Friday, December 31, 2010

Año Nuevo, Vida Nueva.

Little sad clown, by Myra Evans

Es fin de año, y como todos, sacamos cuenta de como ha transcurrido en nuestras vidas el año que hoy termina. Los proyectos cumplidos, las pequeñas caídas en el camino, derrotas y tropiezos y las cotidianas victorias personales que nos acompañan, y nos hacen la vida más llevadera y feliz.

2010 está ya casi en su fin, y comienza un nuevo año.

Hagámonos el propósito de sembrar en cada uno de nosotros el deseo de lograr la diferencia: con nuestra actitud cotidiana, con el espíritu renovado de vivir intensamente la vida, honesta y apasionadamente, de nunca cerrar los ojos ante el dolor y la desesperanza del que, a nuestro alrededor, nos acompaña silenciosamente, casi ignorado, por nuestra jornada por los años.

No cuesta nada agradecer el gesto cotidiano de saludo, secar una lágrima ajena, consolar al vecino o al que necesita una palabra amable y buena. Amar nuesta familia con la intensidad de un día nuevo. Despreciar al vil, al que hiere la virtud, al que niega la libertad y la diferencia de cada individuo en cada rincón de este planeta azul.

Hagámonos el firme propósito de levantar nuestra voz, cada día, por los que no lo pueden hacer: porque están en la carcel, o en algún oscuro lugar donde decir una verdad cuesta la vida, la seguridad cotidiana y la lágrima de algún niño.

Recordemos a los que ya no están con nosotros. Al padre o la madre que perdimos y que vive intensamente en nuestro recuerdo. Y también recordemos al niño que algún día fuimos y no debemos dejar morir nunca.

El año termina y para muchos no hay nuevo año. Es el mismo arrastrar lacerante de sus vidas en lugares donde se prohibe la opinión, se enmudece el pensamiento y se condena la diferencia. Para ellos no hay año nuevo.

Hagamos virtud, sembremos esperanza y digamos siempre que habrá algún nuevo día… hasta en el más oscuro rincón de este planeta.

La vida vale vivirla… con virtud y con propósito. Hagámonos el firme propósito de vivirla intensamente por el interés universal de repartir la paz donde no la hay, borrar la injusticia donde impera el crimen y sembrar el amor donde la muerte es la sombra cotidiana de cada ciudadano.

El año 2010 termina, comencemos el 2011 diciéndole sí a la vida y sí a la victoria del derecho universal humano a la plena igualdad a la diferencia.

0 comments: