontrar sus familiares retornan y contribuyen con un granito de información al mundo, abriendo un blog, emitiendo una opinión en un sitio en internet o abriendo una cuenta en Twitter y Facebook?

¿Cuantos de los cubanos que vivimos fuera de Cuba emitimos nuestra opinión, abiertamente y sin mascaras, en las redes sociales?

Dejémonos de oportunismo cívico e hipócritas justificaciones. El gobierno de Castro se ha mantenido en el poder por más de 50 años porque ha tenido un pueblo blando, una emigración débil y dividida y un sistema de represión en la isla que ha secuestrado hasta al ciudadano libre, nosotros, emigrados de Cuba, viviendo en plena democracia y teniendo en nuestras manos los medios para ayudar a que ese régimen termine.

Nos quejamos de que el extranjero utilice nuestro suelo como simple sombrilla turística y admire playas, mujeres y viejas construcciones coloniales. ¿Cuantos de nosotros hemos hecho algo para cambiar esa imagen en los medios publicitarios?

¿Por qué no ha habido una campaña pagada por los exiliados en los medios masivos de comunicación para mostrar la verdadera Cuba?

Día a día los nativos de las naciones donde vivimos, Canadá, Estados Unidos, España y tantos otros, reciclan las típicas imágenes de baratijas que todos sabemos es la foto turiítica del régimen para atraer dólares.

Pregunto: ¿Por qué no sacamos e inundamos internet de las imágenes reales de Cuba? ¿Por qué si somos tantos hay tan pocos sitios de internet reflejando nuestras visitas a Cuba?

No hace falta ser un genio de la lampara, licenciado en Ciencias de la Computación o Filólogos para crear un blog, entrar en Twitter y dejar una opinión, o abrir una cuenta en Facebook y poner una foto. Solo me resta agregar un detalle: si conocoe el lenguaje del nativo en el país que vive, hágalo en la lengua de ese futuro turista a Cuba.

El valor de la imagen es aplastantemente abrumador como para callar los 50 años de mitos, mentiras y consignas castristas.

No hacerlo, continuar callados y en el anonimato, dejar que nos sigan poniendo miserablemente el sello del apartheit cubano en nuestro pasaporte por las autoridades que necesitan nuestro dinero, pero nos desprecian, es seguir pagando el tributo diario del silencio de los corderos… al matadero.

Sunday, December 12, 2010

Soledades

Sailors - Humberto Castro

¿A cuantos cubanos el gobierno de Cuba no les ha negado su entrada a su país de origen?

¿Cuantos cubanos hoy no callan su nombre, ocultan su identidad y temen poner un rostro en las redes sociales, mientras gritan sus verdades por Twitter para que el gobierno de Castro no les cierre las puertas?

Mucho más curioso y significativo, ¿cuantos de esos que se dedican a gritar contra los bloggers cubanos independientes ocultan su rostro, y se niegan a ofrecer una imagen en Twitter?

¿Falta de identidad personal? ¿Temor por el futuro incierto de la Cuba en los próximos años? ¿Hipocrecia social?

Los cubanos vivimos una situación de soledad jurídica cosmopolita dondequiera que habitemos. Los de afuera muchos temen sacar a luz su identidad por temor a represalias contra sus familias en Cuba, o no poder entrar en las premisas cubanas. De los de adentro no hay mucho que hablar, ya todo se sabe.

Cuba es un país donde las garantias jurídicas no existen, el sistema judicial es una prostituta en manos del estado castrista y el gobierno se comporta como el proxeneta vulgar, que le roba el dinero a sus meretrices.

Día a día la tirania de los Castro le lleva su expediente a cada ciudadano que atreve a levantar su voz por algún derecho. Unas veces lo deja sin trabajo, otras veces le roba el título de graduacion al profesional en cualquier sector de la vida del país, y como alternativa final le cierra las puertas a la salida del hombre que no quiso ajustarse a los cánones sociales del castrismo.

Los cubanos somos como esos marineros de Humberto Castro, con las balsas a cuestas navegando a un rumbo incierto, sin identidad que mostrar, con el rostro apagado para evitar el cierre de nuestras puertas de entradas en Cuba.

Los de adentro de Cuba están en la desesperada misión de encontrar esa barca que ya nosotros navegamos. Ellos no hablan, no tiran la primera piedra, ni intentan levantar la voz. Todos están a la espera de la caida inevitable o del pasaporte al mundo civilizado, donde las garantias jurídicas le permitan recobrar su rostro, el nombre que sus padres le dieron al nacimiento y la vida natural que desesperadamente cada día pierden en Cuba.

Cuba es un país aislado en sí mismo, no por muros ajenos, no por mares naturales, no por potencias imperiales, por la voluntad tiránica de un par de nombres que han creado la soledad como el estado natural de la vida para el cubano.

Saturday, December 11, 2010

En las redes del poder: el dilema de Marinetti y Silvio Rodriguez

Portada del Manifiesto Futurista de Marinetti

La historia de los movimientos sociales devenidos dictaduras son curiosas. Si comparamos la historia de Italia en los años 20 y 30 con la historia de Cuba en los últimos 50 años la conclusión puede ser que no hay nada que la asemeje, más allá de que ambas constituyeron una dictadura. La última lo sigue siendo, por cierto.

En los 20 y 30’s Italia estaba dominada por un dictador caricaturezco llamado Mussolini. La Cuba desde el 59 ha estado bajo las garras de un dictador ilustrado: Fidel Castro. Ambos, sin embargo, trataron de lograr lo que nunca una dictadura ha podido construir, y no por no haberlo desesperadamente intentado: crear una cultura supina del estado totalitario.

Las figuras artísticas en el caso italiano y en el cubano son tambien disímiles, pero curiosamente sus historias personales son tan cercanas siendo tan lejanas su geografía, su tiempo historico, e incluso su realización cultural que la mera comparación produce el pasmo.

La Italia de Mussolini centró su curso cultural en un poeta llamado Filippo Tommaso Marinetti, el muy olvidado creador del Futurismo dentro de la poesía y el arte de entonces. La Cuba de Castro, de una forma más exitosa, sin embargo, ha logrado amancebar mejor a su figura emblemática: Silvio Rodriguez.

Los dos poetas crearon una obra de rompimiento con los cánones usuales del momento. Marinetti le cantó a la violencia, luchó furiosamente como enemigo de la iglesia católica y gritó enardecidamente por el nacionalismo italiano. El Silvio Rodriguez hizo composiciones picasseanas contra Castro y los cazadores de brujas en las artes en Cuba, le cantó a la libertad de espíritu, incluso a Cristo cuando hacerlo era convertirse en víctima propicia para la hoguera castrista, y el mismo se encontró como víctima en uno de los barcos veleros cubanos de pesca navegando por el mundo para sacarlo de circulación de la isla. Por lo seguro, ya el “no se acuerda” de esos tiempos.

Al final de la vida, sin embargo, Marinetti y Silvio Rodriguez recorrieron el mismo caminito muchas veces recorrido por los amancebados por los dictadores. Marinetti, a pesar de su encendido nacionalismo, nunca dejo de ser una figura cosmopolita universal, que estudió en Egipto y Francia y vio sus primeros versos impresos en Paris. Viajó por el mundo como ningún otro en aquella época para promover su movimiento cultural y político: el Futurismo. Se convirtió en académico a pesar de sus vehementes condenas de sus inicios a la Academia. Promovió el arte religioso e incluso se reconcilió con la iglesia católica. Increible, ¿no? Pero falta. Hasta en los actos más elementales de su individualidad este hombre se traicionó a sí mismo: se casó a pesar de su condenación pública del matrimonio. Es para morirse de la risa.

Por Dios, ¿no nos recuerda esto a todos al señor Silvio Rodriguez?

Quien ayer hacia canciones como Ojala, Sueño con Serpientes y hoy le balbucea canciones a Castro. Que ayer era embarcado y encerrado en el buque pesquero Playa Girón y hoy viaja por todo el mundo para promover sus discos. Que ayer criticaba ferozmente los censores culturales en Cuba y hoy critica los Grammy de la Academia Norteamericana de la Música, quizás porque no ha podido embolsillarse más dólares en sus bolsillos.

Cualquier similitud con Marinetti no es pura coincidencia. Las dictaduras no generan libertad, y el arte vive de la libertad y la disidencia. Dos cuestiones totalmente enemigas una de otra.

Al final de toda la historia. Los dos personajes de marras han sido también víctimas de las redes de poder en sus dos países, lo que no les ha quitado el sueño para recoger el dinero cosechado por su perruna adulonería.

Friday, December 10, 2010

Ladies in White stormed Havana, Cuba

The "Ladies in White", a group made up of family members of Cuban imprisoned dissidents, took part in a protest march in Havana December 10, 2010. The women were marching to demand the release of the political prisoners remaining in Cuban jails, including 11 who have been imprisoned since a 2003 government crackdown.

Thursday, December 9, 2010

Politicamente incorrecto

autofagia Porque soy politicamente incorrecto es por lo que soy persona, ser pensante con individualidad y diferencias, ciudadano de opinión y universalmente puntual. De otra forma devendría ese pionerito que en Cuba repite automaticamente ser como el Che y por el comunismo. Una célula parasitaria y robotizante diseñada para repetir consignas y palabras, una entidad social destinada a su autofagia natural.

Ninguna sociedad es monolítica, ningún sistema político genera una lineal manera de pensar y opinar. Porque se opina es porque se existe: en principios y disidencias.

No puede haber democracia donde hay opresión, aún de la mayoría sobre una minoría, o de toda la sociedad completa sobre un individuo. La verdadera base de la democracia humana es la igualdad general de condición, y esta no puede establecer cánones ideológicos, principios de comportamiento filosóficos y politicos, corrección unilateral de pensamiento.

Desde niño apreciamos de manera diferente los colores, el respeto y la integridad. Y esos valores crecen y cambian en mil fragmentos distintos que no reconocen uniformidad ni monoteísmo. Hasta el mismo Dios nos hace diferentes, para ser seres humanos.

Las sociedades que intentan, inútilmente, monopolizar opiniones, filosofías y credos se levantan sobre cimientos artificiales. El individuo humano como ser excepcional es único e individual en su creacion y crecimiento, de otra forma se convertiría en un simple número en la lista anatómica del genero vivo.

La historia ha demostrado que las sociedades basadas en esos conceptos han destruido los pilares de la humanidad, la singularidad del ser humano como entidad viviente y han alcanzado los más profundos abismos de desigualdad, injusticia y opresión para al final colapsar, como todo lo que por esencia se aparta de su origen natural

La colectividad de un organismo social no puede atentar contra la individualidad del hombre como ser humano. Como bien dijo alguna vez Oscar Wilde: “un hombre que no piensa en sí mismo no piensa en nada”.

No solamente es equivocado pensar que la sociedad en su conjunto está por encima del individuo, es un crimen, un atropello de lesa humanidad. Llevarlo a cabo es una aberración política y una traición a la esencia divina del hombre. Algo muy típico de los tiranos ilustres y los dictadores ilustrados. Intentar convertir al individuo social en una masa uniforme, homogénea, indistinguible para después aplastarla, enmudecerla y aherrojarla a sus caprichos individuales.

Ese dictador, de izquierda o derecha, intelectualoide o vulgarizante, refinado o burdo, en esencia se ha realizado como ser humano individual precisamente sometiendo una nación al dedo índice de su mano. Ha hecho lo que Wilde nos dijo: pensar en si mismo.

Obedecerlo, venerarlo con admiración supina y adular con ignorancia su realización como individuo es cometer, en el final de los caminos, el peor crimen que la humanidad en su conjunto puede cometer en nombre de los derechos del hombre.

Wednesday, December 8, 2010

El precio del cubano

precio del cubano

Después de más de 10 años esperando en el corredor de la muerte en Cuba, los salvadoreños Otto Rene Rodriguez Llerena y Raul Ernesto Cruz vieron conmutada la pena de muerte por una condena de 30 años de cárcel.

La tiranía castrista, cuyo sistema judicial está sometido al sistema político del país, esperó más de 10 años el momento propicio para realizar el gesto de “buena voluntad” de conmutar la muerte ante el hacha del verdugo por la máxima estancia en carcel a estos dos ciudadanos extranjeros.

La ironía de todo este carnaval con los presuntos autores de la cadena de bombas en los hoteles y sitios turísticos de La Habana que, vale agregar, le costó la vida a un turista italiano, es precisamente que ocurre cuando las relaciones entre el régimen fraticida de Castro y el del Salvador se restablecen oficialmente. No es para sorprenderse, ni tampoco para ver en todo esto los “gestos reformistas” de la “administración raulista”, aunque algún “idiota útil” lo pueda cacarear por algun rincón de internet, o lo lleguemos a escuchar en alguno de los sitios del castrismo en las redes sociales.

Nada nuevo ha sucedido, y si mucho de viejo y del siempre discriminatorio vejamen que las autoridades cubanas cometen con su propio pueblo. Resulta que ciudadanos extranjeros que cometieron evidentemente actos terroristas, si aun se puede creer en la veracidad de los organismos investigativos castristas, hoy obtienen un salvoconducto a la vida.

Más de diez años estuvieron esperando el proceso de apelación estos dos salvadoreños. Me pregunto, ¿cómo es posible entonces que los tres simples ciudadanos cubanos que en abril del 2003 secuestraron una lancha y trataron de irse para Miami fueran enjuiciados, condenados y fusilados en 3 días?

¿Es que el hacha del verdugo castrista es diferente para los extranjeros que para los cubanos? ¿Es que los jueces que revisaron las condenas de los salvadoreños tienen otro código penal criminal? ¿Es que existen procedimientos diferentes para ciudadanos extranjeros y los cubanos de a pie? ¿Es que el sistema judicial discrimina por nacionalidad, pertenencia política y social? ¿Es que los procedimientos judiciales son diferentes en Cuba para negros que para blancos?

No se puede dejar de olvidar que los tres ciudadanos cubanos que fueron enjuiciados, condenados y fusilados en esos 3 días del 2003, después de haber cometido su delito, eran pobres ciudadanos negros, sin ninguna filiación ideológica ni pertenencia al partido único que existe en Cuba. No eran extranjeros ni eran blancos como estos salvadoreños, y no eran fichas en el cruel juego político en mano de los dictadores castristas.

Esos tres ciudadanos, cuyos nombres son:

  • Jose Luis Martínez Isaac
  • Lorenzo Enrique Copello Castillo
  • Barbaro Leodán Sevilla Garcia

Esos tres ciudadanos simples de Cuba, de raza negra, solo secuestraron una lancha, no hirieron ni mataron a nadie, y no ofrecieron resistencia cuando fueron atrapados. Nadie resultó herido de esa acción. Pero fueron en 3 días fusilados, en lo que a todas luces y en toda sociedad civilizada constituye un crimen.

Los agoreros del castrismo, sus voceros y las cabezas pensantes de esa tirania presentarán documentos diciendo que eran antisociales, lumpen y delincuentes. Todo eso ya es un guión muy bien conocido de ese régimen, siempre lo aplican. Pero lo que nadie puede argumentar razonablemente y con un mínimo de decoro y verguenza es el hecho de que en 3 miserables días no existe sistema judicial humano digno que administre imparcialmente justicia.

¿Es acaso ese el precio que tenemos todos los cubanos en nuestro país? ¿Ser simple ofrenda sangrienta ante los dioses del olimpo castrista cuando nos salimos de la línea oficial de conducta? ¿Puede alguien con decoro y dignidad explicar este repugnante crimen?

Para aquellos que siempre buscan justificaciones irrisorias para los grandes y pequeños crimenes del castrismo en Cuba quisiera recordarle unas extraordinaria palabras de Tolkien, en El Señor de los Anillos:

“Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures en dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos”

No hay nada más que agregar a esas palabras.

Sunday, December 5, 2010

El sargento literario Retamar

titere

Hay seres humanos que se orillan a lo mas bajo y ruín de su condición de hombres. A esa pertenece el sargento literario Roberto Fernandez Retamar.

Este poeta, ensayista y escritor cubano pasó por encima de cabezas y pensamientos libres para convertirse en el funcionario de dedo, designado por el régimen de La Habana, para batir intelectuales rebeldes a la causa castrista en Cuba.

En los sesenta y setenta firmó cuanta carta amonestadora el caudillo le asignó a su lista de deberes para con la “revolución cultural” que el castrismo se asignó en America. No hubo nombre que se salvara de su pluma de sargento. Ni comunistas como Pablo Neruda, a quien redactó una carta a la que después dedicó una búsqueda desesperada de firmas en el mundo literario de Cuba, ni Vargas LLosa, ni Jorge Luis Borges, ni el muy cuidadoso Cortazar. El sargento Retamar estaba siempre bien atento a las indicaciones de Castro.

Es precisamente Vargas LLosa quien brinda el mejor retrato de Retamar en una muy conocida carta al sargento de marras:

“Mi adhesión a Cuba es muy profunda, pero no es ni será la de un incondicional que hace suyas de manera automática todas las posiciones adoptadas en todos los asuntos por el poder revolucionario. Ese género de adhesión, que incluso en un funcionario me parece lastimosa, es inconcebible en un escritor, porque, como tú lo sabes, un escritor que renuncia a pensar por su cuenta, a disentir y opinar en alta voz ya no es un escritor sino un ventrílocuo.”

Funcionario devenido en sargento literario y transformado en ventrilocuo, como mismo muy bien lo define Vargas LLosa, Retamar no ha dejado de firmar cartas ignominiosas durante todos estos años. Aún no muy lejos en la memoria está su firma de apoyo al crimen cometido por Castro un 11 de Abril del 2003 contra tres ciudadanos cubanos que no hirieron a nadie, y a los cuales toda la intelectualidad con verguenza trató de salvar.

Curiosamente, este señor no dejó de rondar a los grandes escritores a los que denunció como un acto de contrición bovina, y como un verdadero reconocimiento a su hipocresía y sumisión ante el tirano. Entrevistó delicadamente a Borges, participó como un jurado en un concurso con el nombre de Pablo Neruda en Chile y, evidentemente, ahora quiere hacerse el gracioso con Vargas LLosa, cuando declara su aspiración por un Premio Nobel para la Cuba de Castro.

¿Es que esta pensando en sí mismo como Premio Nobel? Dios nos ampare si este engendro literario multicabeza invade Oslo, comenzará haciendo cartas y firmando como todo muy servil sargento a los que le aparezcan en la mirilla a los Castro.

Ironías de la vida. Todos aquellos a los que trató de condenar con su venenosa firma, hoy gozan de mejor vida literaria, mejor memoria histórica y mayor reconocimiento a su persona y a sus libros. ¿Donde quedará el señor Retamar entonces?

Escondido en cualquier rincón de la casa intelectual cubana, sin premios que reclamar, sin memoria que recordar, sin nombre. Un simple sargento segundón literario, eso es lo que es.

Saturday, December 4, 2010

WikiLeaks y Cuba

wikileaks

Desde que Julian Assange sacó a la luz los más de 250 mil documentos sobre la diplomacia norteamericana en el mundo los medios de prensa, twitter e internet se ha visto inundados de información sobre los 4 puntos cardinales de nuestro planeta.

La administración norteamericana ha condenado el intento de “transparencia” manipulada que Assande ha provocado con estas revelaciones. Porque es una transparencia manipulada, no en la información que ofrece, que es a todas luces real, sobre todo teniendo en cuenta la reacción desesperada de la presidencia Obama por detenerla. Es manipulada porque solo ofrece una mirada a los documentos de los Estados Unidos sobre el mundo y en el mundo. Mi pregunta, si es que vale la pena llover sobre lo mojado, ¿por qué Wikileaks solo ofrece la visión sobre America? ¿Por qué no sobre Irán, Venezuela y Cuba, verdaderos vehículos sobre todo tipo de terrorismo contra las democracias en el mundo?

Ahí esta la manipulación de la transparencia de Assange: ofrecer solo la visión unidireccional sobre lo que ocurre en el mundo. Así que, esa frase categórica de WikiLeaks:

“We help you safely get the truth out”

Es decir, “le ayudamos a sacar la verdad de manera segura” solo se debe interpretar como “sobre los Estados Unidos”. Lo que hay detrás del señor Assange es solo una guerrita personal contra la administración norteamericana, y eso es evidente. Lo contrario hubiera provocado que el señor Assande se hubiera ofrecido para sacar información de los paises donde los gobiernos castigan con la muerte a los que se atreven a sacar información útil, dígase esos tres gobiernos que acabé de mencionar: Cuba, Irán y Venezuela.

¿Es que el sr Assande no le interesa nuestro tercer mundo? ¿Es también una víctima de la visión colonialista que muchos del primer mundo tienen sobre el tercero, y especialmente sobre Cuba? ¿O es sencillamente de esos “idiotas útiles” que solo castigan a los amigos de la democracia sacando sus trapos sucios, y nunca levantan la voz contra los victimarios de nuestros pueblos?

Sin embargo, pese a todo el escándalo que la administración y los paises de occidente han hecho del tema, la verdad está lejos de esa “prioritaria denuncia” contra Estados Unidos. WikiLeaks realmente lo que demuestra es que esas 2000 páginas dedicadas a Cuba, y las casi 3 mil dedicadas a Venezuela dejan muy mal parados a esos regímenes militares.

Y es esa la razón por la cual el gobierno de Cuba no muestra los cables sobre sus menciones en los documentos que Assande “filtró” en WikiLeaks en ninguna de su prensa ni en ninguna de las voces de sus voceros, que solo se cansan de decir: muestren lo que saca WikiLeaks en su sitio y no en El País.

Bueno, señores, muéstrenlo en Cuba, ¿qué les cuesta? Toda la prensa cubana de allá es de ustedes, todos los voceros que persiguen a los opositores en Cuba tienen cuenta en Twitter? ¿Por qué no sacan los documentos originales sobre Cuba en GRANMA?

La respuesta es sencilla. Están faltos de argumentos para refutarlos, y entonces los callan y reciclan los mismos que pueden poner un ojo negro a los Estados Unidos. Tampoco muestran los de Venezuela ni los de Irán, por aquello de que “el enemigo de tu enemigo es mi amigo”. Es la teoría que toda la vida Castro ha utilizado para asociarse con cuanto criminal y terrorista en este mundo que “luche” contra los Estados Unidos. No olvidar que en ese país, Cuba, y amparado por sus dueños monárquicos, muchos norteamericanos prófugos de la justicia viven a salvo (mientras no son un muy útil trofeo en manos de la dictadura, que al final los serán).

No se pueden olvidar las lecciones que la historia de la dictadura ha ofrecido al mundo: hoy lanzan gritos utilizando WikiLeaks, que ha realizado una labor de espionaje, mañana lo condenarán cuando ya el coro de voces les moleste.

Un detalle final. Si WikiLeaks hubiera ofrecido uno de los tantos documentos intercambiados entre las FARC y Cuba a traves de “filtraciones” de las embajadas y organismos oficiales de ese régimen, ya todos estos voceros tendrían una griteria bien orquestada por todo el mundo, catalogando a Assange de espía de Estados Unidos, agente de la CIA y terrorista. Y toda la claque de “idiotas útiles” estaríanle haciendole coro.

Esas son las reglas de los Castros, y eso es lo que se puede sacar en claro de WikiLeaks en relación con Cuba. Pasará la marea de los “cablegates” y al final se verá que, lejos de acusar a los Estados Unidos, a quienes acusan son a las satrapías del mundo, como las de Cuba, Venezuela e Irán.

Thursday, December 2, 2010

Se solicita islita para acabar con ella

Fidel Castro

Graduado de la Universidad de La Habana como abogado, sin ejercer pero con largas horas de vuelo hablando cualquier tontería, desde ollas arroceras hasta como el modelo de Cuba, que no funciona ni para nosotros mismos, puede funcionar para Venezuela.

En el 53 hablé de democracia, elecciones libres y prensa independiente. Pero me equivoqué y en el 59 rectifiqué y me puse de Primer Ministro permanente, pasando primero por darle una patada al presidente de la República porque este no quería robarle unas tierritas a los que la tenían. Ahora mi amiguito, huguito, también lo hace allá en Venezuela.

En 1961 logré que los rusos pusieran unos coheticos aquí, y en Octubre los mande de vuelta a casa porque resultaron muy blanditos. También tiré unos tiritos cuando ya los que se metieron por Girón los habiamos metido en cintura. Ahí aproveché para hablar de lo bueno que es tener socialismo para siempre.

Después segui siendo Primer Ministro. Total, a nadie le importó que no hubiera elecciones. En el 70 se me ocurrió que podiamos sembrar el país de caña y hacer la zafra de los 10 millones. También me equivoqué. Pero resolví este error hace unos añitos quitando esos centralitos que no me dieron el azúcar entonces. Total, es mejor comprarla. Tenemos un burro en Venezuela que nos regala el petróleo para comprarla.

Después Garcia Marquez me hizo leer “El señor de los Anillos” y se me ocurrió hacer uno alrededor de La Habana. Pero parece que esto solo funciona con la Reina Isabel. Pero no importa, yo me desquité a finales de los ochenta inventando los campamentos agrícolas donde estaba el anillo. Tampoco funcionó.

Entonces me dio por hablar de generadores de electricidad, bombillos ahorrantes (no arrojantes, esos me lo tiraron cuando fui a Brasil… ah, no, aquello fue un huevo), refrigeradores chinos y ollas arroceras. Los chinos son muy buenos vendedores, nos vendieron las ollas. Hay un pequeño problemita: no compramos los suplementos para repararlas. Pero no importa, todo sea por el socialismo, la revolución y la bandera.

Se acuerdan de aquel discursito cuando Batista donde dije que tendríamos elecciones. Bueno, ahora tenemos elecciones también con un solo partido. Es lo más democrático del mundo, siempre me eligen a mi y cuando yo no estoy le digo a mi hermano que lo haga. Total, ya no tengo ni que coger lucha, me siento en la sillita de ruedas y escribo tres paginitas que después los bobos de la CNN me publican.

Ahora solo tengo un problema y es que la dentadura ya no me funciona bien y no puedo hablar mucho por televisión, pero como hablé, carajo. No me quitan lo bailao, señores. Habrán oído bastante de mi en las Naciones Unidas, con mis amigos de las FARC y ahora con mi buen alumno chavito. Tengo otros por ahí por el sur, alrededor de Venezuela, pero esos son un poco retardados. El nica me salió un poco tonto.

Ahora lo único malo que tengo es que estoy viejo, ya nadie me da un kilo para afeitarme la barba con Gillete y hasta la marca Seiko se olvidó de mi. Así que lo único que me queda es hablar bastante bobería a ver si me sacan todos los días por el Nuevo Herald.

De todas formas, si encuentran otra islita por ahi para destruir, no se olviden de mi. Yo tengo un buen Resume en eso. Es lo único que he hecho en mi vida.

Bie,

firma

Nota final: ¿Donde están mis 10 dólares, Roosevelt?

Wednesday, December 1, 2010

La coherencia de la incoherencia liberal

michael moore

Solo unos días atrás Wikileaks publicó más de 250 mil documentos secretos del gobierno norteamericano, en un intento de lo que su autor dice querer:

“…reveals the contradictions between the USA’s public persona and what it says behind closed doors.”

Es decir, querer revelar las contradicciones entre la persona pública que es USA y lo que ocurre a puertas cerradas en ese país.

Es curioso como los intelectuales liberales del mundo democrático eligen escupir a esos mismos gobiernos en nombre de la libertad ciudadana a la libre información, en vez de denunciar y ayudar a los defensores de los derechos humanos en sociedades totalitarias como Cuba, Irán, Corea del Norte y ultimamente Venezuela.

Me pregunto. ¿Por qué sacar a la luz los documentos de Estados Unidos, que incontables veces le ha tendido la mano a los luchadores por la libertad de los pueblos bajo las dictaduras? ¿Por qué no orientar ese esfuerzo a obtener los documentos secretos que el gobierno de Cuba tiene sobre sus manejos en Venezuela?

¿Por qué no orientar ese esfuerzo a la información que debe existir sobre los intentos de Irán de armarse de un ojiva nuclear? ¿Por qué no documentar el financiamiento de Chavez a las FARC? ¿Por qué no ir a documentos que demuestren la injerencia de Cuba desde el 1959 hasta la fecha en toda latinoamerica, financiando, repartiendo armas, albergando terroristas y prófugos de la justicia norteamericana?

Lo más curioso de toda esta operación de blanqueado es que los liberales que hacen estas maniobras escogen apuntar a sociedades libres, gobiernos democraticamente electos. Artistas, intelectuales, Premios Nobel, cuanto liberal campea por España, Estados Unidos y la Suráfrica blanca le dan su visita al mocarca castrista en La Habana, o al payaso sentado en el trono de oro de Caracas. Pero acto seguido retornan a sus poco modestas casitas en Hollywood, Los Angeles, Madrid o El Cabo. Algunos hasta van a pasear por la alfombra roja de Hollywood para recoger su Oscar en la Academia Americana.

Una necesaria aclaración. Su pensamiento liberal se detiene en el punto en que toca el dinero. Ah, no, ahí lo que funciona es pleno capitalismo salvaje. Sus cuentas bien engrosaditas en bancos americanos o suizos. El discurso liberal es para los pueblos que sufren a Castro, Chavez y el hijo del quincuagésimo arribado al trono de Pyongyang.

Los liberales de las metrópolis del mundo libre son coherentes solo en su incoherencia liberal. Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago. Eso parece decir Michael Moore en sus pequeñas diatribas antiamericanas y anticapitalistas en Hollywood.

Me pregunto. Si es tan anticapitalista, ¿por qué tanto recorrer la alfombra roja de Hollywood en los Oscares? ¿Por qué no deposita lo que tiene en sus arcas personales en su banco en las manos de Chavez o Castro que tanto admira?

¿Por qué estos liberales son tan coherentemente incoherentes que no logran demostrar su discurso público con su vida personal e individual? ¿Les duele mucho el dinero?

Personalmente estoy interesado en lo que Wikileaks ofrece sobre América. Pero yo quiero que ese mismo sistema se aplique a mi pais, Cuba, a la dictadura sentada en La Habana. Al orangután mediático de Chavez y a todas y cada una de las sociedades totalitarias que pueblan este planeta.

Pidamosles a estos liberales que sean coherentes en su pensamiento y en su proyección personal, y destierren la incoherencia que pudre su lengua y su hipocrecia.