Wednesday, December 1, 2010

La coherencia de la incoherencia liberal

michael moore

Solo unos días atrás Wikileaks publicó más de 250 mil documentos secretos del gobierno norteamericano, en un intento de lo que su autor dice querer:

“…reveals the contradictions between the USA’s public persona and what it says behind closed doors.”

Es decir, querer revelar las contradicciones entre la persona pública que es USA y lo que ocurre a puertas cerradas en ese país.

Es curioso como los intelectuales liberales del mundo democrático eligen escupir a esos mismos gobiernos en nombre de la libertad ciudadana a la libre información, en vez de denunciar y ayudar a los defensores de los derechos humanos en sociedades totalitarias como Cuba, Irán, Corea del Norte y ultimamente Venezuela.

Me pregunto. ¿Por qué sacar a la luz los documentos de Estados Unidos, que incontables veces le ha tendido la mano a los luchadores por la libertad de los pueblos bajo las dictaduras? ¿Por qué no orientar ese esfuerzo a obtener los documentos secretos que el gobierno de Cuba tiene sobre sus manejos en Venezuela?

¿Por qué no orientar ese esfuerzo a la información que debe existir sobre los intentos de Irán de armarse de un ojiva nuclear? ¿Por qué no documentar el financiamiento de Chavez a las FARC? ¿Por qué no ir a documentos que demuestren la injerencia de Cuba desde el 1959 hasta la fecha en toda latinoamerica, financiando, repartiendo armas, albergando terroristas y prófugos de la justicia norteamericana?

Lo más curioso de toda esta operación de blanqueado es que los liberales que hacen estas maniobras escogen apuntar a sociedades libres, gobiernos democraticamente electos. Artistas, intelectuales, Premios Nobel, cuanto liberal campea por España, Estados Unidos y la Suráfrica blanca le dan su visita al mocarca castrista en La Habana, o al payaso sentado en el trono de oro de Caracas. Pero acto seguido retornan a sus poco modestas casitas en Hollywood, Los Angeles, Madrid o El Cabo. Algunos hasta van a pasear por la alfombra roja de Hollywood para recoger su Oscar en la Academia Americana.

Una necesaria aclaración. Su pensamiento liberal se detiene en el punto en que toca el dinero. Ah, no, ahí lo que funciona es pleno capitalismo salvaje. Sus cuentas bien engrosaditas en bancos americanos o suizos. El discurso liberal es para los pueblos que sufren a Castro, Chavez y el hijo del quincuagésimo arribado al trono de Pyongyang.

Los liberales de las metrópolis del mundo libre son coherentes solo en su incoherencia liberal. Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago. Eso parece decir Michael Moore en sus pequeñas diatribas antiamericanas y anticapitalistas en Hollywood.

Me pregunto. Si es tan anticapitalista, ¿por qué tanto recorrer la alfombra roja de Hollywood en los Oscares? ¿Por qué no deposita lo que tiene en sus arcas personales en su banco en las manos de Chavez o Castro que tanto admira?

¿Por qué estos liberales son tan coherentemente incoherentes que no logran demostrar su discurso público con su vida personal e individual? ¿Les duele mucho el dinero?

Personalmente estoy interesado en lo que Wikileaks ofrece sobre América. Pero yo quiero que ese mismo sistema se aplique a mi pais, Cuba, a la dictadura sentada en La Habana. Al orangután mediático de Chavez y a todas y cada una de las sociedades totalitarias que pueblan este planeta.

Pidamosles a estos liberales que sean coherentes en su pensamiento y en su proyección personal, y destierren la incoherencia que pudre su lengua y su hipocrecia.

0 comments: