Saturday, December 4, 2010

WikiLeaks y Cuba

wikileaks

Desde que Julian Assange sacó a la luz los más de 250 mil documentos sobre la diplomacia norteamericana en el mundo los medios de prensa, twitter e internet se ha visto inundados de información sobre los 4 puntos cardinales de nuestro planeta.

La administración norteamericana ha condenado el intento de “transparencia” manipulada que Assande ha provocado con estas revelaciones. Porque es una transparencia manipulada, no en la información que ofrece, que es a todas luces real, sobre todo teniendo en cuenta la reacción desesperada de la presidencia Obama por detenerla. Es manipulada porque solo ofrece una mirada a los documentos de los Estados Unidos sobre el mundo y en el mundo. Mi pregunta, si es que vale la pena llover sobre lo mojado, ¿por qué Wikileaks solo ofrece la visión sobre America? ¿Por qué no sobre Irán, Venezuela y Cuba, verdaderos vehículos sobre todo tipo de terrorismo contra las democracias en el mundo?

Ahí esta la manipulación de la transparencia de Assange: ofrecer solo la visión unidireccional sobre lo que ocurre en el mundo. Así que, esa frase categórica de WikiLeaks:

“We help you safely get the truth out”

Es decir, “le ayudamos a sacar la verdad de manera segura” solo se debe interpretar como “sobre los Estados Unidos”. Lo que hay detrás del señor Assange es solo una guerrita personal contra la administración norteamericana, y eso es evidente. Lo contrario hubiera provocado que el señor Assande se hubiera ofrecido para sacar información de los paises donde los gobiernos castigan con la muerte a los que se atreven a sacar información útil, dígase esos tres gobiernos que acabé de mencionar: Cuba, Irán y Venezuela.

¿Es que el sr Assande no le interesa nuestro tercer mundo? ¿Es también una víctima de la visión colonialista que muchos del primer mundo tienen sobre el tercero, y especialmente sobre Cuba? ¿O es sencillamente de esos “idiotas útiles” que solo castigan a los amigos de la democracia sacando sus trapos sucios, y nunca levantan la voz contra los victimarios de nuestros pueblos?

Sin embargo, pese a todo el escándalo que la administración y los paises de occidente han hecho del tema, la verdad está lejos de esa “prioritaria denuncia” contra Estados Unidos. WikiLeaks realmente lo que demuestra es que esas 2000 páginas dedicadas a Cuba, y las casi 3 mil dedicadas a Venezuela dejan muy mal parados a esos regímenes militares.

Y es esa la razón por la cual el gobierno de Cuba no muestra los cables sobre sus menciones en los documentos que Assande “filtró” en WikiLeaks en ninguna de su prensa ni en ninguna de las voces de sus voceros, que solo se cansan de decir: muestren lo que saca WikiLeaks en su sitio y no en El País.

Bueno, señores, muéstrenlo en Cuba, ¿qué les cuesta? Toda la prensa cubana de allá es de ustedes, todos los voceros que persiguen a los opositores en Cuba tienen cuenta en Twitter? ¿Por qué no sacan los documentos originales sobre Cuba en GRANMA?

La respuesta es sencilla. Están faltos de argumentos para refutarlos, y entonces los callan y reciclan los mismos que pueden poner un ojo negro a los Estados Unidos. Tampoco muestran los de Venezuela ni los de Irán, por aquello de que “el enemigo de tu enemigo es mi amigo”. Es la teoría que toda la vida Castro ha utilizado para asociarse con cuanto criminal y terrorista en este mundo que “luche” contra los Estados Unidos. No olvidar que en ese país, Cuba, y amparado por sus dueños monárquicos, muchos norteamericanos prófugos de la justicia viven a salvo (mientras no son un muy útil trofeo en manos de la dictadura, que al final los serán).

No se pueden olvidar las lecciones que la historia de la dictadura ha ofrecido al mundo: hoy lanzan gritos utilizando WikiLeaks, que ha realizado una labor de espionaje, mañana lo condenarán cuando ya el coro de voces les moleste.

Un detalle final. Si WikiLeaks hubiera ofrecido uno de los tantos documentos intercambiados entre las FARC y Cuba a traves de “filtraciones” de las embajadas y organismos oficiales de ese régimen, ya todos estos voceros tendrían una griteria bien orquestada por todo el mundo, catalogando a Assange de espía de Estados Unidos, agente de la CIA y terrorista. Y toda la claque de “idiotas útiles” estaríanle haciendole coro.

Esas son las reglas de los Castros, y eso es lo que se puede sacar en claro de WikiLeaks en relación con Cuba. Pasará la marea de los “cablegates” y al final se verá que, lejos de acusar a los Estados Unidos, a quienes acusan son a las satrapías del mundo, como las de Cuba, Venezuela e Irán.

0 comments: