Monday, October 25, 2010

¿Que se puede negociar con una dictadura?

mentira Esa es la pregunta que los centros de poder de Europa Occidental deben hacerse cada momento que uno de sus representantes en la Union Europea analice y aborde la situacion de Cuba.

Por 50 años y un poquito mas, Occidente ha tratado de cambiar el inmovilismo de la dictadura en Cuba. Las politicas han sido diversas, pero en lo fundamental, la politica de Europa y Canada se ha opuesto irreversiblemente a la politica norteamericana de embargo. Europa ha jugado un papel ambiguo, especialmente con el conturbenio de los gobiernos socialistas en España, quienes han sido siempre aliados y complices de Castro. Especialmente, el ultimo gobierno español ha sido el vocero europeo de la dictadura.

En America la situacion no ha sido muy distinta tampoco. El embargo economico norteamericano ha sido como un juego de malabares en la politica hacia La Habana de las mas de 9 administraciones que han pasado por la Casa Blanca, mientras el inquilino de La Habana sigue sentado en su trono romano. Tanto democratas como republicanos han malabareado con el tema de Cuba, pero han hecho muy poco para avanzar la agenda. Fundamentalmente, porque a pesar de las politicas de embargo y de las leyes impuestas para que al fin haya democracia en Cuba, los gobiernos norteamericanos de ambos partidos han sido muy poco coherentes.

Por su parte, el gobierno canadiense desde Trudov ha sido el Caballo de Troya de la politica occidental hacia Castro. De acuerdo a la politica oficial del gobierno de Canada, detallada en su website:

Canada’s approach is to engage with all elements of Cuban society, including both government and civil society, with the objective of advancing democratic values and a liberalization of the economy”

Es lo que se conoce bajo el gobierno de los primeros ministros canadienses como “engagement”. La pregunta es: ¿cual ha sido el “engagement” con la sociedad civil cubana y cual ha sido con la dictadura de Castro?

Con la sociedad civil cubana: Ninguno.

Con Castro: abrir negocios, invadir un sitio donde las manos norteamericanas no pueden tocar, enviar millones de canadienses en invierno a tomar sol y buscar mulatas. Nada mas.

Por eso, cuando oigo las palabras de la flamante nueva Ministra de Asuntos Exteriores de España, Trinidad Jimenez, me echo a reir y me lamento a la misma vez, porque a pesar de tantos años jugando malabares con el señor Castro, todavia hay ingenuos, malintencionados y tontos que siguen soñando con “negociar” con la tirania hereditaria caribeña.

¿Es que alguien puede pensar que se puede negociar con un dictador? ¿Es que estos señores de Europa y de Canada conocen lo que es una dictadura?

Para que no haya ningun equivoco les remito al diccionario:

DICTADURA. (Del lat. dictatura.) f. Dignidad y cargo de dictador. II Tiempo que dura el régimen de un dictador. II Gobierno ejercido al margen de las leyes constitucionales.

Nada mas claro, ¿no es asi? Entonces, señores de la Union Europea, ¿se puede negociar con un dictador, un gobierno ejercido al margen de las leyes constitucionales?

Mucho mas, ¿se puede negociar con un dictador como Castro?

No una, centenares de veces este zatrapa ha roto compromisos internacionales, acuerdos entre gobiernos y jefes de estado, ha roto protocolos y reglas honorables entre figuras politicas y gobiernos. ¿Acaso hay alguna duda? ¿Que ha pasado con las nacionalizaciones a las empresas extranjeras en La Habana en los 60? ¿Cuantas veces La Habana se ha cruzado de brazos y le ha dicho a empresarios y gobiernos de Europa y Canada no tengo dinero y ya? ¿Cuantas veces ha roto compromisos por una simple pataleta con la Union Europea?

Y en el campo de la honorabilidad. ¿Se acuerdan de la famosa conferencia de prensa de Castro en el Palacio de Convenciones cuando revelo su conversacion privada con el presidente de Mexico Fox?

Es con este individuo arrogante, histerico y narcisista con el que la Union Europea aun esta lidiando, aunque el hermanito este sentado en la silla presidencial de Cuba, como toda dictadura hereditaria. Y es en este contexto, y solo en el, en el que La Habana usa como rehenes a los presos politicos. Rehenes y carta de negociacion vergonzosa con los gobiernos democraticos del mundo libre. Con la divina intervencion del cardenal Ortega y la sonrisa castiza de España.

¿Es esto negociacion o sencillamente una burla al mas elemental sentido de la verguenza?

Nada, que mientras tengamos a politicos mediocres en Europa, primeros ministros actuando como voceros de tiranos en España y picaros recogedores de migajas en el gobierno canadiense, los cubanos no tendremos una ayuda real para que el pueblo de Cuba pueda echar de patadas al tirano Castro.

Es asi de sencillo.

0 comments: