Monday, December 27, 2010

Las mentiras útiles

Tic tac para los espias útiles

El reloj está dando sus últimos tic tacs para los espías del gobierno de Cuba. La desesperación abre las puertas a las verdades, y los “muros” que parecían no se derrumbaban hoy empiezan a caer en pedazos.

Resulta irónico como el tiempo, la misma vida y el decursar de los acontecimientos destapa la caja de mentiras del gobierno de Cuba. Ahora uno de sus espías “ilustres” acaba de confesar, en una apelación desesperada a su condena, de que las avionetas de Hermanos al Rescate cayeron en el mar, y que él no sabía qué acción iba ha hacer el gobierno cubano al respecto.

Las mentiras son como la pata coja esa del cienpies, siempre claquea en un tono distinto y se reconoce su sonido distintivo en la distancia. En realidad, visto desde la objetividad, no hay nada nuevo en las mentiras de los cinco espías y del gobierno cubano. Todo es un libreto hartamente utilizado por ese gobierno.

¿Se puede olvidar las incuestionables contradicciones acerca de la muerte de Camilo Cienfuegos, uno de los comandantes de esa “revolución” de Castro?

¿Se puede olvidar aquel concierto de títeres durante la Causa Numero 1 de 1989 cuando el concierto de generales habló de los lucros y la vida suave del general Ochoa? ¿Y ellos qué? Todo el mundo sabe en Cuba que los generales le colocan sus casas a sus mujeres, queridas y cuanto familiar se le arrima.

¿Se puede olvidar el silencio sobre las muertes de figuras tan prominentes dentro de la historia reciente de Cuba como la de Osvaldo Dorticos y de Haydee Santamaria?

Se dijo se habian suicidado. ¿Bajo qué circunstancias y cómo? La prensa que tanto vociferaba años atras por estos 5 espías nunca ha averiguado ni mostrado los hechos que rodean esas muertes. ¿Por qué?

Hoy vemos que uno de los cinco espías “útiles” de Castro se “separa” del discurso de La Habana. ¿Es que ya aquellos lo lanzaron al abandono?

No pasara mucho para oir de esos que vociferan en la prensa oficialista que el tipejo fue presionado, torturado y obligado. Ya nada es nuevo en esos laureles. Y pronto se oirá hablar de los “4 héroes” y el quinto pasará a la nueva vida de “traidor”.

Ya nada es nuevo en los terrenos movedizos de esa dictadura. La ola sube y baja y se lleva la arena, descubriendo la evidencia de las piedras y la escoria. Y el reloj dá su claro tic tac depredador sobre las mentiras útiles de esa monarquia militar en Cuba.

0 comments: